El boom de las aplicaciones de mensajería seguras, competencia del WhatsApp

Pável Dúrov, fundador de VKontakte y que ofreció trabajo a Snowden, crea Telegram, que cuenta con un novedoso protocolo de seguridad. Fuente: Getty Images / Fotobank

Pável Dúrov, fundador de VKontakte y que ofreció trabajo a Snowden, crea Telegram, que cuenta con un novedoso protocolo de seguridad. Fuente: Getty Images / Fotobank

Aparecen en el mercado ruso Telegram, 4talk mi, y MyChat, que pretenden hacer la competencia a WhatsApp. Por ahora apenas tienen cuota de mercado.

En agosto de 2013 Pável Dúrov, creador de la popular red social rusa VKontakte, lanzó la nueva aplicación de mensajería Telegram. Según promete su creador, se trata de la “aplicación de mensajería más segura que existe”, ya que funciona en base al nuevo protocolo MTProto, que crea una conexión cifrada entre los dispositivos de los usuarios y no almacena la correspondencia en sus servidores.

El fundador de VKontakte suele protagonizar las noticias más sonadas sobre seguridad en la información: no dejó pasar la oportunidad de trabajar con Edward Snowden, el exanalista de la CIA perseguido en los Estados Unidos. Dúrov hizo a Snowden una propuesta de trabajo para mejorar el sistema de seguridad de la red social VKontakte.

Dúrov ha declarado que la compañía Digital Fortress, autora de Telegram, tiene su sede en varios centros (una parte en Gran Bretaña y otra en Estados Unidos), lo que le permite no tener que revelar los datos de la correspondencia entre los usuarios a los servicios norteamericanos o rusos. La aplicación de mensajería ha adquirido recientemente nuevas funciones relacionadas con la seguridad en la correspondencia: chats “secretos”, un temporizador de autodestrucción de mensajes y la posibilidad de cerrar sesión de un usuario en todos los dispositivos a la vez.

Pável Dúrov había sido acusado por sus accionistas de que el diseño de la aplicación Telegram le apartaba a él y a su equipo del trabajo en la red social. La inversora United Capital Partners de Iliá Scherbovich amenazó con presentar una demanda y, según declaraba Dúrov al periódico ruso Védomosti, no deja de hacer preguntas relacionadas con la aplicación Telegram. United Capital Partners quiere saber qué empleados de la red social trabajan en el proyecto del gestor de mensajería, si existe intercambio de funcionalidades y qué propiedad intelectual de VKontakte se ha utilizado en la aplicación.

Por ahora Telegram está disponible únicamente para usuarios de iOS y Android, aunque según los expertos, los resultados obtenidos hasta ahora no son muy positivos. En estos momentos la aplicación únicamente lidera en número de descargas en Uzbekistán, un país donde el uso de la aplicación análoga WhatsApp está prohibido. En Rusia la aplicación todavía no ha logrado entrar ni siquiera en el top 100 de las aplicaciones más populares: se encuentra en el puesto 149 en número de descargas en iOS y en el top 500 de aplicaciones más descargadas para Android.

Los expertos comentan que es imposible prever con antelación el éxito de la aplicación, ya que los resultados del lanzamiento dependen en gran medida de si sus creadores proponen a los usuarios unas características realmente atractivas o no.

“Hacer un pronóstico en este sector es una tarea realmente difícil. El equipo dirigido por Pável Dúrov posee un nivel de conocimientos de una gran calidad, pero el éxito del producto dependerá de una cosa tan simple como si han dado o no en el clavo”, comentaba Serguéi Kravtsov acerca del posible futuro de la aplicación.

Kravtsov, creador de QIP, también decidió lanzar su propio gestor de mensajería, llamado 4talk im, en noviembre de 2013, varios meses después de Telegram.

Para la creación de esta aplicación también se ha desarrollado un protocolo propio, OMMG (Open Mobile Messenger Graph). Según Kravtsov, la ventaja clave de su aplicación es su uso en múltiples plataformas. “No importa que estés en un PC, en un Mac, en un iPhone o en un Android. Siempre tendrás acceso a toda la correspondencia y a los archivos enviados en tus conversaciones con tus contactos”, añade Kravtsov. Por ahora la aplicación está disponible únicamente para Android y PC.

Kravtsov ha informado que planea dar a su producto próximamente un uso comercial, aunque todavía no ha especificado qué modelo de monetización ha escogido.

Y el boom de las aplicaciones de mensajería en Rusia no acaba aquí: la compañía Mail.ru Group, que ha entrado en los mercados internacionales con su nuevo nombre comercial My.com, en noviembre lanzó la aplicación MyChat para iPhone y Android. La compañía ya es propietaria de los clientes de mensajería ICQ y Mail.ru. La principal diferencia de su servicio es la función de llamadas de voz y vídeo, así como la posibilidad de enviar SMS gratuitos.