Jornada de puertas abiertas de las Fuerzas Aerotransportadas

Mostraron sus instalaciones y todos los interesados pudieron descubrir el modo de vida de los paracaidistas rusos. Fuente: Alexéi Malgavko / Ria Novosti

Mostraron sus instalaciones y todos los interesados pudieron descubrir el modo de vida de los paracaidistas rusos. Fuente: Alexéi Malgavko / Ria Novosti

El sábado pasado las Fuerzas Aerotransportadas e Rusia celebraron el Día de puertas abiertas.

Las jornadas tuvieron lugar en las plazas de las cuatro ciudades donde están desplegadas las divisiones de las Fuerzas Aerotransportadas de Pskov, Ivánovo, Tula y Novorrosiysk, así como en los barrios donde se encuentran los cuarteles de paracaidistas. Se instalaron tiendas de campaña donde se ha invitado a todos aquellos que estén interesados en entrar en el servicio de las fuerzas de paracaidismo.

Todos aquellos que quisieron, pudieron convertirse en paracaidistas profesionales, así como visitantes de los cuarteles además de hablar con especialistas de las Fuerzas Aerotransportadas: comandantes, psicólogos, médicos, fueron a los cuarteles donde pudieron recibir las normas de preparación física en la ciudad deportiva, conocer las condiciones de vida de los "boinas azules", el material militar y el armamento que utilizan o presenciar demostraciones de lucha cuerpo a cuerpo que realizaron los soldados.

Se les invitó a un rancho militar, pudieron fotografiarse con el uniforme de paracaidista, saltar con un paracaídas desde la torre de entrenamiento y, por supuesto, escuchar los relatos de las últimas maniobras y operaciones militares en las que participaron las unidades militares, como las de los Balcanes, el Cáucaso Norte o Crimea, donde fueron bautizados como la "gente amable". 

Según comunicaron las agencias de información, ese día, en los cuatro centros provinciales de Rusia, se enrolaron en el servicio de las Fuerzas Aerotransportadas alrededor de 700 jóvenes. Solo en Ivánovo hubo más de 150 personas. Después del casting profesional tan solo 130 firmaron un contrato, lo que supone más del 80% del total de los candidatos elegidos.

En las Fuerzas Aerotransportadas afirman que casi el 20% de los candidatos elegidos para las vacantes de soldados y sargentos tienen educación superior, un 19% formación profesional media, un 32% formación profesional básica, y alrededor de 29% educación general media. Más del 50% había servido anteriormente en las Fuerzas Aerotransportadas o en otras unidades especiales del Ministerio de Defensa de Rusia.

Según afirma el Estado Mayor de las Fuerzas Aerotransportadas, los paracaidistas no solo deben ser gente amable, fuertes físicamente y psicológicamente estables, sino que deben ser especialistas cualificados.  Es necesario además, manejar equipamiento militar complicado: aparatos de comunicaciones de alta frecuencia, sistemas de guía automática, saber utilizar y, en caso de necesidad, reparar todo tipo de equipamiento de desembarco, desde un vehículo militar de desembarco hasta un obús automotriz o aparatos no tripulados.

Por eso todos aquellos que entran en el servicio de las Fuerzas Aerotransportada por contrato tienen que pasar obligatoriamente por entre tres y diez meses de entrenamiento, dependiendo de la especialidad elegida. Una vez pasadas las pruebas de cualificación con éxito, pueden regresar a la unidad y entrar a suplir una vacante.

Grandes planes

El comandante de las Fuerzas Aerotransportadas de Rusia, el coronel general Vladímir Shamánov, que estuvo presente en el Día de puertas abiertas en Ivánovo, anunció que para 2020 las Fuerzas Aerotransportadas estratégicas y la flota de submarinos de la Armada de Rusia, deberían nutrirse en su totalidad de soldados profesionales. Este es el objetivo que pusieron a las Fuerzas Armadas el presidente del país Vladímir Putin y el ministro de defensa Serguéi Shoigú.

"Estoy convencido de que las Fuerzas Armadas de Rusia estarán compuestas, como mínimo en un 90%, de soldados profesionales, mientras que las fuerzas aerotransportadas, el RVSN y la flota submarina en un 100%", declaró Shamánov.

El general Shamánov comentó previamente al corresponsal de RBTH que en las Fuerzas Aerotransportadas más del 60% de los soldados son ya contratados. "Este año en las Fuerzas Aerotransportadas ya tendremos más de 25.000 soldados profesionales. En breve el problema del reclutamiento militar quedará resuelto", afirmó. En realidad hay toda una serie de divisiones y brigadas que ya prácticamente han pasado a nutrirse de soldados profesionales. El Ejército ruso se hace cada vez más profesional y, como dijo el general Shamánov, "más motivado para el servicio, más capaces y dispuestos a entrar en acción en las situaciones más complicadas".

El Ministerio de Defensa atrae a jóvenes para que entren en las filas de las Fuerzas Armadas no solo con ayuda de eventos bien organizados, sino también creando viviendas para los soldados, garantizándoles una vivienda de servicio y estableciendo una jornada laboral fija.

A las tareas de preparación militar se dedican diez horas: desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde. El resto del tiempo los soldados profesionales, si no están de uniforme o en maniobras, podrá estar con su familia.

Este enfoque de la organización del servicio militar y de las viviendas de los soldados profesionales en las Fuerzas Armadas rusas ya está dando sus frutos. Como afirman los órganos de contratación del Ministerio de Defensa, a día de hoy en la estructura militar del Ejército y la Flota, ya hay más de 237.000 soldados y sargentos profesionales. En los planes para 2014 se prevé atraer a más de 43.000 y para 2017 debería haber medio millón de soldados profesionales en el Ejército. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.