Se construyen nuevos rompehielos nucleares para el Ártico

Rusia cuenta con cuatro rompehielos operativos en estos momentos. Fuente: Press Photo.

Rusia cuenta con cuatro rompehielos operativos en estos momentos. Fuente: Press Photo.

Para garantizar una navegación ininterrumpida por el Ártico durante todo el año y el desplazamiento de los buques por la ruta marítima del Norte, Rusia ha puesto en marcha la construcción de unos rompehielos de propulsión nuclear de última generación. La primera embarcación de esta serie de tres se botó en noviembre en los Astilleros del Báltico, en San Petersburgo.

El principal buque ha sido encargado por la empresa Atomflot, que pertenece a la empresa estatal Rosatom y se encarga de la explotación de toda la flota de rompehielos de propulsión nuclear de Rusia. Actualmente, gestiona una flotilla conformada por cuatro buques nucleares operativos: el ‘Vaichag’, el ‘Taimir’, el ‘Yamal’, y el ‘50 Let pobedi'. Además hay otro que se encuentra en reserva, el ‘Sovetski Soyuz’.

El director general de Atomflot, Viacheslav Ruksha, ha calificado de hito la botadura del nuevo rompehielos. “No se trata solo del renacimiento de la construcción naval civil de propulsión nuclear en Rusia”, explica con convicción, “sino que también garantiza que en los próximos 40 ó 50 años nuestra flota de rompehielos nucleares podrá ejercer con eficacia sus funciones en el Ártico y la ruta marítima del Norte de forma ininterrumpida”.

El décimo desde ‘Lenin’

Hace más de medio siglo se puso en marcha el primer rompehielos de propulsión nuclear en la Unión Soviética. Su nombre fue ‘Lenin’. Ya ha agotado su vida útil y ahora se ha convertido en una embarcación-museo única, que permanece amarrada en la ciudad subártica de Múrmansk. Tras un largo periodo de actividad, otros tres rompehielos nucleares de fabricación soviética están ya fuera de servicio: el ‘Ártika’, el ‘Sibir’ y el ‘Rossía’.

El rompehielos botado en noviembre en una grada de los Astilleros del Báltico (en San Petersburgo) —el cual carece aún de nombre propio— será el décimo rompehielos de propulsión nuclear y el primero que se diseña y se construye en Rusia desde la obtención de soberanía.

El primer subdirector general de Rosatom, Iván Kamenskij, que acudió a la botadura, ha anunciado que una vez finalizado el líder de la clase se construirán otros dos buques análogos. El gobierno ruso ha destinado al menos 4.000 millones de dólares a la fabricación de una serie de tres buques nucleares y el nuevo contrato ya se ha adjudicado a Rosatom.

“La principal característica del nuevo rompehielos es su universalidad”, comentó a Rossískaya Gazeta el portavoz de la empresa ordenante, Serguéi Maklakov. “Podrá operar tanto en las aguas profundas de la ruta marítima del Norte como en las aguas de poco calado situadas junto a la costa, en la plataforma continental y en las desembocaduras de los ríos”.

Se espera que esta peculiaridad permita sustituir los dos rompehielos de propulsión nuclear existentes en la actualidad por uno solo. Como ya se ha mencionado, los planes de Atomflot para los próximos diez años incluyen la construcción de tres rompehielos como este. Estas embarcaciones se destinarán, principalmente, al sector occidental de la ruta marítima del Norte, donde se encargarán de abrir paso a los grandes buques de carga, incluidos los graneleros con cargas comerciales provenientes de China, Corea del Sur y Japón. 

Los rompehielos son capaces de mejorar la comunicación en una ruta cada vez más transitada. Fuente: Press Photo.

La ruta marítima del Norte alcanza a la competencia

La noticia de la botadura en Rusia de un rompehielos universal de propulsión nuclear ha coincidido en el tiempo con otra noticia reveladora: el transporte de mercancías por la ruta marítima del Norte ha alcanzado en 2013 un nivel récord. Según informó el portavoz oficial de Atomflot, Mustafá Kashka, el volumen de mercancías transportadas hasta mediados de octubre fue de 1,26 millones de toneladas, lo que equivale al total del año pasado. De acuerdo con esta misma fuente, desde principios de 2013 se han realizado 51 travesías de tránsito por la ruta marítima del Norte, mientras que en 2012 fueron 46 y un año antes solo 34.

La primera travesía de tránsito efectuada por un buque comercial extranjero a través de esta ruta en compañía de los rompehielos de propulsión nuclear rusos se realizó en 2009. Los navíos ‘Beluga Fraternity’ y ‘Beluga Forsite’ —acompañados de los rompehielos nucleares ‘50 Let Pobedi’ y ‘Rossía’— efectuaron el trayecto desde la costa de Corea del Sur hasta el puerto de destino en Nigeria atravesando la ruta del norte. En comparación con la ruta que pasa por el Canal de Suez, la duración del viaje se redujo en diez días. 

 

En 2010 se completaron otras cuatro travesías de tránsito. Además, por primera vez se condujo a través de la ruta del norte un buque de tipo Panamax, cuyo tonelaje de peso muerto era de 117.000 toneladas. Se trazó un itinerario más al norte de las rutas tradicionales, por donde solían transitar embarcaciones de menor calado. En 2013, un buque mercante de China atravesó por primera vez la ruta marítima del Norte. Se prevé que en 2014 recorrerán este trayecto entre ocho y diez buques bajo la bandera de China.

Se puede decir que estos ‘todoterrenos’ del ártico no se quedarán sin trabajo.

Artículo publicado originalmente en ruso en Rossíyskaya Gazeta

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.