Mejoras en el sistema antiaéreo tanto en tierra como en mar

Fuente: mil.ru

Fuente: mil.ru

En los años 80 el sistema de defensa antimisiles de Rusia dio un gran salto en el mundo del armamento: los modernos sistemas de misiles antiaéreos S-300 remplazaban a los S-75 y S-200 en el servicio militar. Pero un examen de las posibilidades de la aviación y de las armas antiaéreas de las Fuerzas Aéreas de la OTAN llevado a cabo por una comisión de expertos demostró que los nuevos modelos 300 podían ser fácilmente abatidos por misiles de crucero y aviones de ataque a bajas alturas. Por esta razón, era necesario cubrir al S-300 con sistemas antiaéreos que tuvieran objetivos a baja altura.

La producción de estos sistemas comenzó en 1990, pero la caída de la URSS interrumpió el proceso. Por ello, el primer prototipo del Sistema de Misiles y Armas de Artillería Antiaérea (ZRPK por sus siglas en ruso), llamado Pantsir-S, no apareció hasta 1994. Desde el año 2000 parte de la financiación de estos dispositivos proviene de los Emiratos Árabes Unidos, que compraron 50 sistemas tras probarlos en los años 2009-2010. Este sistema fue adoptado oficialmente por las Fuerzas Aéreas de Rusia en 2012.

En la actualidad, Pantsir-S es un objeto móvil de 30 toneladas en base a un chasis KamAZ-6560 para una tripulación de cuatro personas. Su ametralladora contra ataques aéreos 2AZ8M es capaz de alcanzar objetivos aéreos a cuatro kilómetros de distancia, y sus misiles supersónicos 57E6, capaces de derribar objetivos a una altura desde 15 metros hasta 15 kilómetros, funcionan eficazmente a una distancia de 20 kilómetros. En la actualidad este ZRPK es el escudo principal de los sistemas de largo alcance S-400 y de los prometedores S-500 contra el armamento de alta precisión y los misiles de crucero, así como contra las naves aéreas no tripuladas.

En comparación con los años 80, cuando la comandancia del sistema antiaéreo de la URSS ordenó la construcción del Pantsir-S, el concepto del uso de la aviación y las armas antiaéreas ha cambiado radicalmente en nuestra época. Según demuestra la experiencia de Yugoslavia, Irak o Libia, los aviones de ataque ya no vuelan a bajas alturas, sino que permanecen por encima de los 5.000 metros y, sin entrar en la zona de alcance del sistema antiaéreo, derriban sus objetivos con bombas y misiles dirigidos, alcanzando los objetos fijos con misiles de crucero. En estas condiciones los Pantsir serán de gran utilidad a las brigadas de las Fuerzas Aéreas, comenta Antón Lavrov, experto militar autor de varias obras sobre las Fuerzas Aéreas de Rusia en la actualidad.

Versiones terrestre y aerotransportada    

Las Fuerzas Aéreas no son las únicas interesadas en este sistema antiaéreo: en estos momentos se está llevando a cabo la adaptación del Pantsir-S para la defensa antiaérea de las tropas terrestres. Sin embargo, el chasis del Pantsir, diseñado en primer lugar sobre ruedas, por ahora no satisface a las tropas terrestres: sin negar la eficacia de este sistema, insisten en el uso de orugas. A diferencia de las brigadas del sistema antiaéreo de las Fuerzas Aéreas de Rusia, que defienden objetos fijos, las brigadas motorizadas y de tanques de las tropas terrestres se encuentran constantemente en movimiento, por lo que un sistema adecuado para ellas necesita contar con una alta movilidad que, en opinión de las dirección de defensa antiaérea de las tropas terrestres, únicamente es posible con vehículos de oruga.

Las tropas aerotransportadas también están interesadas en el Pantsir, aunque, del mismo modo que sus colegas terrestres, los paracaidistas insisten también en el chasis de oruga. La principal exigencia de las tropas aerotransportadas es que el Pantsir debe ser aerotransportable, pero debido a su chasis de ruedas y a una plataforma especial, el ZRPK no cabe en el fuselaje de los aviones de transporte militar Il-76 ni en los futuros Il-476.

Está previsto que la compañía de Tula Instrument Design Bureau presente las versiones terrestre y aerotransportada del Pantsir dentro de 2 ó 3 años.

Un proyecto de escudo naval

 

Fuente: mil.ru

Desde el año 2010 se está negociando la versión marítima del Pantsir. La Flota Marítima Militar llegó a la conclusión ya en los años 70 de que los sistemas ZRPK eran la mejor defensa antiaérea a corto alcance para barcos. En la actualidad, en los barcos militares rusos existen sistemas antiaéreos desarrollados por Instrument Design Bureau llamados Kortik, que debían ser sustituidos por los nuevos Kortik-M, aunque, debido a problemas de financiación, únicamente un barco consiguió el sistema Kortik-M: la corbeta del proyecto 20380 Stereguschi. Además del sistema Kortik, los barcos de la Flota Marítima Militar de la Federación Rusa utilizan el sistema Osa-M y el AK-630, aunque estos se han quedado algo anticuados.

Según informaba el director ejecutivo de la compañía Instrument Design Bureau, Dmitri Konopliov, ya se ha comenzado la adaptación marina del ZRPK, que se llamará Pantsir-M. Los nuevos sistemas servirán como armamento de los nuevos destructores y buques antisubmarinos de la Flota Marítima Militar de Rusia.

Éxito en el extranjero

Haz click en la imagen para ver las características técnicas

Cuando todavía se encontraba en fase de pruebas, el Pantsir despertó un gran interés en los compradores extranjeros. Además de los Emiratos Árabes, Argelia y Siria cuentan con el sistema antiaéreo Pantsir.

“En estos momentos existen varios países dispuestos a comparar el ZRPK Pantsir y ya se están negociando las ventas. Se trata de importantes ofertas”, declara Alexánder Denisov, director general de la institución científica Sistemas de Alta Precisión, de la que forma parte Instrument Design Bureau.

Viacheslav Tseluiko, experto en conflictos locales, aclara que el éxito de la exportación del Pantsir se debe a su inigualable relación precio-calidad.

“En esta categoría de precios su competidor más cercano es el sistema francés Crotal-NG, pero el Pantsir supera al francés en todas sus características, incluido el precio”, comenta Tseluiko.

Aunque a pesar del éxito del Pantsir, Instrument Design Bureau sigue trabajando. En el salón de aeronáutica de Moscú de este año se presentaron nuevos vehículos de mando y radares móviles para las baterías antiaéreas Pantsir que ya se están suministrando a las Fuerzas Aéreas de Rusia. Además, el ZRPK tiene ahora un ayudante en los sistemas móviles de misiles polivalentes Kornet-EM. Tras recibir la designación del objetivo del Pantsir, el Kornet es capaz de alcanzar naves aéreas no tripuladas y helicópteros del enemigo en los combates a corta distancia.

Se ha informado de que dentro de unos tres años estará listo un Pantsir completamente nuevo, que supera en todo al actual.

Artículo original en ruso.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.