Las Fuerzas de Defensa Aeroespacial fijan su línea de actuación

Fuente: AFP  / East News

Fuente: AFP / East News

El 1 de diciembre, las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Rusia (VKO, por su nombre en ruso) cumplieron dos años. ¿Qué misión desempeñan, de qué recursos disponen y qué objetivos han cumplido en este breve periodo? A estas y otras preguntas ha respondido el mayor general Alexánder Golovko, quien se encuentra al frente de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial.

En su opinión, ¿cuál es el principal logro obtenido por las VKO en estos dos años de actividad?

Lo más importante ha sido la consolidación de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial como organismo militar administrativo, la estructuración de la unidad. La dinámica de desarrollo de nuestras tropas está claramente definida gracias a la elaboración de una planificación a largo plazo. Disponemos de un plan hasta el año 2020 para cada una de nuestras secciones.

El desarrollo de las VKO se centra en tres direcciones principales: estamos perfeccionando el sistema de alerta frente a ataques aeroespaciales; por otro lado, se está desarrollando un sistema para la neutralización de fuerzas y medios de ataque aéreo extranjeros; y, finalmente, se está creando un espacio de gestión única en el sistema de información de las VKO.

En el ámbito de los sistemas de información, una de nuestras prioridades es el incremento de sistemas de radar con un alto grado de prefabricación. La finalidad es aumentar nuestra capacidad de detección de objetivos aéreos. También estamos tratando de ampliar el campo de radar, sobre todo en la zona norte: ya se ha iniciado el despliegue de las unidades de radio en la zona del Ártico. 

¿En qué fase se encuentra el proceso de despliegue de satélites del Ministerio de Defensa?

La flota orbital nacional la conforman actualmente unas 120 naves con equipos operativos a bordo. Más del 70 % estas naves está controlado por el Centro Principal de Pruebas Espaciales G. S. Titov, dirigido por el comando espacial de las VKO. Esto incluye la Estación Espacial Internacional y otros aparatos espaciales para fines socioeconómicos. 

El lanzamiento de los modelos ligero y pesado del cohete Angaradesde la base espacial de Plesetsk está previsto para la segunda mitad de 2014. ¿Siguen vigentes estos planes?

En general, el proceso de fabricación del cohete Angara se está desarrollando según el calendario establecido. En efecto, hay dos lanzamientos previstos para el año que viene.

¿Para cuándo se espera la entrega del complejo militar S-500?

Debo decir que tenemos puestas grandes esperanzas en la fabricación del prometedor sistema de misiles antiaéreos S-500. Este sistema forma parte de la nueva generación de sistemas antiaéreos ‘tierra-aire’ y consiste en un complejo universal de largo alcance y altitud, lo que aumenta el potencial de la defensa antimisiles. El S-500 será capaz de interceptar misiles balísticos y derribar objetivos aerodinámicos tales como aviones, helicópteros y misiles de crucero.

En general, se prevé concluir la fabricación del S-500 próximamente y que el primer prototipo producido en serie llegue al Ejército dentro de algunos años. Estamos llevando a cabo un seguimiento constante de todo lo relativo a la producción del S-500; el programa estatal de equipamiento armamentístico incluye la compra de cinco unidades.

Ha mencionado la instalación de radares con alto grado de prefabricación en el sistema de alerta sobre ataques con misiles. ¿Podría concretar un poco más?

El desarrollo del sistema de alerta sobre ataques con misiles requiere una atención especial por nuestra parte. Actualmente, se está llevando a cabo un incremento intensivo del número de estaciones semiprefabricadas. Con este despliegue se pretende emplazar nuestros recursos —de manera gradual— solo en el territorio de Rusia, además de crear un campo de radar continuo que complete el escalón terrestre de alerta sobre ataques con misiles. Está previsto finalizar este trabajo en 2018.

Debo recordar que este año pusimos en servicio operacional un radar similar en Armavir, el cual compensa completamente el cese de la explotación de la estación de radar de Gabala, en Azerbaiyán. Además, la construcción de dos nuevas estaciones de radar en Irkutsk y Kaliningrado está en su fase final, y se ha puesto en marcha la construcción de otros radares cerca de las regiones de Yeniseisk, Orsk, Barnául y Vorkutá.

Con más precisión le puedo decir que desde agosto se está preparando el área técnica para emplazar la estación semiprefabricada de radar ‘Vorónezh-M’ en la región de Oremburgo. La prioridad en esta etapa es la construcción de los cimientos y de la base técnica. Ya se han concluido los contratos estatales para la realización de estos trabajos y la obra sigue el calendario previsto.

Artículo publicado originalmente en ruso en Rossíyskaya Gazeta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.