Se construye en Sajalín la mayor plataforma petrolífera del mundo

Rosneft, ExxonMobil y otras se unen en el Extremo Oriente ruso. Fuente: ITAR-TASS

Rosneft, ExxonMobil y otras se unen en el Extremo Oriente ruso. Fuente: ITAR-TASS

En un yacimiento en el Extremo Oriente del proyecto Sajalín-1, el 27 de junio de 2014 se instaló la mayor plataforma extractora de petróleo de Rusia: su altura equivale a la de un edificio de 50 plantas. Los accionistas del proyecto son la empresa estadounidense ExxonMobil, la rusa Rosneft, la japonesa SODECO y la india ONGC.

En el Extremo Oriente de Rusia se ha puesto en marcha la plataforma Berkut del proyecto Sajalín-1, concretamente en el yacimiento conocido como Arkutun-Dagui. Según el servicio de prensa de Rosneft, la mayor petrolera del mundo, la longitud de la plataforma es de 105 metros, por 60 metros de ancho y 144 de alto, una altura que equivalente a la de un edificio de 50 plantas.

Durante la construcción, el transporte y el montaje de la plataforma, se han batido varios récords mundiales en el sector, según señala el servicio de prensa de Rosneft. El peso total de la plataforma, incluidos los cimientos, supera las 200.000 toneladas, la mayor construcción de este tipo del mundo.

Reservas de gas y petróleo en Rusia

Próximamente en la plataforma Berkut empezarán a funcionar los sistemas de prevención de incendios y comenzará a asentarse el módulo residencial. El inicio de la perforación está previsto para otoño de 2014, una vez finalicen las pruebas necesarias. La explotación de este yacimiento permitirá añadir a la extracción del proyecto Sajalín-1 hasta 4,5 millones de toneladas de petróleo anuales.

“La apertura de la plataforma extractora de petróleo es un importante acontecimiento, ya que es la mayor plataforma de Rusia y una de las plataformas más modernas del mundo desde el punto de vista tecnológico. Cuenta con una unidad de perforación diseñada en Rusia con una potencia sin igual en todo el mundo”, comenta Vasili Ujarski, analista macroeconómico de UFS IC.

Según el experto, el proyecto prevé el funcionamiento durante todo el año de la plataforma en las duras condiciones climáticas subárticas. En particular, en la plataforma Berkut se utiliza por primera vez un sistema de protección sísmica que permite resistir un terremoto de una magnitud de hasta 9 puntos sin interrumpir el trabajo.

Además, la plataforma no teme las bajas temperaturas y está diseñada para funcionar a una temperatura de 44 grados bajo cero, resistiría un tsunami de más de 18 metros de altura y la presión de una capa de hielo de dos metros de grosor.

La apertura de la plataforma estuvo dirigida por el presidente, Vladímir Putin: fue él quien ordenó la apertura de la primera plataforma rusa en el Ártico. Se trata del proyecto Prirazlomnaya, del gigante petrolero ruso Gazprom.

La plataforma Berkut es ya el segundo proyecto a gran escala en esta región. “Gracias a proyectos como la plataforma Berkut, podremos explotar unos yacimientos muy ricos en recursos pero de difícil acceso, así como crear nuevas plantas de producción y nuevos puestos de trabajo, reforzando el desarrollo socioeconómico de una región muy importante para el país: el Extremo Oriente”, declaraba el presidente ruso. 

Un proyecto de gran importancia

Según Dmitri Baránov, experto de Finam Management, el comienzo de la explotación de esta unidad es la prueba de que Rusia está ampliando su presencia en la plataforma continental del Ártico.

“La construcción y la explotación de esta plataforma también permitirá acelerar el desarrollo socioeconómico del Extremo Oriente, ya que al mismo tiempo se desarrollará una gran cantidad de infraestructura de soporte”, añade el experto. En particular, Sajalín-1 es el primer proyecto de una plataforma continental a gran escala realizado en Rusia mediante un acuerdo de división de la producción.

El petróleo se agotará dentro de 53 años

Por esta razón, se ha logrado atraer a varias compañías internacionales de gran relevancia al mismo tiempo. De este modo, un 30% de las acciones del proyecto pertenece a la estadounidense ExxonMobil, otro 30% a la japonesa SODECO, un 20% a la rusa Rosneft y otro 20% a la india ONGC.

En total, en el marco del proyecto Sajalín-1 se han extraído ya 64 millones de toneladas, aunque la extracción de petróleo en el proyecto se reduce continuamente. En 2014 podría caer en un 6% en comparación con el año anterior, hasta 6,6 millones de toneladas. Sin embargo, la extracción del yacimiento Arkutun-Dagui contribuirá a solucionar este problema. Según los cálculos de Rosneft, la extracción en el proyecto Sajalín-1 en 2018 superará los 10 millones de toneladas al año.

Lea más: Rosneft emitirá bonos por valor de 65.500 millones de dólares>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.