Rusia y China colaborarán en las tecnologías de geoposicionamiento

Fuente: Artiom Zhitinev / Ria Novosti

Fuente: Artiom Zhitinev / Ria Novosti

Acuerdo entre el vice primer ministro de la Federación Rusa, Dmitri Rogozin, y su colega chino, Van Yan, para desarrollar la colaboración en los sistemas Glonass y el Beidou.

En opinión de Dmitri Rogozin un sistema de navegación propio es muestra de la existencia de un gran Estado. Destacó además la importancia del acuerdo alcanzado entre el sistema Glonass y el sistema de navegación chino. 

"Vemos grandes perspectivas de colaboración entre el sistema Glonass y el chino Beidou, más aún cuando nuestro sistema está orientado en gran parte a las tierras del norte y el sistema chino a las del sur. Consiguiendo una mutua complementariedad podemos convertirnos en el competidor más importante y potente de cualquier sistema de navegación", explicó.

Rogozin señaló que, "teniendo en cuenta el acercamiento de Rusia y China, Occidente va a tener un competidor capaz de competir de igual a igual en precisión y otras características de los sistemas de navegación. "Nuestra misión es que los usuarios civiles tengan la supremacía".

Para Van Yan se trata de un paso importante no solo en la colaboración científico-tecnológica sino también un importante paso político.

Rogozin se refirió también a las perspectivas de la creación conjunta con China de una avión de ancho fuselaje y a las posibilidades de crear un consorcio conjunto así como a la creación de un nuevo helicóptero sobre la base del Mi-26.

Los expertos ya han valorado de forma positiva los acuerdos alcanzados entre Rusia y China durante Tejnoprom. "Estamos viendo que la cooperación con China se está desarrollando en las más distintas direcciones, entre las que se puede incluir perfectamente la espacial", comentó el miembro corresponsal de la Academia Espacial Rusa, Andréi Yonin. Al mismo tiempo describió a EE UU y la Unión Europea como "socios politizados y poco fiables".

"El programa espacial-militar de China se está desarrollando de forma muy dinámica. Tienen una industria trabajadora, unos inmensos recursos tecnológicos, equipos de constructores e ingenieros. Es un socio fiable y justo, por lo que el lugar que ocupemos en esta cooperación depende de nosotros", concluyó Yonin. 

Socios de Occidente

Rogozin también tocó el tema de la cooperación con los EE UU. El vice primer ministro expresó su esperanza de que para el 1 de septiembre de 2014 Rusia y Estados Unidos puedan llegar a un acuerdo sobre la distribución de los sistemas Glonass y GPS.

"Hemos llegado al acuerdo de que a partir del 1 de junio las estaciones de GPS en el territorio de la Federación Rusa serán modificadas para que no puedan utilizarse para fines militares", declaró Rogozin.

"Espero que nos escuchen no solo el departamento de navegación, sino sobre todo en Washington. Nuesto objetivo es que para el 1 de septiembre lleguemos a un completo entendimiento", dijo el vice primer ministro.

La sanción sobre las estaciones de los sistemas de navegación estadounidenses surgió como consecuencia de la negociación sobre la instalación de estaciones rusas análogas de Glonass en el territorio de EE UU. Rogozin, que amenazó a la NASA el mes pasado, volvió a recordarlo.

"Desde comienzos de los años 90 en Rusia hay 11 estaciones de GPS  y consideramos que teníamos derecho a esperar una instalación análoga en el territorio de los EE UU. Sin embargo nos hemos encontrado con una clara politización de la cuestión, se dijo que las estaciones rusas serían utilizadas por no sé qué espías", dijo Rogozin.

“Si a pesar de todo no conseguimos llegar a un acuerdo, nadie tendrá problemas de navegación ya que el sistema Glonass ya ha alcanzado altos niveles de funcionamiento”, afirmó.

Lea más: Dos sistemas de navegación frente a frente: GLONASS vs. GPS>>>