Cómo protegerse ante las amenazas procedentes del espacio

Rusia prepara un nuevo proyecto, que verá la luz a finales de este año, para  contrarrestar la posible caída de asteroides. Fuente: PhotoXpress

Rusia prepara un nuevo proyecto, que verá la luz a finales de este año, para contrarrestar la posible caída de asteroides. Fuente: PhotoXpress

Nuevos vehículos de lanzamiento y supertelescopios protegerán a Rusia frente a la posible caída de cometas. El proyecto de desarrollo del programa nacional ruso para la lucha contra las amenazas espaciales podría ver la luz a finales de 2013. El pasado martes tuvo lugar una mesa redonda en Moscú sobre el tema.

Supertelescopios y un catálogo de asteroides

Borís Shustov, presidente del grupo de expertos en amenazas espaciales adscrito al Consejo del Espacio de la Academia de las Ciencias de Rusia, opina que para detectar objetos espaciales peligrosos, como el meteorito de Cheliábinsk, se tendría que crear un sistema con base tanto en la Tierra como en el espacio, además de acabar la construcción del telescopio gran angular que se está llevando a cabo en la región del Baikal.

A su vez, Alexánder Ipátov, director del Instituto de Astronomía Aplicada, cree que Rusia tiene que perfeccionar su sistema de observación de asteroides para poder ofrecer una respuesta efectiva ante las posibles amenazas espaciales; para ello, en primer lugar, es imprescindible catalogar todos los asteroides.

Este debate sobre la defensa contra las amenazas espaciales está en parte relacionado con la caída reciente de un meteorito en Rusia. A mediados de febrero de 2013 cayó, en la región de Cheliábinsk, un cuerpo espacial que explotó aproximadamente a unos 25 kilómetros de la Tierra. A causa de la onda expansiva, sufrieron daños más de 1.500 personas y más de 7.000 edificios quedaron afectados, lo que dejó unos daños materiales superior a los mil millones de rublos (más de 25 millones de euros).

“La cuestión es que la amenaza que representan los asteroides no es comparable con el peligro que implica la basura espacial.  Nuestro instituto está catalogando todos los cuerpos pequeños del sistema solar. No obstante, en lo referente al sistema de observación, Rusia se ha quedado rezagada. Por poner un ejemplo, en los EE UU se han registrado todos los asteroides de más de un kilómetro, lo que equivale a más de 800.000 objetos”, asegura.

Haz click en la imagen para ver los datos

Por su parte, Borís Chetverushkin, director del Instituto Keldish de Matemática Aplicada, adscrito a la Academia de las Ciencias de Rusia, ha propuesto crear en el país un centro de procesamiento y análisis de información sobre asteroides que se acercan a la Tierra. 

Explosiones nucleares dirigidas a los asteroides

En presidente y primer ingeniero de RKK Energia (una corporación espacial rusa), Vitali Lopotá, considera que la fabricación, a partir del proyecto ya en marcha, de un cohete portador con una capacidad de carga de 70 toneladas para el año 2020 y 150 toneladas para el 2030, acercará a Rusia a la solución definitiva para los peligros espaciales.

Los cohetes portadores ultrapesados son imprescindibles para el lanzamiento de aparatos espaciales fuera de la órbita de la Tierra, lo que permitiría interceptar asteroides peligrosos con anticipación.

El número de cuerpos que presentan un alto grado de peligrosidad, por su posible colisión con la Tierra en los próximos 100-200 años, está entre 200.000 y 300.000, de los que los especialistas conocen tan solo un 2%.

Lopotá aclaró que un cohete portador ultrapesado es capaz de transportar una carga termonuclear hasta asteroides de gran envergadura. También señaló que la preparación de un sistema nacional e internacional de protección contra la colisión de asteroides, en el que se utilizarán cargas nucleares, exige la solución de cuestiones relacionadas con el Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares (TNP) y la prohibición de ensayos nucleares.

Según el director de Rosatom (Corporación estatal de la energía nuclear en Rusia), Oleg Shubin, otros métodos más exóticos de desviación y destrucción de asteroides peligrosos, que excluyen el uso de explosiones nucleares, son poco efectivos. 

Programa para la lucha contra las amenazas espaciales

El director de Roscosmos, Vladímir Popovkin,  ha anunciado que en Rusia “ya hay tres planes en marcha: el plan para el desarrollo de recursos ópticos (observación) de la Academia de las Ciencias de Rusia, el plan de Roscosmos (para la lucha contra las amenazas espaciales) y el plan del Ministerio de Defensa. Estos planes deberían fusionarse. El prototipo del programa para la lucha contra las amenazas espaciales podría ver la luz a finales de 2013”, añadió.

Según sus palabras, hasta dentro de cinco o siete años no se conseguirán unos medios de respuesta a las amenazas espaciales razonables.

En lo que respecta a la basura espacial, Popovkin señaló que resulta especialmente peligrosa para los satélites que están distribuidos por la órbita geoestacionaria y que, si la comunidad internacional no adopta medidas urgentes para la protección de estos aparatos, en los próximos 20 años el espacio geoestacionario quedará definitivamente contaminado.

Actualmente, la órbita más próxima a la tierra acumula más de 600.000 objetos con un tamaño superior a 1 centímetro (la colisión con un objeto de estas características podría dañar gravemente un satélite y con uno de más de 10 centímetros, de los que se registran al menos 16.000, podría aniquilar la sonda espacial). A menudo, es necesario desviar los satélites de la trayectoria de restos peligrosos, lo que reduce las reservas de combustible y la vida útil de los dispositivos. Se calcula que las pérdidas soportadas por los operadores europeos de satélites a causa de la basura espacial ascienden a 140 millones de euros al año, y en la próxima década esta cifra podría ascender hasta los 210 millones de euros. 

Versión abreviada; el original en ruso se puede leer en RIA Novosti.  

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.