‘¿Y por qué no cambiamos la teoría de la relatividad?’

Fuente: Sitio oficial del premio Gruber

Fuente: Sitio oficial del premio Gruber

El premio Gruber, uno de los más prestigiosos a nivel mundial en el campo de la cosmología, ha sido concedido a un académico ruso y a uno de sus colegas, también nacido en la URSS.

Los dos famosos físicos rusos, Alexéi Starobinski y Viacheslav Mujánov, han sido declarados ganadores del prestigioso premio Gruber de cosmología en 2013. El académico Starobinski, investigador jefe del Instituto de física teórica Landau, y Viacheslav Mujánov, profesor y jefe del departamento de astropartículas de la Universidad Ludwig-Maximilian (en Múnich, Alemania), recibirán un premio equivalente a 500.000 dólares el 3 de septiembre de 2013 por su contribución al desarrollo de la teoría de la inflación.

“En medio de la agitación por el desarrollo de un modelo cosmológico normalizado, Viacheslav Mujánov y Alexéi Starobinski han elaborado unas teorías imprescindibles para obtener la respuesta a dos preguntas fundamentales sobre cosmología: por qué la estructura del Universo es tan homogénea a gran escala y cuál es el origen de las desviaciones de esa homogeneidad, como las galaxias, los planetas y las personas”, publica la web de la fundación Gruber.

El premio internacional Gruber se concede a científicos precursores del campo de la cosmología, la genética y la neurociencia,  “cuyos trabajos sirvan de base a nuevos modelos destinados a introducir cambios fundamentales en el conocimiento y la cultura”. La Universidad de Yale colabora con la Fundación Gruber en el premio. 

Starobinski, que fue nombrado académico en 2011, es un reconocido especialista en el campo de la cosmología y la gravitación. Este investigador fue el primero del mundo en proponer la necesidad de completar la ecuación de Einstein para poder describir un universo muy temprano, caracterizado por una alta curvatura del espacio-tiempo.

“Su atrevimiento (de Starobinski), a nivel científico, consiste precisamente en que propuso cambiar la teoría de la relatividad. Por eso, le pertenecen indudablemente a él los principales galardones”, aclaró a Gazeta.ru Konstantín Póstnov, investigador jefe del departamento de astrofísica relativista del Instituto Astronómico Estatal P. K. Sternberg (GAISch, por sus siglas en ruso) de la Universidad Estatal de Moscú y doctor en Física y Matemáticas.

En 2010, Viacheslav Mujánov y Alexéi Starobinski también resultaron ganadores del prestigioso premio Tomalla Prize por sus aportaciones a la teoría de la relatividad general y a la teoría de la gravitación. 

Los trabajos de Starobinski y Mujánov han permitido predecir las características distintivas actuales del espectro del CMB o radiación del fondo cósmico, la única evidencia que queda de los primeros instantes del nacimiento del Universo, cuando la materia y la luz se separaron haciendo transparente a un universo caliente.

“Mujánov y sus colegas tomaron la iniciativa de Starobinski y calcularon qué perturbaciones podrían haber aparecido en la época de la inflación (esto incluye las ondas gravitacionales y las perturbaciones de densidad, que constituyen agujeros potenciales hacia los que se arrastraba la materia).

Slava Mujánov ha sido el primero en considerar con exactitud todos estos aspectos. Todos los experimentos actuales, incluida la WMAP y, en especial, el proyecto Planck, del Asociación Espacial Europea, han demostrado que el espectro de la radiación de fondo cósmico coincide hasta el tercer pico con los pronósticos del modelo de Starobinski calculado por Mujánov”, aclara Póstnov.

Mujánov se marchó de Rusia a principios de los años 90. “Debido al orden burocrático que existía entonces, no pudo conservar la nacionalidad rusa. De modo que hoy en día no es ciudadano ruso, sino alemán”, comentó Starobinski en una entrevista a Gazeta.ru.

“Viacheslav es un colega, hemos estado trabajando en temas paralelos y ambos hemos aprovechado nuestros respectivos logros”, explica Starovinski. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Gazeta.ru.