El currículum visual: ¿una ventaja o una trampa?

Este tipo de CV apuesta por lo visual. Fuente  : PhotoXPress

Este tipo de CV apuesta por lo visual. Fuente : PhotoXPress

Algunos miembros de los equipos de RRHH consideran que es todo un hallazgo, otros creen que no es más que una trampa

"Las infografías son una herramienta muy útil que ayudan a comprender información compleja", dice Antón Nadei, fundador del servicio Karta talanta (Mapa de talento). “Un currículum visual, en comparación con los tradicionales, permite leer sobre la formación de una persona o ver la evolución de su carrera más rápidamente”.

Nadei fue uno de los primeros en proponer el currículum visual a los rusos en busca de trabajo: en 2009 ya apareció en su página web un prototipo que se llamaba NOT4HR. Se trataba de un sistema de gestión de vacantes que permitía valorar de forma automática hasta qué punto respondía la experiencia del candidato al puesto que se ofrecía.

Asegura que uno de los principales problemas de la página en aquel entonces era la complejidad de modelos de currículum. En 2010 decidió crear un interface aparte del sistema para los candidatos: KartaTalanta.ru.   (en ruso) y desde junio de 2012 funciona en abierto.

En su opinión, este formato gráfico es útil para aquellos con una experiencia laboral larga y diversa. “Nuestro usuario ideal sería un profesional con experiencia, con una formación de entre 10 y 15 años, que haya tenido entre tres y cinco empleadores y que, en el momento en que se realiza el currículo, haya alcanzado el nivel de director general", nos explica. 

“También sería interesante visualizar la carrera profesional de un experto con un perfil de uno 20-30 años trabajando en diferentes industrias".

Por su parte, Evgueni Lisiakov, director del departamento de subcontratas de personal de la empresa Intercomp, considera que la aparición del currículum visual es un avance. "Sobre todo si tenemos en cuenta que antes los candidatos tenían que rellenar unos primitivos formularios en los que se pedía el nombre de tus familiares cercanos, una lista de los puestos y lugares de trabajo en la que ni siquiera se incluían las obligaciones del cargo", señala.

El elemento central del currículum visual es un gráfico de la evolución de la carrera profesional: se trata de una línea de tiempo en la que aparecen unos bloques gráficos. Cada uno de ellos representa un episodio de la experiencia de esa persona: centro de estudios, trabajos, etc...

Una vez definida la experiencia profesional se podría visualizar perfectamente unos indicadores cuantitativos como el crecimiento de las ventas de los proyectos, su distribución geográfica, el número de subordinados, nos dice Alexander Shúmovich, socio de la agencia Eventum Premo.

"Los mánagers de RR HH dedican una buena parte de su tiempo a confirmar los datos que aparecen en los CV y no tanto a hacer una selección previa”, recalca Alexandr Sizintsev, director general del servicio online Biletix. 

Al contrario que Nadei, piensa que los currículums gráficos pueden ayudar a los candidatos con poca experiencia laboral. "Las hojas de vida en texto hacen hincapié en la cronología de la carrera profesional. Depende desde qué punto de vista se mire puede ser más favorable para un especialista con experiencia que para uno principiante”, explica Sizintsev. 

“Con ayuda del gráfico este detalle se puede equilibrar en cierto modo”, aclara.

“Es posible que los empleadores puedan valorar más rápidamente a los candidatos con esta herramienta, pero también aumenta la posibilidad de que se produzcan errores”, continúa Shumovich.

"Si algunos perfiles clave no coinciden, no se pondrán a leer con más atención el currículum. También puede suceder el caso contrario: que debido a una buena presentación de uno mismo, el empleador vea algo que hubiera podido pasar por alto".

Escepticismo frente a esta nueva herramienta

La mayoría de los directores de RRHH son escépticos frente a esta nueva práctica. "En mis diez años de carrera he visto decenas de currículums visuales", comparte con nosotros Natalia Chisler, directora de RRHH de la empresa de IT JetBrains. 

"Este formato probablemente sea más útil para los profesionales del marketing y para los especialistas en ventas. Hasta cierto punto también para los diseñadores, aunque por lo general la visualización de la biografía creativa no puede sustituir al portafolio".

“En cuanto a los programadores, lo mejor es que no utilicen el gráfico”, señala Chisler. “Estos especialistas aprovechan su currículum para contar los proyectos que han realizado y las tecnologías que dominan, lo que en la visualización no queda reflejado”.

“Los abogados y financieros también deberían evitar este formato”, señala Dmitri Bunkov, director del departamento de personal de la empresa farmacéutica Boeringuer Ingelheim.

“Hace tiempo que existen servicios parecidos pero no han sido más que un juego y un campo para desarrollar las habilidades de diseñadores principiantes”, dice categóricamente Yuri Virovets, presidente del consejo de dirección de HeadHunter.

En su opinión esta herramienta no sirve para el trabajo profesional de selección de personal. "El currículum visual es para enseñárselo a tus padres o a tus amigos, para entretenerte, pero no sirve para enviárselo a un potencial empleador", ironiza. "Un seleccionador de personal, puede recibir decenas o cientos de currículums al día. La decisión de si el candidato es interesante o no  se toma en menos de un minuto. Lo único que hace falta es que el perfil profesional esté estructurado de forma sencilla y lógica. Uno puede dejarse la vista viendo cientos de currículums en imágenes".

La directora del departamento de análisis de Superjob, Valeria Chernetsova, está de acuerdo, "los reclutadores no leen los currículums de inicio a fin, sino que hacen un recorrido visual por los puntos clave. Si se pone a mirar las fotos de los diagramas, las tablas y todas las demás visualizaciones gráficas, perderá más tiempo que mirando un currículum clásico".

En su opinión, este formato es más útil para realizar valoraciones de efectividad en el trabajo de los directores de varias filiales de la empresa. "En ese caso la tecnología gráfica ayuda a comparar a varias personas y ver la contribución concreta de cada uno", concluye Chernetsova.

 

El artículo se publicó originalmente en ruso en Védomosti.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.