Se actualizan los sistemas de radar terrestres en el Ejército ruso

Defensa está sustituyendo las estaciones móviles de transmisores por modernos sistemas llamados Scorpion. Fuente: Ivan Rodnev / Ria Novosti

Defensa está sustituyendo las estaciones móviles de transmisores por modernos sistemas llamados Scorpion. Fuente: Ivan Rodnev / Ria Novosti

El Departamento de Defensa comenzó la sustitución de las estaciones móviles de transmisores obsoletas RSDN-10 por modernos sistemas Scorpion. En caso de guerra, estos sistemas de navegación terrestres reemplazarán a los GPS y GLONASS actuales. El programa de renovación está previsto que dure hasta el 2020 y ha empezado este año con la sustitución de los sistemas de la región de Zabaikalie.

Durante las acciones bélicas, todas las señales que envían los satélites al espacio serán activamente neutralizadas mediante el llamado ruido blanco, comentó a Izvestia el portavoz del Instituto de Radionavegación ruso, Yuri Kuprín. 

“Estados Unidos, Rusia y varios países más disponen de aviones con equipos especiales capaces de bloquear con este ruido todo el espacio cercano a la Tierra. En semejante situación, los Scorpion deberían actuar como una especie de copia de seguridad para GLONASS”, señaló Kuprín. 

Los sistemas de navegación de largo alcance actuales fueron desarrollados entre los años 40 y 50 del siglo pasado y entre otras funciones determinaban la posición de las aeronaves y los buques con una precisión de 150 a 800 metros, que ahora recaen en GLONASS y en el GPS.

Ahora, debido al envejecimiento de los equipos y la complicación de su mantenimiento, los RSDN-10 prácticamente no se utilizan, la mayor parte de las estaciones se han suprimido. La sustitución de los sistemas terrestres surgió principalmente por la necesidad de garantizar la seguridad nacional en términos de radionavegación. 

En la creación de la nueva RSDN se han utilizado los avances científicos de los últimos años. Los Scorpion son capaces de proporcionar una mayor cobertura (1.000 kilómetros frente a los 600 anteriores). Además, los obsoletos RSDN-10 no disponían de las denominadas ‘estaciones de corrección local de control’, que se encuentran a una gran distancia, lo que no permite que las ondas de radio penetren en el territorio de un enemigo potencial, haciendo el sistema de navegación prácticamente invisible. 

La aviación de largo alcance, las Fuerzas Aéreas y la Marina son los principales consumidores de estas estaciones de servicio para el equipamiento de sus unidades, dijo Kuprín.  Reciben señales de tiempo exacto y sincronizan el equipo a través de dichas redes. 

Los Scorpion, en contraste con las estaciones anticuadas son capaces de mantener de forma automática los parámetros de la señal emitida, pueden dirigirse desde un solo panel de control, y pueden suprimir los impulsos de radio residuales. Los receptores del sistema pueden ser instalados en aviones, así como en vehículos de tierra, río y naves marítimas. Además este sistema podría estar sincronizado con GLONASS, lo que multiplicaría su eficacia. 

Las tripulaciones de los aviones de largo alcance para determinar la localización nunca serán guiadas por un único sistema, dijo a Izvestia, el excomandante de la Fuerza Aérea, Piotr Deinekin. 

Nos dedicamos a la compleja aplicación de medios para determinar la posición exacta de una aeronave. Debe haber un sistema de navegación autónoma para que la tripulación no dependa de medios radiotécnicos y cósmicos que puedan estar sujetos a interferencias. 

Aparte de la puesta en marcha del desarrollo de nuevos radares, está planificada la modernización de los antiguos sistemas. La agencia Rosoboronpostavka encargó los trabajos de reparación de los complejos RSDN-10 y los sistemas RSDN-20 Alpha. La modernización se lleva a cabo en el marco de los programas federales del Sistema Global de Navegación y de acuerdo con el "plan de radionavegación ruso para 2008-2015". A estos efectos, del presupuesto del Ministerio de Defensa se han destinado cerca de 50 millones de rublos (1,5 millones de dólares). 

La puesta en marcha de los sistemas Scorpion se llevará a cabo en cuatro fases. Entre el 2013 y 2015 se reemplazarán los tres sistemas de Zabaikalie; entre el 2016 y el 2017 cuatro del Cáucaso Norte; entre el 2017 y el 2019, cuatro del Lejano Oriente, y entre el 2019  y el 2020  reemplazarán tres de los Urales del Sur. 

Además de los nuevos sistemas de navegación de largo alcance, para equipar al ejército ruso actuarán receptores aéreos a prueba de ruido PPA-C/V, que operarán según las señales de GLONASS, GPS, de todo el arsenal terrestre de RSDN y de los Scorpion.