El accidente del cohete Protón acelera la reforma de la industria espacial

A la espera de establecer las causas concretas de la catástrofe, el viceprimer ministro Dmitri Rogozin declara que se tomarán medidas drásticas. Fuente: ITAR-TASS

A la espera de establecer las causas concretas de la catástrofe, el viceprimer ministro Dmitri Rogozin declara que se tomarán medidas drásticas. Fuente: ITAR-TASS

La avería del cohete portador Protón-M ha provocado las recientes declaraciones sobre la necesidad de reformar inmediatamente la industria espacial de Rusia. Ya se han hecho públicas algunas versiones preliminares de lo sucedido. Según el viceprimer ministro Dmitri Rogozin, las consecuencias de lo ocurrido serán "muy duras", y la industria no seguirá la línea que seguía hasta ahora.

El viceprimer ministro Dmitri Rogozin ha prometido que tras la investigación de las causas de la avería en el despegue del cohete portador Protón-M se tomará una serie de medidas contundentes.

"No seguiremos la línea que actualmente sigue la industria especial", cita RIA Novosti las palabras de Rogozin.

"Se preparará un proyecto de soluciones firmadas por el presidente para reformar la industria espacial y de cohetes, entre cuyos principios figurará la consolidación de una estructura integrada: no una corporación estatal, sino una empresa pública que llevará el nombre provisional de Corporación Espacial Unificada", comenta Rogozin.

Rogozin recordaba que el presidente ha dispuesto la creación de una comisión espacial que se ocupará del desarrollo de la nueva concepción de la reforma de la industria. Habrá una única política tecnológica que trabajará en la reducción de la gama de productos, lo cual permitirá mejorar la prevención de averías.

El martes, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ordenó a Rogozin que formara una comisión gubernamental para establecer las causas de la caída del cohete. 

Cortando en seco

"Reformar la industria es algo necesario no desde hoy, no después de esta avería, sino desde hace tiempo, - comenta al periódico Vzgliad Alexander Zhelezniakov, miembro de la Academia Rusa de Cosmonáutica. - Llevamos dos años y medio discutiendo sobre la crisis en el sector y la necesidad de una reforma. (...) Pero, por desgracia, hemos tenido que llegar a sufrir esta avería".

"Existen varias vías de reforma, - continua Zhelezniakov. - Una opción es la creación de una corporación estatal que reúna a todas las demás. Sinceramente, a mí esta opción no me acaba de convencer, porque una misma organización será al tiempo cliente y ejecutora. Además, la actividad de una sociedad de accionistas es menos transparente que la actividad de una agencia estatal".

Según Dmitri Rogozin, los resultados de la telemetría se esperan para la tarde del miércoles, tras lo cual se podrán establecer las causas de la avería. Sin embargo, ya se han hecho públicas las principales versiones preliminares de lo sucedido.

Una fuente de RIA Novosti en la industria espacial proponía que la causa de la avería pudo ser un problema en el motor o en el sistema de control. "Si la avería tuvo lugar pasados 10-20 segundos, lo más seguro es que la causa haya sido el motor", explica esta fuente.

También se dice que el factor humano tuvo mucho que ver en la caída. "Este es un aparato bastante sencillo y muy conocido, pero el problema no está en el cohete, sino en el factor humano, las causas de la avería son claramente fallos de construcción", declara otra fuente.

El cohete portador Protón-M, con su bloque acelerador DM-03 y los tres satélites Glonass-M, que despegó el pasado martes por la mañana de Baikonur, cayó a tierra a los pocos segundos de despegar.

La fabricación del cohete portador Protón-M y de los tres satélites Glonass-M, así como la organización de su lanzamiento, han tenido un coste de aproximadamente 4.400 millones de rublos. Esta avería influirá en el desarrollo del sistema GLONASS (la alternativa rusa al GPS). 

"Naturalmente, esta avería frenará el avance del Programa Federal GLONASS, ya que según los planes se esperaba poner en órbita antes de finales de 2013 otros cuatro satélites de GLONASS, los tres que hoy se han perdido y uno más (...). En estos momentos el sistema se encuentra completamente disponible y permite una recepción estable de la señal en prácticamente todas las regiones del mundo, pero para que el funcionamiento esté garantizado siempre es necesario tener una reserva en órbita”, declaraba un experto en la industria espacial.


Según este experto, la pérdida de estos tres satélites “obliga a construir nuevos aparatos, y su lanzamiento no podrá realizarse en menos de un año”, señala el experto.

Otra de las consecuencias de la caída de Protón será que todos los lanzamientos programados en el cosmódromo Baikonur (Kazajistán) durante los próximos tres meses serán cancelados. Según comentan algunos especialistas, los despegues de los Protones se detendrán hasta que termine la investigación de las causas de la avería y se realicen las recomendaciones por parte de la comisión sobre el aumento de la fiabilidad del cohete portador.

El despegue estaba programado inicialmente en el horario del cosmódromo para el 21 de julio. Debido a esta avería también se podría posponer el lanzamiento del módulo multifuncional de laboratorio hacia la Estación Espacial Internacional planeado para finales de año. 

Para la elaboración de este artículo se han utilizado materiales de Vzgliad y Rossíyskaya Gazeta.