“La inventiva de los programadores es nuestra ventaja competitiva”

Entrevista a Mark Shmulevich, viceministro de Comunicaciones, acerca de la situación de las TI en Rusia. Fuente: Ministerio de Comunicaciones

Entrevista a Mark Shmulevich, viceministro de Comunicaciones, acerca de la situación de las TI en Rusia. Fuente: Ministerio de Comunicaciones

El viceministro de Comunicaciones, Mark Shmulevich, habla sobre cómo conseguir que el sector de las tecnologías de la información (TI) se coloque a la cabeza de las exportaciones, sobre métodos para la popularización de esta profesión entre los jóvenes y sobre las razones por las que los extranjeros deberían aprender de los rusos.

El Ministerio de Comunicaciones se propone equilibrar, en términos de volumen de exportación, el sector de TI y la industria de defensa. ¿Desde qué perspectiva se podrá llevar a acabo este objetivo?

A principios de la década del 2000, la exportación de productos de software de Rusia suponía tan solo unos ingresos anuales entre 200 y 300 millones de dólares; en 2012, según diversas evaluaciones, estos ingresos han alcanzado los 4.000  millones de dólares.

Estos últimos años el ritmo de crecimiento medio ha sido del 20% anual. En 2012, Rusia vendió armamento a otros países por un valor aproximado de 15.000 millones de dólares.  Dentro de algunos años, si las circunstancias lo permiten, podremos alcanzar unas cifras perfectamente equiparables a las de la industria de defensa, a pesar del crecimiento previsto para la exportación de armamento.

Sin embargo, el aumento de las exportaciones de productos de software no es el objetivo principal. Esto es, más bien, un indicador del desarrollo equilibrado que está viviendo el sector de las TI y de que Rusia está bien integrada en la economía mundial.

Los últimos 10 años, algunos gigantes del sector, como Kaspersky Lab o la empresa ABBYY, han protagonizado un aumento intensivo de la exportación, ¿qué demanda tienen los productos comercializados por medianas empresas o empresas emergentes rusas?

El aumento de la exportación también se ha debido al avance de la externalización en Rusia, en la que también están implicadas empresas de tamaño medio. En lo referente a la producción, en los últimos años han aparecido numerosos proyectos de éxito.

Por ejemplo: Ecwid  (unas plataformas de comercio electrónico integradas con éxito en Facebook), Prognoz (sistemas analíticos para empresas), Diasoft (automatización de los sistemas bancarios y de seguros) y otros muchos proyectos que desarrollan productos capaces de competir a nivel internacional. Todas ellas comenzaron como empresas emergentes, pero ya cuentan con una base sólida muy prometedora.

La cuestión que debemos plantearnos es hasta qué punto estas empresas querrán permanecer en Rusia y no registrarse en otro país cercano o en EE UU, donde a menudo las condiciones para conducir un negocio son más favorables. 

¿Y cómo se proponen retener el interés de estas empresas por su país de origen?

Hemos elaborado dos bloques con las medidas institucionales más importantes para el impulso del sector de las TI. Se trata, por un lado, de habilitar un régimen tributario favorable y, por otro, de aportar personal cualificado. 

Hasta 2017 se aplicará una rebaja en la cuota de la seguridad social para aquellas empresas cuya actividad se centre en un 90% en las tecnologías de la información. 

La cuota pasará a ser del 14 %, en lugar del 30 % habitual. Pero esto no es suficiente para mantener el mismo ritmo de crecimiento. Ahora estamos estudiando la posibilidad de alargar el periodo de vigencia del descuento hasta 2020. Lo importante es que el Estado acompañe paralelamente estas políticas: en algunos países se concede incluso una moratoria en caso de que se produzca un deterioro inesperado de las condiciones fiscales. Y es que, para lograr estabilidad en el sector, es importante que las empresas entiendan que las normas del juego no cambiarán de la noche a la mañana. 

Los programadores rusos tienen fama en el mercado internacional de estar capacitados para resolver tareas a las que no pueden hacer frente ni los especialistas chinos, ni los indios, ni siquiera los estadounidenses… 

Sí (ríe), se puede aprender de nuestra inventiva. Precisamente esta ventaja competitiva es la que mueve el sector de la externalización. Aquí se forman buenos ingenieros, pero no son suficientes.

Menos del 1% de la población activa actual de Rusia se dedica al sector de las TI. En EE UU este indicador alcanza el 4%, en los países europeos más del 3%. Una de las tareas urgentes a las que el Ministerio de Comunicaciones debe hacer frente hoy es la popularización de esta profesión.

En el X Foro Económico de Krasnoyarsk, que tuvo lugar recientemente en Siberia, se celebró una mesa redonda dedicada a debatir sobre el problema de la falta personal de TI cualificado. La reunión contó con la presencia de varios representantes del negocio, desde empresas emergentes hasta otras ya asentadas como Yandex y Microsoft; además de grandes consumidores de estas tecnologías como Sberbank, el Banco Mundial y otros. Algunas de las disposiciones que se acordaron allí ya se están implementando, como el fomento de la celebración de concursos de programación. 

Hace poco, subieron un vídeo en YouTube en el que los fundadores de Microsoft, Facebook, Twitter y Dropbox explicaban la importancia de estudiar programación. ¿Tienen en mente hacer algo parecido? 

No vamos a dedicarnos a copiar punto por punto lo que hacen los estadounidenses, pero sin duda se necesitan iniciativas similares aquí en Rusia. Las campañas de vídeo son solo una de las opciones que pueden resultar eficaces. 

Nuestro principal objetivo es convertir al especialista en TI en un símbolo de su generación. Para esto, convendría presentar programas sobre el sector en televisión, informar en las escuelas sobre las salidas que ofrece esta profesión, mantener reuniones con profesionales del sector, incluso se podría crear una serie cuyo protagonista fuera un programador. 

Para elaborar el plan de desarrollo del sector, ¿se ha basado en la experiencia de otros países que han alcanzado el prestigio en el ámbito de las TI? 

Por desgracia, no es tan sencillo aplicar la experiencia ajena en Rusia. Aquí tenemos nuestras propias peculiaridades y trampas. 

Aunque sí que estamos siempre pendientes de las prácticas que se llevan a cabo en otros países. Por ejemplo, sabemos que en la India se ha puesto en marcha un proceso de liberalización de la legislación sobre las transacciones de divisas y el mercado de opciones, y estamos estudiando los efectos que podría tener una medida similar en Rusia. 

El mercado de opciones, como medio de motivación efectivo, aquí no es factible. Nos apoyamos en la experiencia extranjera para elaborar propuestas de protección jurídica para los proyectos de empresas rusas, ya que en determinadas áreas como, por ejemplo, la preparación para la guerra de patentes, contamos con la ventaja del neófito. En cuanto a las infraestructuras, ya estamos intercambiando experiencias con Singapur e Israel en la construcción de parques tecnológicos. En este ámbito, a Rusia aún le queda mucho por mejorar.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.