Aumenta la producción de aviones Superjet

El SSJ100 está destinado a la nueva aerolínea de bajo coste Dobrolet. Fuente: ITAR-TASS

El SSJ100 está destinado a la nueva aerolínea de bajo coste Dobrolet. Fuente: ITAR-TASS

Este año prometen sacar a la venta 10 veces más unidades que hace cuatro años, cuando solo empezaban a fabricar estos aparatos. Dobrolet, la aerolínea de bajo coste de Aeroflot, ya se ha puesto a la cola para adquirir nuevos Superjet.

En 2013, se fabricaron en Rusia 32 aviones comerciales y para 2014 se prevé elevar esta cifra hasta los 46. De ellos 40 serán Superjet y los otros seis An-148. Así se lo ha comunicado a la prensa el director del departamento de Industria Aeronáutica adscrito al Ministerio de Industria y Comercio de Rusia, Andréi Boginski, en la cumbre internacional Singapore Airshow.

Según sus palabras, estas previsiones constituyen una importante carga de trabajo y un desafío para el sector. “Este año tendremos que empezar a producir al menos tres aviones comerciales al mes para poder cumplir nuestros compromisos de suministro, mientras que hasta ahora sacábamos dos aviones al mes", explica Boginski. 

Infografía: características del Superjet 11

Los principales clientes del Superjet son las aerolíneas rusas Aeroflot, UTair, Gazprom Avia y la mexicana Interjet. La empresa GSS (Aviones Comerciales Sujói, por sus siglas en ruso) financiará el incremento de su producción en un 76 % mediante fondos propios y créditos comerciales. La proporción de fondos propios que invertirá la compañía asciende al 24 %, aunque la empresa no ha revelado la cuantía total de la inversión.

Por su parte, la compañía de bajo coste Dobrolet, subsidiaria de Aeroflot, podría convertirse en el nuevo cliente de Sujói. La idea es que esto ocurra dentro de algunos años, cuando GSS alcance una producción anual de entre 60 y 70 Superjets.

“Sujói podría alcanzar un ritmo continuo de producción de 48 aparatos anuales hacia 2015-2016”, opina el editor jefe de la agencia analítica del sector Aviaport, Oleg Panteléev. Si lograran cerrar un contrato de gran envergadura, por ejemplo con Dobrolet, el fabricante podría solicitar el crédito para una ampliación de la producción; en caso contrario, existe el riesgo de perder al cliente, añade el experto.

Aparte de Dobrolet, Sujói podría conseguir otros clientes importantes mediante la oferta de un precio competitivo, según comenta el presidente del consejo administrativo de Avia Solutions Group, Gediminas Ziemelis (las empresas de este grupo participan en el programa SSJ 100). “En su día, Boeing y Airbus ofrecieron a Ryanair y a easyJet, respectivamente, un precio que casi no superaba los precios de coste, y obtuvieron beneficios gracias a las ventas posteriores”, recuerda.

Sujói podría bajar el precio de sus aviones hasta los 13 ó 14 millones de dólares (el precio actual del avión sin contar el IVA es de 25 millones de dólares) para aquellos clientes dispuestos a realizar un pedido mínimo de entre 70 y 80 aviones. Esto daría un impulso a la industria para mejorar el mercado secundario, puesto que ahora “los sistemas de mantenimiento técnico del SSJ100 y la preparación del personal están en desventaja con respecto a los fabricantes occidentales”, comenta Ziemelis.

Aparte del Superjet, este año hay otro proyecto prioritario en el ámbito de la aviación comercial: el modelo de medio alcance MS-21.  En 2014 se destinarán unos 17.000 millones de dólares a este proyecto. En total, la inversión ascenderá a los 164.000 millones de dólares, de los que el 50 % serán fondos propios y el otro 50 % externos”, anunció Boginski. 

Cuántos SSJ100 se han montado hasta la fecha:  

En 2013: 25 aparatos

En 2012: 12 aparatos

En 2011: 4 aparatos

“Para 2015, tendremos que dar salida a 56 unidades”, opina el representante del sector aeronáutico en el Ministerio de Industria y Comercio, Andréi Boginski.

Artículo realizado a partir de materiales de RBC-Daily y Rossíyskaya Gazeta.