Rusia suspenderá el funcionamiento de GPS en su territorio

La medida entraría en vigor el 1 de junio, según el vice primer ministro Rogozin. Fuente: ITAR-TASS

La medida entraría en vigor el 1 de junio, según el vice primer ministro Rogozin. Fuente: ITAR-TASS

Según informan las agencias de información, el vice primer ministro de Rusia, Dmitri Rogozin, ha declarado que a partir del 1 de junio se suspenderá el funcionamiento de las 19 estaciones del sistema GPS estadounidenses en Rusia. Si el 31 de mayo las partes no alcanzan un acuerdo sobre la ubicación de las estaciones rusas Glonass en Estados Unidos, este servicio cesará por completo.

“A partir del 1 de junio Rusia suspenderá el funcionamiento de las estaciones norteamericanas que transmiten la señal de GPS”, declaró el vice primer ministro de la Federación de Rusia, Dmitri Rogozin. Éste recordó que la parte norteamericana interrumpió las negociaciones sobre la instalación en el territorio de Estados Unidos de estaciones de transmisión del sistema Glonass, mientras que en once sujetos federales están instaladas 19 estaciones de transmisión de señal GPS.

El Glonass es un sistema de localización desarrollado desde principios de los años 80, aunque no fue hasta 2007 que pudo estar operativo con garantías. Consta de 31 satélites que se mueven alrededor de la Tierra a una altitud de 19.100 km. El Ministerio de Defensa de Rusia está a cargo de este sistema. 

Según informa ITAR-TASS, a mediados de abril Rogozin, comentando la decisión de Estados Unidos de suspender la construcción de estaciones de calibración de señal Glonass en su territorio, ya declaraba que las acciones de sus colegas norteamericanos tenían motivaciones políticas.

“Dado que en los últimos meses no hemos conseguido ningún avance en las negociaciones para el alojamiento del sistema Glonass en el territorio de Estados Unidos, podemos suspender el funcionamiento de las estaciones GPS en el territorio de la Federación de Rusia a partir del 1 de junio.  Para tomar esta decisión tenemos tiempo hasta el 31 de mayo”, ha declarado Rogozin.

El vice primer ministro ha informado que para las negociaciones con la parte estadounidense ya se ha formado un grupo de trabajo, compuesto por representantes del Roscosmos, la Academia de las Ciencias y el Ministerio de Asuntos Exteriores.

“Estamos iniciando las negociaciones con los Estados Unidos y nos damos hasta el final de verano para encontrar una solución que permita restablecer una cooperación proporcional y paritaria entre GPS y Glonass”, dijo el funcionario ruso. Además subrayó que de no ser así “a partir del 1 de septiembre el funcionamiento de estas estaciones cesará por completo”.

Rogozin, con todo, ha asegurado que la suspensión del funcionamiento de las estaciones GPS en Rusia no influirá en la calidad de la señal recibida por los usuarios.  Sobre esto han informado en su cuenta de Twitter.

Como razones adicionales para la prohibición del uso de GPS han servido los ceses y las intermitencias del sistema ocurridos en los últimos días en el espacio aéreo de Ucrania. Rosaviatsia (la Agencia Federal Rusa de Transporte Aéreo) ha dirigido a las compañías aéreas la recomendación de que durante los vuelos sobre el país vecino no utilicen la navegación basada en la tecnología GPS, después de que se conociera de que en el cielo sobre territorio ucraniano cada vez se han registrado más casos de interrupción de funcionamiento de los sistemas de navegación GPS de a bordo en aviones civiles.

Según datos de la Organización de Aviación Civil Internacional, la pérdida de la señal GPS y de las señales GPWS (Sistema de Alerta de Proximidad con el suelo) aumenta la sobrecarga psicológica de los pilotos, obligándolos a verificar otros sistemas de aeronavegación, así como del resto de miembros de la tripulación.

Rogozin ha informado, además, que Rusia podría dejar de suministrar a Estados Unidos los motores de cohete NK-33 y RD-180 si se emplean en satélites de uso militar.

Cabe recordar que estos motores son un componente importante en el programa americano espacial. El contrato United Launch Alliance con la empresa ruso-norteamericana RD-Amros contaba con disponer en Estados Unidos de suministros para los próximos años de 36 motores de cohete RD-180 para los portadores Atlas-5, que desde 2002 utilizan para el lanzamiento de satélites comerciales y de satélites de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.