La red social del futuro

Iliá  Korobeinikov constituye un ejemplo de empresario de una Startup pujante en Rusia. Fuente: Domosite

Iliá Korobeinikov constituye un ejemplo de empresario de una Startup pujante en Rusia. Fuente: Domosite

Una startup tecnológica basada en Ekaterimburgo no solo permite comunicarse con los vecinos, sino también resolver cuestiones relacionadas con servicios domésticos y pagar facturas online.

Durante mucho tiempo, las empresas tecnológicas rusas han tenido mucha más importancia en las dos capitales del país, Moscú y San Petersburgo. Sin embargo, últimamente, se ha venido observando el auge de startups también en algunas pequeñas ciudades.

Un buen ejemplo es Ekaterimburgo, hogar de varios proyectos como la plataforma de contabilidad online SKB Kontur, que ha obtenido una gran popularidad en todo el país entre las pequeñas y medianas empresas, u onWebinar, que varias compañías han utilizado para conferencias; o Timeliner, un novedoso servicio de reservas online para pequeños negocios.

Domosite es otra solución online que vio la luz en Ekaterimburgo y que puede convertirse en el buque insignia de las startups de la ciudad.

En 2007, Iliá Korobeinikov, mánager de la conocida firma rusa de tecnología Softline, compró un piso en Ekaterimburgo y se dio cuenta de que la gente de su edificio no se comunicaba en absoluto. Como suele suceder en los grandes bloques de pisos en Rusia, los residentes simplemente no conocían a sus vecinos y nadie tenía ningún contacto. Iliá empezó a pensar qué podría hacer y recordó los conocimientos de diseño web que había adquirido en la universidad: partiendo de ahí, creó cocedi.net, una red social para residentes de bloques de apartamentos. Y creó también su propio negocio.

Como se descubrió más tarde, el aspirante a empresario acaba de entrar en un prometedor nicho del mercado. Alexander Selegenev, director ejecutivo de TMT Investements, señala que numerosas compañías tradicionales de B2B (business-to-business) han venido desarrollando software en este sector durante los últimos años. Según Selegenev, las soluciones Comfort  y STACK  constituyen algunos de los ejemplos más interesantes. "Aun así, al mercado ruso todavía le queda mucho para alcanzar la madurez, algo evidente también en el hecho de que está muy fragmentado", concluye.

Había muy pocas startups tecnológicas cuando se lanzó cocedi.net en Ekaterimburgo. Así pues, Korobeinikov se dirigió personalmente a SKB Kontur y los persuadió para invertir en el proyecto. La nueva compañía apareció en enero de 2011. La página web fue rebautizada Domosite.ru  y se reinventó su concepto.

Los inversores gastaron en la página unos 2 millones de rubos (unos 66.000 dólares) en seis meses, conectando por este sistema 3.000 casas de 20 ciudades rusas. En teoría, los residentes tenían que empezar a formar comunidades, pero solo unas pocas personas de cada bloque estaban dispuestas a registrarse; no era suficiente para resolver los problemas que se les planteaban.

Por tanto, el concepto fue revisado. "Teníamos dos opciones: o introducir nuevos servicios para residentes o dirigirnos a las compañías de gestión de viviendas que pudiesen estar interesadas en traer directamente clientes a nuestra web", recuerda Korobeinikov.

Al final, eligieron la segunda opción. Domosite empezó a ofrecer diversos servicios como intermediario de compañías de gestión, desde enviar boletines por email o sms a ofrecer acceso a la lectura de contadores online, entre otras cosas.

"Como las compañías que gestionan las viviendas nos pagan por nuestros servicios, estamos interesados en atraer tantos residentes del edificio como sea posible. De este modo, cubrimos ambas necesidades: obtenemos beneficios y ganamos usuarios", explica Korobeinikov.

Los expertos ven el potencial de este nicho, pero advierten de sus inconvenientes. "Es bastante probable que las compañías inmobiliarias y de servicios sean más lentas de lo que piensan los que trabajan en el ámbito tecnológico. Domosite tiene un largo camino que recorrer, conectando viviendas en su sistema mientras va introduciendo nuevos servicios. Dado que su sede está en Ekaterimburgo, la compañía estará, a largo plazo, en una mejor posición financiera que sus colegas moscovitas", predice Andréi Kulikov, analista de inversiones de Fastlane Ventures.

