Se descubre un envío de electrodomésticos espía procedente de China

Fuente: Antón Tushin / Ria Novosti

Fuente: Antón Tushin / Ria Novosti

Se ha descubierto que una partida de aparatos eléctricos enviados a San Petersburgo desde China servían también como terminales de espionaje. Se colocaron chips especiales en planchas y hervidores de agua, que se pueden conectar a la red y son capaces de expandir virus y spam. Los equipamientos se conectan vía wifi a cualquier ordenador no protegido en un radio de 200 metros.

Los empresarios recibieron ayuda de miembros de la aduana para descubrir los productos “espía”.

Antes de ser enviados desde China a los rusos les extrañó el peso de los aparatos, que difería ligeramente con lo apuntado en los documentos. La partida se detuvo en la frontera y fue examinada por expertos en electrónica. Se descubrió que tenían incorporados chips diseñados para distribuir spam y virus informáticos.

Gleb Pávlov, director técnico de la compañía encargada de la seguridad en la aduana, declaró: “Ni tan siquiera eres consciente de que estás expandiendo algo.

Ninguno de los administradores de sistemas se darían cuenta del ataque, ya que no viene desde fuera de la oficina, a través de internet, sino que es algo interno”.

Sin embargo, alrededor de 30 planchas, hervidores de agua, teléfonos y cámaras de vídeo del lote inspeccionado han sido distribuidas en tiendas de San Petersburgo. No está claro si esta tecnología ha llegado también a otras regiones de Rusia. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Vesti.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies