El propietario de Telegram tropieza con la misma piedra que Facebook

Fuente: Shutterstock / Legion-Media

Fuente: Shutterstock / Legion-Media

El fundador de la red social rusa VKontakte, Pável Dúrov, presentó una demanda en EEUU contra sus antiguos socios del proyecto y la fundación UCP. Les acusa de cometer extorsión y fraude con su cuota en el servicio de mensajería Telegram. Los expertos, remitiéndose al precedente de Facebook de 2004, predicen que Dúrov vencerá.

El pasado 30 de abril de 2014 Pável Dúrov y dos de sus empresas presentaron una demanda en el Tribunal de Distrito del Distrito Judicial Sur del Estado de Nueva York. Los acusados eran la fundación UCP (que posee el 48% de VKontakte) y su socio gerente, Iliá Scherbóvich, los socios de la fundación, Viktoria Lázareva y Yuri Kachuro, y los extrabajadores de VKontakte Iliá Perekopski y Axel Neff.

Pável Dúrov (Leningrado, 1984) es un emprendedor ruso y uno de los fundadores de VKontakte. En 2006 terminó filología inglesa y traducción en la Universidad Estatal de San Petersburgo. Antes recibió educación militar en San Petersburgo y se graduó con el título de teniente de reserva. Actualmente es un joven millonario con visiones anarco-capitalistas y vegetariano. El pasado abril fue despedido como director general de VKontakte, la mayor red social de Rusia. En su 27 cumpleaños donó un millón de dólares a Wikipedia.El año pasado realizó una oferta de trabajo a Edward Snowden.

El periódico ruso Védomosti informa que Dúrov describe en su demanda toda la historia de la creación y el desarrollo del sistema de mensajería, empezando por los requerimientos del FSB para que eliminara los grupos de protesta del 2011 que sirvieron de impulso para crear un medio de comunicación protegido.

Según las declaraciones de Dúrov, él mismo financió las empresas Digital Fortress, Telegram y Pictograph, aunque su propietario formal era Axel Neff quien, junto al exvicepresidente de VKontante Iliá Perekopski, se encargaba de las cuestiones organizativas. Durante los años 2012 y 2013 Perekopski y Neff obtuvieron de Dúrov 4,8 millones de dólares.

En marzo de 2014 Dúrov planeó trasladar Telegram a una estructura sin ánimo de lucro, pero entonces averiguó que Neff había cedido la posesión de sus empresas a la fundación UCP. De este modo sus antiguos socios habrían tratado de hacerse con el control del servicio de mensajería de forma ilegal.

Dúrov solicita al tribunal que se le compense por las pérdidas y se le reconozca a él como propietario legal de Telegram. Dúrov alega la ley norteamericana de crimen organizado que regula los casos de fraude y corrupción (RICO).

Los acusados, a su vez, culpan a Dúrov de haber abusado de su cargo y haber empleado recursos financieros y técnicos de la red social para crear el servicio de mensajería cuando ocupaba el puesto de director general de VKontakte. Por ese motivo insisten en que se compense el perjuicio financiero causado a la empresa VKontakte, y a su vez se  transfieran parcialmente a esta empresa los derechos de propiedad intelectual de Telegram.

En la demanda no se indica la cantidad en litigio. Sin embargo, se sabe que, en caso de que Dúrov venza, la ley RICO prevé que se triplique el total del pago por compensación, independientemente de su volumen.

Las opiniones de las partes

El socio de la fundación UCP Yuri Kachuro ha declarado a Védomosti que Neff tenía derecho a vender su parte de las empresas propietarias de Telegram. “Negamos categóricamente todas estas acusaciones inventadas y estamos dispuestos a continuar con el proceso penal contra Dúrov en los tribunales”, dijo. En una de las demandas de UCP se solicita el traspaso de Telegram a la empresa VKontakte.

La fundación USM de Alisher Usmánov, propietario del mayor paquete de VKontakte, ha declarado que UCP le propuso llegar a un acuerdo conjunto para incautarse de Telegram. Sin embargo, USM se negó a realizar una operación de este tipo, y declaró que arrebatar “productos de propiedad intelectual ajena” es amoral e ilegal.

“Los que quieren hacerse con el control de Telegram tienen los ojos velados por la enorme cantidad de dinero que Facebook se avino a pagar por WhatsApp, y consideran que la red social y el servicio de mensajería son competidores directos. Yo no lo creo. Lo que adquirió Facebook no fue la tecnología ni el competidor, sino principalmente su enorme público y el liderazgo en el mercado”, considera el miembro de los consejos de directores de Mail.Ru Group (que controla el 52% de VKontakte) y USM Holdings, Iván Streshinski.

“Telegram no es el líder del mercado y, por otra parte, se dirige al mercado occidental, mientras que VKontakte se dirige al público ruso. Además, si Telegram perteneciera a UCP, es poco probable que consiguiera reunir tanto público. Así que todo lo que hace UCP, desde el punto de vista de la lógica, me parece un sinsentido.

Por ahora los implicados directos del proceso, Perekopski, Neff y Dúrov, no han hecho comentarios sobre el caso. 

La opinión de los expertos

El abogado de New York IP litigation, Nick Wooldridge considera que en el caso de Dúrov concurren elementos similares a los que tuvo que enfrentarse el fundador de Facebook en 2004. Aunque para zanjar el caso Zuckerberg entregó una cantidad que no trascendió, son muchos los que consideran que fue él quien salió victorioso.

“Aquí intervienen dinámicas similares, y Dúrov debería ser capaz de reclamar una victoria parcial  –si no una victoria total– en su caso”, dice Nick Wooldridge.

La gente seguirá de cerca el caso de Dúrov a través de varias divisiones de la sociedad global –legal, técnica, etc. – y muchos se preguntan si el análogo ruso de Mark Zuckerberg saldrá victorioso o derrotado”, dice Arkadi Bukh, socio de Buck Law Firm.

El experto también ha añadido que es imposible predecir la influencia que la comunidad internacional ejercerá sobre este caso.

Bukh considera que los expedientes judiciales no son prometedores para Dúrov, y que no debería salir victorioso del tribunal. “No solamente se está enfrentando a un grupo fuerte de demandados, sino que posiblemente también lo esté haciendo con el propio gobierno ruso y Putin”, dice Arkadi Bukh.

Lea más: Cinco razones por las que Telegram es mejor que WhatsApp>>>