Gazprom y la ucraniana Naftogaz se acercan y mantienen el abastecimiento de gas a Europa

Fuente: strana.ru

Fuente: strana.ru

Naftogaz reconoce la deuda de 1.300 millones de dólares confirmando que en octubre compró 1.400 millones de metros cúbicos de gas ruso. Gazprom, por su parte, declara que está dispuesta a conceder a Naftogaz nuevas prórrogas en el pago. Este acercamiento de posturas se debe al temor de los consumidores europeos y a que peligren las posibilidades de que Ucrania firme un Acuerdo de Asociación con la UE.

Una fuente en Naftogaz ha confirmado al diario Kommersant que se ha logrado alcanzar un compromiso. No obstante, la compañía, a pesar de esta concesión de Gazprom, no planea reanudar por el momento las compras de gas a Rusia. El ministro de energía de Ucrania, Eduard Stavitski, declaró que el país posee suficientes reservas de gas almacenado en depósitos subterráneos.

La intención de no reanudar la importación de gas ruso hasta finales de año (o puede que incluso más tarde) ha sido confirmada por el representante de Stavitski, Nikolái Azárov, quien aseguró que el tránsito de gas a Europa no se vería perjudicado este invierno.

La reducción de las importaciones de gas ruso por parte de Ucrania comenzó a principios de noviembre. Una vez recibido todo el suministro para octubre (3.200 millones de metros cúbicos), a principios de noviembre redujo dos veces la tasa diaria de inyección de gas. El pasado 8 de noviembre, la inyección se detuvo por completo. 

Gazprom no se ha mostrado contento con esta decisión. “Nuestros socios ucranianos comenzaron a acumular gas en depósitos subterráneos antes de que comenzara el invierno. A ese ritmo de almacenamiento, a la llegada del frío Ucrania debe de tener en sus depósitos alrededor de 14.000 millones de metros cúbicos. Esto es una catástrofe. En estas condiciones, el tránsito de gas desde Rusia durante el invierno no será posible, ya que el gas existente en los depósitos subterráneos no es suficiente para compensar el consumo de los usuarios ucranianos”, declaró el vicepresidente de dirección de Gazprom Vitali Markélov durante el primer comunicado oficial de la postura de su corporación respecto a las decisiones del gobierno ucraniano.

Según Gazprom, para satisfacer el tránsito de carburante con destino a los clientes europeos los depósitos subterráneos ucranianos deben contar con un mínimo de 21.500 millones de metros cúbicos de gas, cuando a día de hoy disponen sólo de 17.000 millones. Gazprom abastece el 25 % de gas de Europa.

Según Markélov, Gazprom ha recibido un “aluvión de llamadas” de consumidores europeos seriamente preocupados, por lo que, dadas las circunstancias, Gazprom se declara dispuesto a intentar buscar un compromiso mutuo con Naftogaz. La empresa ucraniana podría obtener nuevas prórrogas en el pago de la deuda, según declaraba Pável Oederov, director del departamento de actividad económica externa de Gazprom. Sin embargo, según especificaba el vicepresidente de dirección de la compañía Andréi Kruglov, no existe una “dinámica positiva” para la amortización de la deuda.

Las negociaciones entre Gazprom y Naftogaz se celebraron el día después de una votación de la Rada Suprema de Ucrania en la que el parlamento ucraniano denegó el permiso a Yulia Timoshenko a viajar al extranjero para recibir tratamiento médico.

Con esta decisión, Ucrania desoía una de las exigencias clave de la UE para la firma del Acuerdo de Asociación, que debería firmarse en la cumbre de Vilnius que tendrá lugar los días 28 y 29 de noviembre. Aunque en estos momentos las opciones de conseguir un cierre son mucho menores, opina Serguéi Vajrameev, analista de Ankorinvest. “Desde el principio existe un fuerte componente político en el conflicto entre Gazprom y Naftogaz y, ahora que la firma del acuerdo con la UE se ha vuelto más dudosa, Gazprom está dispuesto a buscar un compromiso”, comenta el analista. l

De hecho, el pasado viernes, los primeros ministros de Rusia, Dmitri Medvédev, y Ucrania, Nikolái Azárov, abordaran el tema por teléfono para tratar de encontrar una salida a la situación. "Azárov y Medvédev confirmaron que cada una de las partes hace todo lo posible dentro de sus obligaciones para garantizar el suministro interrumpido del gas que necesitan los consumidores europeos", informó el Gobierno ucraniano en un comunicado.  

Artículo publicado originalmente en ruso en Kommersant.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.