Maquetas hinchables para ocultar los misiles más modernos

Los complejos de misiles de tierra móviles Tópol-M y el más moderno Yars estarán protegidos del espionaje enemigo por los vehículos de ingeniería y camuflaje (MIOM por sus siglas en ruso).

Según ha informado el servicio de prensa de las tropas de misiles de designación estratégica en la región de Ivánovo, se han aprobado los nuevos procedimientos y métodos para ocultar los complejos de misiles.

"Hasta ahora, se cambiaba diariamente la posición de los complejos y las divisiones de ingenieros desplegaban, en las posiciones que habían abandonado, falsas divisiones utilizando vehículos de camuflaje", aclaró el ingeniero jefe del servicio de RVSN, el teniente coronel Guenrij Gaidukévich.

En su opinión, gracias a la introducción de este tipo de métodos para borrar las huellas de los movimientos del Yars, que se realiza principalmente en las horas de oscuridad, será imposible detectar la situación exacta de las estaciones de lanzamiento. Además de eso una de las etapas de pruebas preveía, al mismo tiempo, el despliegue de estaciones de lanzamiento hinchables.

Estas maquetas a tamaño natural de misiles, aviones, tanques y otro tipo de armamento, se pueden ver prácticamente en cualquier salón nacional o extranjero de material militar. Sirven para crear una ilusión de las posiciones militares. Y aunque el ojo humano puede distinguir entre una maqueta de goma, para los ojos tecnológicos instalados en los complejos de espionaje, incluidos los que están instalados en los aviones no tripulados, estos parecen naturales. En la construcción de estas maquetas se utilizan materiales especiales que engañan precisamente a esta visión artificial. 

Camuflaje, planificación y reconocimiento

Los vehículos de ingeniería son capaces no solo de ocultar los Tópol y los Yars de potenciales enemigos, sino que también pueden detectar para los equipos de reconocimiento de ingenieros, rutas de patrulla militar y posiciones de campo, valorando por ejemplo si el terreno es capaz o no de soportar el enorme peso de los complejos de misiles, o si es apto para su paso.

Si el terreno elegido para realizar un servicio militar dispone de poco espacio para el volumen del complejo entonces los vehículos de ingenieros lo pueden ampliar. Con la ayuda de este tipo de tecnología se realiza también la retirada de minas, la limpieza de caminos en una posición de campo y su planificación, así como la retirada de obstáculos.

Los MIOM se utilizan también para realizar tareas de camuflaje e imitación y también para determinar la capacidad de carga de los puentes de carretera.  Este complejo permite realizar exploraciones químicas y de radiación.

En 2014, siete de estos vehículos, que no tienen análogos en las Fuerzas Armadas de Rusia, entraron a formar parte de las formaciones de misiles de Novosibirsk y Taguil, que han sido rearmadas con los complejos de misiles Yars.

De acuerdo con el contrato estatal, las unidades de RVSN recibirán unos 50 vehículos de apoyo ingeniero y camuflaje, hasta 2020. Y las posiciones de los Yars se harán invisibles. 

Los más modernos, los menos visibles

El Yars es el sistema de misiles intercontinental más moderno, creado ya en este siglo sobre la base del famoso Tópol-M.

Los misiles son capaces de derribar objetivos a una distancia de hasta 12.000 km con una inclinación de tan solo 150 metros. Es capaz de despegar a través de la nube de una explosión nuclear y esquivar todos los sistemas existentes y en construcción de defensa antiaérea.

Puede llevar una carga bélica monobloque de alta potencia o seis cabezas bélicas separables equivalentes a 150 kilotoneladas de trinitrotolueno. Una división móvil de Yars está compuesta de tres estaciones de lanzamiento móviles análogas al Tópol-M y un punto de mando.

El Yars es el misil estratégico más moderno que existe en el mundo, con un enorme potencial de modernización además. La creación de este arma confirmó el alto potencial de la defensa rusa. Ahora los complejos de misiles móviles serán también los más secretos. 

 

Lanzamiento de prueba de un misil Tópol-M. Fuente: youtube / fotocubic

Artículo publicado originalmente en ruso en Rossíyskaya Gazeta.