Tecnología rusa para una central hidroeléctrica argentina

El holding Power Machines ha fabricado el equipamiento para la central hidroeléctrica Punta Negra. Fuente: ITAR-TASS

El holding Power Machines ha fabricado el equipamiento para la central hidroeléctrica Punta Negra. Fuente: ITAR-TASS

Probablemente uno de los artículos rusos de exportación más competitivos en la actualidad (junto a la producción destinada a técnica militar) sea la maquinaria para la producción de energía. Los índices de calidad del equipamiento energético se mantienen muy altos desde hace ya casi dos decenios, lo que le permite competir con pleno éxito en el mercado mundial.

El servicio de prensa de la compañía rusa Power Machines anunció la semana pasada la culminación de los trabajos de producción de dos generadores hidráulicos para la central hidroeléctrica argentina Punta Negra.

En 2011 Power Machines y el contratista general de la construcción de la planta hidroeléctrica – el consorcio argentino UTE (las empresas Techint y Panedile) – cerraron un contrato “llave en mano” de suministro de equipamientos hidráulicos destinados a la central hidroeléctrica.

De acuerdo con las condiciones del contrato, Power Machines debe fabricar y suministrar a las empresas energéticas argentinas dos turbinas hidráulicas con una capacidad de 32MWt cada una y sistemas de dirección automática, así como dos generadores combinados con sistemas auxiliares.

En febrero del año en curso Power Machines fabricó el primer generador. Actualmente en las plantas de producción de la empresa se están llevando a cabo labores de producción de turbinas hidráulicas.

Según los representantes de la empresa rusa, se prevé que la puesta en funcionamiento de la planta hidroeléctrica Punta Negra sea una realidad a finales de 2015.

La participación en la construcción de la planta hidroeléctrica argentina da continuidad a la exitosa gestión del holding en el mercado latinoamericano de la energía. En 2010 se inició la explotación de dos nuevas centrales hidroeléctricas con equipamientos fabricados por Power Machines: 'Los Caracoles' en Argentina y 'La Higuera' en Chile.

Para la planta argentina se proyectaron y fabricaron dos equipos hidráulicos con una capacidad de 60,78MWt cada uno combinados con equipamiento hidromecánico y auxiliar. Para la planta de Chile el suministro fue de dos generadores hidráulicos con una capacidad de 77,5 MWt cada uno.

En 2012 se pusieron en marcha dos equipos hidráulicos con una capacidad de 375 MWt cada uno en la central hidroeléctrica de 'La Yesca',  en México, para la que Power Machines hizo dos generadores hidráulicos, así como equipamiento auxiliar, y completó la proyección y montaje de equipamiento electromecánico de la sala de maquinaria.

Previamente, en 2008 y 2009, Power Machines había fabricado y suministrado a la planta hidroeléctrica San Joan en Brasil dos generadores hidráulicos con una capacidad de 41MWt cada uno.

Según los pronósticos de la Agencia Internacional de la Energía, el crecimiento interanual de la producción de energía eléctrica en la central hidroeléctrica entre los años 2007-2030 será del 2%.

Power Machines

Compañía rusa especializada en la la construcción de maquinaria para la producción de energía. Suministra equipamiento a centrales eléctricas térmicas, nucleares, hidráulicas y de turbinas de gas. Creada en el año 2000 sus producciones están en 57 países del mundo.

Sudamérica, cuyos ríos son el recurso natural más importante del continente, es uno de los líderes en el sector de la energía hidráulica. Según las declaraciones de un experto afín al sector, el 67% de los recursos hidráulicos en territorio suramericano aún no han sido explotados y los estándares ecológicos en América Latina son más flexibles que en los países desarrollados debido a la baja inserción de la población en cuestiones relacionadas con la preservación del medio ambiente (la puesta en funcionamiento de la planta hidroeléctrica implica una modificación significativa de la cuenca fluvial).

Esto significa que actualmente es posible presuponer un crecimiento de los ritmos de construcción de centrales hidroeléctricas en el continente.

El memorando de colaboración entre el Ministerio de Energía de Rusia y el Ministerio Federal de planificación de la cooperación en el sector energético se firmó en 2008 durante una visita oficial del presidente de la Federación Rusa, Dmitri Medvédev.

Según las declaraciones del presidente de la comisión bilateral ruso-argentina y el jefe del Servicio Federal de Veterinaria y Control Fitosanitario, Serguéi Dankvert, los proyectos en el ámbito de la energía hidráulica en Argentina resultan extremadamente atractivos para la parte rusa. “Se trata de contratos multimillonarios, ya que los generadores y turbinas rusos gozan de buena reputación en Argentina”, ha explicado el funcionario.

La cooperación entre Rusia y Argentina en el ámbito de la energía  hidráulica posee un gran potencial, algo que confirman una serie de comisiones intergubernamentales de alto nivel celebradas el año pasado y que contaron con la participación de las empresas rusas líderes en el sector de la energía hidráulica, tanto en Rusia como en territorio argentino.

A pesar de la existencia factores que suelen complicar la exportación de equipamientos para la producción de energía en los países de Latinoamérica (carencias de la base legal contractual de las relaciones económicas y comerciales, ausencia de apoyo financiero estatal a gran escala a la exportación de producción de construcción de maquinaria) sus exitosos suministros en América Latina prometen a Rusia unas perspectivas para triunfar y mantener en el futuro el liderazgo en este segmento.