Sin embargo, parece que los fundadores de Domosite están ansiosos por expandirse, ya que empezaron a pensar en una segunda fase de inversiones en octubre de 2011.

En aquel momento, otra compañía, Revdom, estaba operando en el mismo ámbito en Moscú, aunque solo proporcionaba servicios de votación online para gestores de propiedades y condominios. El fundador de Revdom, Serguéi Antipin, explicó que todas las compañías de gestión tienen que coordinar sus decisiones con los propietarios en las reuniones generales. La legislación rusa no contempla el voto online, pero Revdom ha desarrollado un sistema de intercambio documental que hace que el voto electrónico tenga valor legal.

El consenso entre los expertos fue que Revdon tenía una sólida estrategia de mercado; por su parte, Domosite empleaba un potente equipo de desarrolladores de software. Por tanto, cuando Runa Capital supo de Revdom, ofrecieron a Domosite la financiación que necesitaba a condición de que las dos compañías se fusionasen.

El cofundador de Runa Capital, Dmitri Chijachev explica por qué se tomo esta decisión para la inversión: "Los negocios de viviendas y servicios domésticos necesitan una mayor aplicación de tecnologías de la información. Hay una enorme cantidad de procesos que llevan a cabo las compañías de servicios e inmobiliarias, pero lo hacen de modo tradicional, sin ninguna tecnología moderna".

Al final, Runa Capital invirtió 1,2 millones de dólares en el proyecto conjunto; Antipin se convirtió en el nuevo director ejecutivo de la compañía y Korobeinikov en su director tecnológico. Los programadores permanecieron en Ekaterimburgo, mientras que la principal oficina de ventas y las funciones de gestión general se trasladaban a Moscú.

Parece que Domosite tiene un futuro prometedor. Su principal inversor, el propietario de SKB Konut, Leonid Volokov, espera que el valor de la compañía alcance los 100 millones de dólares en dos o tres años.

Alexander Selegenev señala que el proyecto realiza un esfuerzo para combinar los servicios que necesitan las inmobiliarias, las empresas de servicios y los gestores de propiedad con otros elementos de las redes sociales y servicios para los residentes de las viviendas.

Iliá Korobeinkov afirma que, a día de hoy, los gestores de propiedades y las comunidades de vecinos constituyen la única fuente de beneficios de este proyecto. La cantidad media que pagan depende del tamaño de la compañía y del paquete de servicios que adquiera, y va desde los 1.500 a los 10.000 rublos al mes (entre 50 y 330 dólares, aproximadamente).

En el mejor de los casos, Domosite alcanzará su umbral de rentabilidad este año. Por tanto, parece probable que Korobeiniko tenga que trasladarse a Moscú, donde tendrá muchas más posibilidades que abordar. "Si te soy sincero, no quiero hacerlo, porque no me gusta Moscú", confiesa. "Además, el ambiente de negocios aquí en Ekaterimburgo es igual de bueno".

Datos básicos

Nombre: Domosite.ru 

Website: Domosite.ru 

Tarea:

Plataforma online para la interacción y cooperación entre residentes y responsables en pisos de apartamentos. 

Características única:

Actualmente es el único portal que ofrece servicios de gobernabilidad online y permite que los ciudadanos participen en la toma de decisiones. Se trata de la única herramienta que ha facilitado un voto online legítimo entre residentes. 

Lanzamiento:

 Marzo del 2012

Planes de desarrollo:

Ser utilizado por no menos del 50% de los residentes en apartamentos en numerosas ciudades rusas, lograr éxito a nivel nacional y acceder a mercados internacionales.

Pros y contras:

Pros:

 

Servicios únicos para la organización de apartamentos, análisis de expertos y posibilidad de crear una política de vivienda diferente.

 

Weaknesses:

Ya existes este tipo de herramientas entre las compañías inmobiliarias. Aunque la experiencia internacional señala que es más barato y más efectivo utilizar un instrumento universal que crear uno propio.

 

Oportunidades:

 

Puede contribuir a a facilitar la transparencia, la eficiencia y la inclusión de los residentes.

Amenazas:

 

Rivales en el mercado ruso.

Contacto:

Serguéi Antipin
+7 (499) 558 18 38