Un punto de inflexión para la energía nuclear

Fuente: Alamy / Legion Media

Fuente: Alamy / Legion Media

Entre el 27 y 29 junio en San Petersburgo tendrá lugar la conferencia internacional 'Energía Nuclear en el Siglo XXI' que, según los expertos del sector, podría suponer un punto de inflexión para el desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos. Sobre qué tipo de futuro le espera a la industria, habló en una entrevista a Itar-Tass, el secretario general de la Agencia de Energía Atómica, Yukiya Amano.

¿Cree que ya ha pasado el período de miedo tras la catástrofe de Fukushima,que provocó que algunos países desearan abandonar por completo la energía nuclear? 

Este incidente fue una seria llamada a reflexionar sobre las cuestiones de seguridad nuclear.

Yukiya Amano. Fuente: Dean Calma / IAEA

Es necesario tomar nuevas medidas constantemente para elevar el nivel de seguridad de la planta. Todavía no podemos decir que este incidente se haya quedado atrás, pero al mismo tiempo, tenemos que pensar en el futuro. Por eso el momento propicio para la Conferencia. 

Además, el papel de las organizaciones internacionales como la OIEA se incrementó considerablemente tras el accidente de Fukushima. Después de todo, tenemos que buscar soluciones globales para los incidentes en cada país. 

¿Cree usted que el amplio crecimiento previsto por la Agencia para los próximos 30 años permitirá cerrar la creciente demanda de energía eléctrica? ¿Qué fuentes de energía pueden competir con las plantas de energía nuclear en el futuro? 

De acuerdo con nuestra última previsión, según un esquema conservador, la producción de electricidad en centrales nucleares se incrementará en un 23%, mientras que el cálculo más optimista estima que crecerá en un 100%. Pero hay una gran cantidad de componentes. Por ejemplo, hasta qué punto nos vamos a enfrentar al cambio climático. 

Yukiya Amano, Japón, 1947) diplomático japonés que ocupa el cargo de Director General de la OIEA desde 2009. Después de graduarse de la Facultad de Derecho, ingresó en el Ministerio de Relaciones Exteriores en 1972. Se especializó en la cuestión del desarme internacional y los esfuerzos de no proliferación nuclear. En agosto de 2002, fue nombrado Director General de Control de Armas y Asuntos Científicos, y en agosto de 2004, fue nombrado Director General de la Conferencia de Desarme, No Proliferación y el Departamento de Ciencias.

¿Cree usted que el gas de esquistopuede ser un verdadero competidor de la energía nuclear? 

Todavía no sabemos todos los detalles sobre el uso del gas de esquisto, cuál será la producción y hasta qué punto va a ser competitivo, pero todavía produce gases de efecto invernadero. 

Además, nadie quiere depender de una sola fuente de energía, por lo que los países están interesados ​​en hacer un buen balance de las fuentes de energía. 

La energía nuclear no produce gases de efecto invernadero, es muy competitiva, y para algunos países no hay otra alternativa. Por lo tanto,  todavía hay mucha incertidumbre en relación a estos temas. Sin embargo, todo parece indicar que el crecimiento constante de la energía nuclear continuará. 

¿Cómo pueden las elecciones presidenciales en Iránafectar a las conversaciones de la República Islámica con la OIEA sobre el programa nuclear? 

Hemos estado siguiendo con interés las elecciones. No puedo especular sobre lo que sucederá después, pero puedo decir desde la postura de la OIEA que estamos preparados para un diálogo con miras a lograr resultados concretos. 

Como usted declaró anteriormente, el documento sobre un enfoque estructurado para determinar una posible dimensión militar de su programa nuclear está prácticamente acordado. ¿Qué otras controversias hay? 

Las controversias se mantienen y continúan las negociaciones. No puedo decir cuál es el problema desde el punto de vista de Irán. Pero podemos decir que nosotros, la Agencia, debe estar en condiciones de ejercer un control efectivo. Es decir, debemos tener la oportunidad de hacer nuestro trabajo, que consiste en proporcionar garantías en relación a que la actividad nuclear de Irán está destinada exclusivamente a fines pacíficos. Si tenemos las manos atadas demasiado fuertemente no podemos hacer el trabajo. Y esto a nadie le interesa – ni a Irán, ni a la Agencia ni a los países participantes. 

En su opinión, ¿es posible que vuelva Corea del Norte al  ámbito del diálogo? ¿Qué pasos hay que seguir? 

Es difícil responder a esta pregunta ya que Corea del Norte no es un socio fácil. Estamos dispuestos a enviar allí a expertos y personal, pero no podemos ir por ahí con inspecciones. Y los países miembros de la Agencia trabajan con la Corea del Norte, China, Rusia, Corea del Sur, Japón, Estados Unidos, todos estos países están trabajando para mejorar la situación. Porque es necesario un acuerdo político básico con este país, que hasta la fecha no existe. 

No soy tan optimista sobre el futuro de este tema, pero estoy seguro de que habrá progresos. Y estamos dispuestos a desempeñar nuestro papel para supervisar la desnuclearización.