Todos los detalles de la prueba del misil intercontinental RS-12M Tópol

El 4 de marzo las dotaciones militares de la RVSN (Tropas de misiles de designación estratégica por sus siglas en ruso) lanzaron desde el polígono de Kapustin Yar, en la región de Astracán, un misil intercontinental balístico RS-12M Tópol. Rusia Hoy intenta conocer los detalles de cómo y con qué fin se realizó dicho lanzamiento y qué relación tiene con la crisis en Ucrania.

La tarde del 4 de marzo el Ministerio de Defensa de Rusia comunicó que el misil balístico intercontinental RS-12M Tópol, lanzado desde el polígono Kapustin Yar, alcanzó con éxito el objetivo situado en el polígono de Sari-Shagan, en la república de Kazajistán. 

"El lanzamiento se ha realizado para poner a prueba los futuros equipos militares de los misiles balísticos intercontinentales", declaró el coronel Ígor Egorov, representante del departamento. 

El complejo RS-12M Tópol

cuenta con un misil balístico intercontinental de tres etapas de combustible sólido, equipado con medios para superar la defensa antimisiles. Se caracteriza por una alta vitalidad  gracias a su maniobrabilidad, dificultad de detección y el corto tiempo de preparación para el lanzamiento. La máxima longitud de vuelo del misil es de 10.500 kilómetros, el peso de lanzamiento es de 45 toneladas.

El misil, por supuesto, no llevaba carga nuclear. Los militares querían comprobar, sobre todo, cómo se comporta en el aire y la precisión con la que alcanza el objetivo en tierra su nuevo imitador. Su exterior es una copia idéntica de la cabeza de combate.

Los constructores y los militares estaban interesados en ver cómo responde el equipamiento a las órdenes de tierra, la precisión con la que transmite los parámetros de vuelo y en cómo cumple con el programa de pruebas. Y finalmente también quieren ver el grado de efectividad en caso de usarse en condiciones reales.

El comunicado oficial del Ministerio de Defensa afirma que el lanzamiento se realizó para el RVSN y la Flota de Guerra. Las tropas estratégicas se están equipando de forma activa con el complejo Yars: en los próximos años debería entrar en funcionamiento en cinco divisiones. El nuevo sistema ha sido desarrollado sobre la base del Tópol pero el resultado es mucho más potente.

El primer regimiento de Tópol entró en servicio el 23 de julio de 1985. Actualmente este complejo modernizado de misiles es la base de las unidades de RVSN.

En cuanto a la Flota de guerra, para los almirantes estas pruebas son importantes desde para valorar las posibilidades del nuevo complejo estratégico de submarinos Bulavá-30. El futuro equipamiento militar de sus misiles puede probarse también con ayuda del Tópol.

El portador también ha sido examinado en estos lanzamientos. Su periodo de utilización cada vez es mayor, ahora alcanza el cuarto de siglo. Cuando el periodo de utilización está a punto de cumplirse, se retira del servicio militar o se saca de los almacenes y se envía a estos lanzamientos Kapustin Yar o Plesetsk. De esta forma el antiguo portador ayuda a probar las nuevas cabezas de combate y ahorrar en medios reciclando misiles. 

Los lanzamientos del RVSN, se realizan desde dos plataformas, o bien desde Plesetsk hasta el polígono de Kura en Kamchatka o desde Kapustin Yar hasta Sari-Shagan. La elección depende de los objetivos que se hayan puesto los constructores y los generales. Si necesitan comprobar la efectividad del conjunto lo lanzan por la ruta larga hasta el polígono de extremo oriente.

Pero cuando trata de la aprobación de una nueva cabeza de combate es mucho más útil la plataforma de Astracán. En el Ministerio de Defensa afirman que Kapustin Yar es único por sus pistas de prueba y los complejos de mediciones del polígono.

De acuerdo con el Tratado de armas de ataque estratégico no se puede instalar nuevo equipamiento militar en portadores antiguos del tipo Tópol. De acuerdo con el tratado con los Estados Unidos los RS-12M en servicio no pueden tener la parte de la cabeza separada.

Pero tampoco está prohibido utilizar los portadores como simuladores para las pruebas de bloques militares de otros misiles, por lo que desde el punto de vista de las obligaciones internacionales Rusia ha respetado los tratados. 

¿Qué relación tiene con Ucrania?

Al mismo tiempo en internet aparecieron comunicados especulativos que decían que con la crisis ucraniana de fondo, Rusia, de alguna manera, estaría calentando los músculos atómicos.

Sin embargo los expertos aseguran que no hay ninguna razón para ver el lanzamiento de prueba de los misiles como un gesto amenazador por parte de Moscú.

Los militares rusos informaron, como dispone el tratado, a los estadounidenses del lanzamiento del Tópol. Caitlin Hayden, representante oficial del Consejo de Seguridad de los EE UU de la Casa Blanca afirmó: "Fue un lanzamiento de misil balístico intercontinental de prueba común, que se avisó previamente. Rusia y los Estados Unidos realizan de forma ordinaria pruebas de vuelo de sus misiles balísticos intercontinentales y misiles balísticos en submarinos".

Fuente: youtube / tvZvezda

"Estos lanzamientos se realizan constantemente. Es una práctica habitual y los estadounidenses hacen lo mismo. Además las partes siempre se informan mutuamente cuando sucede. Del Bulavá, por ejemplo, se realizaron cuatro lanzamientos seguidos para comprobar su capacidad militar", comentó el presidente de la Academia de problemas geopolíticos, Konstantín Sivkov.