Récord de extracción de petróleo en Rusia en los últimos 25 años

La media diaria ha sido de 10,53 barrilles, el mayor índice desde 1988. Fuente: ITAR-TASS

La media diaria ha sido de 10,53 barrilles, el mayor índice desde 1988. Fuente: ITAR-TASS

Los petroleros están dispuestos a aumentar más la producción, aunque será difícil de lograr. Los principales motivos del crecimiento son el aumento de la producción de Rosneft en Siberia y de Gazprom.

La extracción de petróleo en junio llegó a 10,53 millones de barriles por día, según los datos de la Administración Central del Complejo de Combustible y Energía. Ha sido el máximo extraído en los últimos 25 años. Según BP, en 1988 la extracción diaria media de petróleo en Rusia ascendía a 11,07 millones de barriles. Después comenzó a caer y en 1996 alcanzó un mínimo histórico de 6,06 millones de barriles. El año pasado la cifra se situó en 10,37 millones de barriles.

Este récord se ha logrado gracias a dos factores, según señala el analista de petróleo y gas de JPMorgan Andréi Gromadin. El primero ha sido el incremento de la extracción de Rosneft en los yacimientos de Vankor, situados en el este de Siberia. El año pasado se extrajeron 18,3 millones de toneladas. Este año, Rosneft planea explotar Vankor al máximo de su capacidad: 25 millones de toneladas. "A comienzos de este año la gestión de la compañía dijo que la extracción diaria en Vankor sería de entre 420.000 y 440.000 barriles. En estos momentos es de 430 000 barriles", dice Gromadin y añade que no habrá un aumento de la extracción.

El segundo factor, según Gromadin, es el crecimiento de la producción de Gazprom de gas natural condensado. En 2010 la producción fue de 270.000 barriles al día; el año siguiente, 300.000 barriles, y ahora, 350 000. El aumento de la producción se debe a los altos precios del petróleo. En febrero alcanzaron un máximo de 119 dólares/barril, y el valor promedio para este semestre es de 108 dólares, según afirma Artur Ajmétov, analista de la CFI Solid.

Rusia hace tiempo que superó a Arabia Saudí en volumen de extracción. Esta última, según los datos de la agencia Bloomberg, extrajo en junio 9,47 millones de barriles al día. Sin embargo, el analista de Raiffeisenbank Andréi Polischuk señala que Arabia Saudí podría aumentar fácilmente sus índices a 12,5 millones de barriles diarios, pero no lo hace para no bajar los precios del petróleo.

Según Polischuk, Rosneft tiene razones para aumentar activamente la extracción de petróleo. La compañía ha firmado varios grandes contratos a largo plazo para el suministro de materias primas. Desde julio, Rosneft debe suministrar a la polaca PKN Orlen 8,6 millones de toneladas anuales hasta 2016, y a CNPC, de China, 365 millones de toneladas desde 2014 durante 25 años.

Los representantes de las compañías petroleras no hacen ningún comentario sobre la dinámica de la extracción de petróleo en Rusia ni sobre sus perspectivas. “Es una cuestión demasiado delicada”, dice un empleado de una de ellas. Este recuerda que las compañías petroleras han dicho en repetidas ocasiones que, para ser productivo, el sector necesita un entorno estable para la inversión a largo plazo.

En cualquier caso, de forma individual, cada compañía prevé un crecimiento, por pequeño que sea, a medio plazo. El presidente de Rosneft, Ígor Sechin, tras comprar TNK-BP dijo que la producción de la compañía unificada este año ascenderá a 215 millones de toneladas de petróleo.

En 2012, la compañía extrajo 205 millones de toneladas. Para 2017, Rosneft pretende duplicar la extracción en los campos de Verjnechonsk y adyacentes hasta 15 millones de toneladas de petróleo al año.

Vaguit Alekpérov, presidente de Lukoil, declaró a finales de junio que la compañía espera un crecimiento de la producción de un 1% anual a partir de 2013. La próxima puesta en marcha de grandes yacimientos de la empresa está prevista para el 2016, con los yacimientos de Filanovski, en el mar Caspio, e Imilorski, en la región autónoma de Janti-Mansiysk.

Un representante de Gazprom Petróleos dice que en 2013 la compañía planea extraer 62 millones de toneladas de equivalente de petróleo. Y para 2025 se espera que esta cifra aumente hasta 100 millones de toneladas.

El director general de Surgutneftegaz, Vladímir Bogdánov, declaró recientemente que en los próximos años la empresa extraerá entre 60 y 62 millones de toneladas de petróleo anuales (en 2012, 61,4 millones de toneladas). Según un representante de Bashneft, esta compañía tampoco va a cambiar este índice en los próximos tres-cuatro años (15 millones de toneladas). 

Pero Gromadin asegura que el récord de junio es una máxima que, a corto plazo y con las condiciones actuales, no se podrá superar. Ajmétov opina que hasta finales de año la producción se mantendrá en alrededor de 10,5 millones de barriles diarios.

Polishchuk, por su parte, recuerda que en el esquema general de desarrollo de la industria petrolera en Rusia hasta 2020 la extracción debe mantenerse en 505 millones de toneladas al año (en 2012 se extrajeron 518 millones de toneladas).

Señala asimismo que el 80% de las reservas se encuentra en los yacimientos que ya están siendo explotados. Ajmétov también admite que hasta el año 2020, gracias a la explotación de la plataforma continental y de las reservas de petróleo de difícil acceso, la extracción aumentará hasta los 10,8-11,0 millones de barriles diarios. 

Artículo publicado originalmente en Védomosti. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.