Sputnik.ru: el nuevo buscador creado por el Estado

El 22 de mayo en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, la empresa nacional rusa de telecomunicaciones Rostelekom presentó la versión Beta de su nuevo proyecto: el buscador Sputnik. Este nuevo portal todavía no se puede utilizar desde el extranjero. Según sus promotores, esperan que en los próximos cuatro años el Sputnik se sitúe entre los diez primeros recursos.

Sputnik está orientado al mercado ruso, donde tendrá que competir con gigantes como Yandex y Google, que copan más del 90% del mercado de los buscadores en el país. Sin embargo, como explicó a la redacción de RBTH el representante de Sputnik.ru, Dmitri Chistov, en la empresa no cuentan con que el buscador se convierta en una competencia directa de los demás participantes del mercado. La concepción es completamente distinta.

Actualmente los primeros 10 proyectos de la red rusa, según los datos de la empresa de encuestas TNS, son Yandex, Mail.ru, VKontakte, Google, YouTube, Odnoklassniki, Wikipedia, Avito, Facebook y LiveJournal. No se ha desvelado la inversión en el proyecto, pero fuentes de Védomosti en Rostelekom la han valorado en 20 millones de dólares.

La idea del Sputnik, en palabras de Basov, se resume en garantizar una prioridad de fuentes oficiales de información y una alta relevancia en general en las búsquedas relacionadas con la interacción entre la ciudadanía y las instituciones sociales. En Rostelekom consideran que “para el usuario es tan perjudicial la gran cantidad de información como la falta de información fidedigna”. Es una cuestión de ingeniería complicada, y por supuesto no hemos hecho más que comenzar a andar", dijo Basov a Védomosti. 

Servicios y monetarización

Además de un buscador propio, el portal da la posibilidad de acceder a varios servicios que ayudarán a los rusos a obtener información oficial, acceso a servicios estatales o a encontrar las instituciones públicas más cercanas, como un hospital, una escuela o una comisaría. También tendrán un rápido acceso a los servicios a través de un widget con los resultados de la búsqueda.

Rostelekom espera poder ver el Sputnik entre los diez primeros recursos de búsqueda de la red rusa en los primeros cuatro años, según señaló Basov. Los accionistas de Rostelekom también esperan que el proyecto sea rentable en breve. En opinión de Basov el buscador se monetizará mediante anuncios y obteniendo porcentajes de lo que se recaude de determinados servicios. Sin embargo, el inicio de la actividad comercial comenzará únicamente después de que el proyecto haya pasado de la fase Beta. En Rostelekom creen que la ausencia de anuncios debería atraer también un rápido crecimiento de su auditorio. 

Los padres del Sputnik

En la página de Sputnik se informa de que este proyecto comenzó en 2008 como un startup de un grupo de entusiastas amantes de los buscadores informáticos. En 2012 Rostelekom comenzó a invertir en el proyecto.

El diputado de la Duma estatal, el opositor Iliá Ponomarev, que estaba en contra del mismo, declaró anteriormente a RBTH que en el Kremlin habían comenzado a pensar en la idea de un buscador estatal tras el conflicto armado con Georgia en 2008. En su opinión, la administración del entonces presidente Dmitri Medvedev observó por primera vez con atención el modo en que los materiales de los medios de comunicación aparecían en las búsquedas y el impacto que esto tenía en la opinión pública.

A la pregunta de Védomosti sobre si el Sputnik se iba a utilizar como un recurso administrativo y se iba a instalar en la administración pública y en los colegios, Basov contestó que el proyecto está pensado para fines comerciales y que inicialmente los principales recursos del Sputnik son la inversión y las posibilidades de Rostelekom como empres y operador de telecomunicaciones nacional.

"Además de eso, el Sputnik está pensado para resolver importantes tareas para el gobierno. Lleva a cabo funciones sociales, todo tipo de apoyo del Estado en esta dirección será útil para el proyecto. Sin embargo, difícilmente podríamos hablar de un servicio impuesto a los usuarios", añadió Basov.

La revista especializada Roem.ru afirma que ahora mismo el Sputnik.ru no se puede abrir en el extranjero por cuestiones de seguridad, especialmente ataques DDoS. Como los botnet (ordenadores de ataque) se encuentran principalmente en el extranjero al cerrar el servicio a todos los usuarios en el extranjero (que además no son el público del proyecto), este problema queda resuelto. Aunque han afirmado que más adelante se podrá acceder a Sputnik.ru desde cualquier punto del mundo.

Redactado con material de Vedomosti, Forbes, RBC, Roem.ru y material propio.