Una startup rusa le gana mercado a Philips

Han conseguido más de medio millón de dólares gracias financiación colectiva. Fuente: lightpack

Han conseguido más de medio millón de dólares gracias financiación colectiva. Fuente: lightpack

Cuatro programadores rusos han creado una tecnología de iluminación de monitores que aumenta la superficie de la pantalla y difumina su luz. La startup ha creado este producto tras recibir en la plataforma de crowdfunding Kickstarter más de 500.000 dólares de potenciales compradores. Un mes después de su salida a la venta, el proyecto cuenta con unos beneficios de más de un millón de dólares.

Lightpack es un pequeño controlador exterior conectado a unas tiras de LED. Estas tiras se instalan a lo largo del perímetro del televisor o monitor, por la parte trasera. La información sobre los colores la reciben de un ordenador o un media center HTPC al que Lightpack se conecta por USB. Es compatible con los sistemas operativos de Windows, Linux y OS X.

Según señalan sus creadores, la instalación y la puesta en marcha de Lightpack no llevan más de 10-15 minutos a un usuario no experto, que podrá disfrutar de una experiencia que, según los desarrolladores, supera en todos los aspectos a la tecnología Ambient Light de Philips.

En marzo de 2013 más de 1.000 personas enviaron solicitudes de reserva para comprar Lightpack, mayoritariamente usuarios de videojuegos y propietarios de tecnología home theater.

Pero para obtener la certificación del producto, finalizar el desarrollo del producto y fabricar una serie piloto completa en una fábrica de Shenzhen (China), el equipo necesitaba unos 250.000 dólares.

En abril de 2013, los empresarios crearon un proyecto de crowdfunding en Kickstarter prometiendo a los participantes que les enviarían el dispositivo en julio de 2013 por la mitad del precio de mercado, dependiendo del importe de las contribuciones. A finales de mayo de 2013, Lightpack había recaudado más de 500.000 dólares. 

Competencia

Cuando los empresarios de Lightpack decidieron comenzar la producción masiva del dispositivo, algunas empresas estadounidenses ya habían intentado vencer a los geeks sistemas de iluminación LED, pero ninguna de ellas había lanzado su producto al mercado de masas. Ahora, sin embargo, la compañía tiene varios competidores.

Como se trata de un sistema con código abierto, a Lightpack le han salido algunos clones: en eBay y Amazon se pueden encontrar dispositivos más baratos. Por ejemplo, la compañía Bravekit de Járkov (Ucrania) vende el sistema Lightpack por 65 dólares, pero este dispositivo puede conectarse por USB únicamente a monitores de ordenadores o portátiles, no funciona en televisores.

La compañía rusa PaintPack vende tiras de LED inteligentes desde el invierno de 2011. Según Ilshat Gusmanov, uno de los fundadores de PaintPack, la compañía vende unos 100 dispositivos al mes en su tienda online, con un precio al por menor de 51 dólares. En pocos meses PaintPack planea lanzar una versión inalámbrica del dispositivo.

Según Pável Krivoruchko, director general del estudio de desarrollo Lilium, el modelo de código abierto, que ofrece la posibilidad a cualquier fabricante de vender un dispositivo análogo más barato, es perjudicial para una compañía joven como Lightpack, que no posee una marca sólida.

“Creo que la compañía debería pasarse a un modelo de concesión de licencias de su tecnología a otras compañías, o bien intentar vender su tecnología a proveedores para suministrarla en paquetes junto con televisores y tecnología relacionada”, añade Krivoruchko.

Un futuro brillante

Para estos empresarios, el principal canal de ventas sigue siendo su página web.  La startup está llevando a cabo negociaciones con algunos importantes proveedores en Estados Unidos y China que planean vender Lightpack en tiendas de electrónica y en tiendas online.

Los fundadores de Lightpack venderán al por mayor los dispositivos a sus socios con descuentos, aunque el precio para el consumidor podría quedar igual o subir por decisión del proveedor. Hasta finales de 2014 Lightpack planea vender como mínimo 110.000 dispositivos a través de todos sus canales de ventas. Los fundadores del proyecto planean mejorar el desarrollo del producto una vez esté asentado entre el público general.

Durante los próximos años Lightpack planea mejorar tanto el software como el hardware del dispositivo. La nueva versión estará dirigida a los propietarios de televisores que no son usuarios activos de ordenadores.

Los fundadores de la startup no descartan utilizar parte de los ingresos para el desarrollo de mejoras en la tecnología: la compañía ha ganado hasta el momento más de un millón de dólares con las ventas del dispositivo, según estimaciones aproximadas. Otra posibilidad es atraer inversión de fundaciones internacionales que ya se dedican a ciertos proyectos de hardware. 

Artículo publicado originalmente en RBC Daily.