Rosneft explorará campos de hidrocarburos en el Golfo de México

El jefe de la petrolera rusa ROSNEFT, Ígor Sechin. Fuente: Reuters

El jefe de la petrolera rusa ROSNEFT, Ígor Sechin. Fuente: Reuters

La petrolera estatal rusa Rosneft podrá desarrollar obras de prospección en el Golfo de México gracias a un convenio suscrito el miércoles con su socio estratégico, la estadounidense Exxon Mobil.

“El acuerdo permite a Rosneft colaborar con Exxon en 20 campos de la plataforma del Golfo de México obteniendo una participación del 30% en las licencias ya adquiridas por la empresa estadounidense”, declaró el jefe de la petrolera rusa, Ígor Sechin, tras la ceremonia de firma que tuvo lugar en la sede de Exxon Mobil.

Estos campos petroleros, cuya superficie total es de unos 450 kilómetros cuadrados, se sitúan a una profundidad de entre 640 y 2.070 metros. Diecisiete de los veinte se encuentran en el sector occidental del Golfo de México, y los tres restantes en el centro.

A cambio, Rosneft proporcionará a ExxonMobil acceso a proyectos de exploración conjuntos en las plataformas del mar Negro y el Ártico

Las obras de perforación empezarán el próximo año, comunicó el presidente de Exxon Mobil, Stephen Greenlee, quien firmó el convenio por la parte estadounidense.

También en 2014, un año antes de lo previsto, comenzará la perforación del primer pozo en el mar de Kara, en la plataforma rusa del Ártico, dijo el jefe de Rosneft.

Al intervenir el miércoles ante los ejecutivos de la industria global del petróleo y el gas, reunidos en la conferencia anual IHS CERAWeek, Sechin anunció para principios del segundo trimestre el cierre de la transacción de compra de la empresa TNK-BP a la multinacional británica BP y al consorcio AAR.

Gracias a esta adquisición,  Rosneft se convertirá en la mayor petrolera pública del mundo.

Producirá en Rusia unos 200 millones de toneladas del crudo al año (en comparación con 115 millones de toneladas de Exxon Mobil, que pasará a ser el número dos a escala global) y tendrá reservas probadas de hidrocarburos equivalentes a más de 5.000 millones de toneladas del petróleo, dijo Sechin en una entrevista publicada anteriormente en el periódico corporativo de Rosneft, The Oil Post. Sechin evaluó la transacción con BP y AAR en 56.000 millones de dólares.

Una vez concluida la transacción, BP tendrá en Rosneft una participación del 19,7% y será la segunda accionista después del Estado ruso.