“Quien propone renunciar a los recursos energéticos rusos, desconoce el mercado internacional”

Entrevista a Alexander Novak, ministro de Energía de Rusia. Fuente: Serguéi Kuksin / RG

Entrevista a Alexander Novak, ministro de Energía de Rusia. Fuente: Serguéi Kuksin / RG

El empeoramiento de las relaciones con los socios occidentales obliga a Rusia a buscar nuevos mercados en los que suministrar sus recursos energéticos. El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, ha explicado en una entrevista con RBTH cuáles son los mercados que pueden resultar interesantes para los suministradores rusos y qué pasos dará Rusia para encontrar una salida a la crisis energética en Ucrania.

Recientemente una delegación rusa ha viajado a China para firmar un acuerdo de suministro de gas ruso al mercado chino. ¿Se puede afirmar que este acuerdo ha sido fruto del enfriamiento de las relaciones entre Rusia y sus socios occidentales?

Las relaciones con China no tienen nada que ver con la situación en Europa, con China siempre hemos tenido una relación de estabilidad, tenemos multitud de comisiones intergubernamentales, incluyendo las que trabajan en el ámbito de la energía. Durante la visita programada a China se han firmado muchos acuerdos que confío que darán un impulso al ulterior desarrollo de las relaciones bilaterales.

¿Qué mercados son actualmente los más prometedores para la expansión de los suministros de recursos energéticos rusos?

Siempre hemos cumplido con los compromisos contractuales ante nuestros consumidores habituales, en primer término con la Unión Europea, y no pretendemos renunciar a ellos.

Aun así el ritmo de consumo crecerá ante todo en la región Asia-Pacífico, en países como China, la India, Japón, Corea del Sur, los estados insulares de la zona, etc. Estamos explotando yacimientos y estableciendo toda la infraestructura necesaria con el fin de satisfacer la demanda. Pero ante todo debo señalar que, a pesar de surjan nuevos proyectos, nuestras prioridades en el mercado europeo siguen siendo las mismas.

¿Ha percibido algún tipo de enfriamiento en la cooperación con los socios occidentales?

Por supuesto. Los políticos están ejerciendo una gran presión sobre las empresas norteamericanas y europeas que operan en Rusia. Pero esta presión no se aplica por motivos económicos, sino políticos. Las propias empresas dicen que la imposición de sanciones es contraproducente.

¿Considera que hay una alternativa viable a las empresas rusas que suministran gas a Europa? Y, en relación con esto, ¿qué opinión le merece el hecho de que EE UU haya ofrecido a Europa pasarse al suministro de gas estadounidense?

Esto son declaraciones infundadas. Sin los recursos energéticos rusos, Europa no podrá mantenerse por sí misma. Para que Europa pueda reducir nuestra cuota de suministros harán falta muchísimos años. Históricamente ha sido así: Rusia es rica en recursos naturales. Europa, no.

Además, en 2020 el total de la extracción de gas en Europa se habrá reducido en 100.000 millones de metros cúbicos, es decir, en un 20%. Cualquier tipo de reducción del suministro ruso se traducirá en un aumento de precios considerable. Así que si alguien propone renunciar a los recursos energéticos rusos es que conoce poco el funcionamiento de los mercados internacionales.

Nosotros estamos dispuestos a competir con cualquier productor que quiera suministrar recursos energéticos a Europa, pero por ahora no hay nadie que pueda ofrecer una alternativa a Rusia desde el punto de vista del precio.

Actualmente EE UU no tiene excedentes de gas, tampoco ha aprobado la legislación que debe regular su exportación, y además, en caso de que se efectúen suministros sistemáticos fuera de las fronteras, se corre el riesgo de experimentar una subida de precios en el mercado interior.

Es poco probable que alguien, incluyendo los suministradores estadounidenses, pueda subsidiar los precios del gas para Europa. Hay interés en reducir la cuota de suministros rusos, pero desde el punto de vista económico eso no es factible.

¿En qué fase están las negociaciones con Ucrania?

Actualmente se mantienen negociaciones con la Comisión Europea, al mismo tiempo que, desde marzo, Ucrania incumple los pagos por el gas. La situación sigue siendo tensa y esto nos preocupa, sobretodo en relación al pago de la deuda y las garantías de suministro de gas a través de territorio ucraniano.

A principios de mayo pasamos al sistema de prepago, pero el problema con la liquidación de la deuda tenemos que solucionarlo de forma conjunta con la Unión Europea que, entre otros, tiene que asumir su responsabilidad por lo que está ocurriendo en Ucrania porque ha respaldado los cambios políticos en este país.

En conjunto nuestra postura está meridianamente clara: Ucrania contrajo unas obligaciones mediante un contrato que se firmó hace cinco años, y tiene que cumplirlas.

¿Rusia cuenta con tecnología moderna en el ámbito de las energías alternativas?

Actualmente los paneles solares y los aerogeneradores están evolucionando de forma dinámica. Hace poco Rusia ha elaborado un sistema para satisfacer la demanda interna necesaria.

Este mercado está creciendo gracias a las subvenciones, pero estas no proceden de los presupuestos, son los propios  consumidores quienes pagan tarifas más altas por este tipo de energía.

Algunas plantas de energía solar están situadas en Crimea y este sector también está creciendo mucho en la región de Krasnodar y en Yakutia. En Kamchatka y las Islas Kuriles se están llevando a cabo proyectos de energía geotérmica. Pero, en cualquier caso, la proporción de las fuentes de energía renovables para el consumo no será elevada.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.