El rompehielos más grande del mundo se construirá en San Petersburgo

Fuente: flickr / MT Geske

Fuente: flickr / MT Geske

Las miras de muchos países están hoy puestas en los polos. Es allí donde pronto se cruzarán los intereses de algunos estados imperiosamente necesitados de nuevas fuentes de energía, las cuales abundan en cantidades fantásticas en las regiones polares del norte de la Tierra. En este contexto, la flota de rompehielos será el instrumento clave para la ejecución del futuro programa de extracción y transporte de los portadores de energía del norte.

Ajuzgarporlaenvergaduradelprogramaderompehielosruso,enel2017elÁrticoyatendráunnuevodueño.Ennoviembredel2013,segúnuncontratoentrelacompañíaestatalrusaAtomflotylasociedadproductoraBaltiskiZavod,comenzaráenSanPetersburgolaconstruccióndelrompehielosmásgrandeypotentedelmundo.

Una de las principales ventajas del nuevo rompehielos será su universalidad. A pesar de sus gigantescas proporciones (más de 170 metros de eslora y 34 de manga), el barco podrá abrir el paso a los barcos con igual eficacia por los estuarios de los ríos siberianos como por las rutas del Mar del Norte.

Como ya indicó Konstantín Kniázevski, director general adjunto de Atomflot, en una entrevista reciente en la emisora de radio 'La Voz de Rusia', tales posibilidades quedarán cubiertas gracias a esta nueva construcción.

La Fábrica de construcción naval de Viborg es una de las mayores empresas de construcción naval de la región noroeste de Rusia. Se fundó en 1948 y cumple encargos de construcción naval comercial, así como de construcción de plataformas perforadoras para su funcionamiento en plataformas marítimas. Desde el año 2012, esta empresa pertenece a la Corporación Unificada de Construcción Naval de Rusia.

“A día de hoy tenemos en nuestra explotación dos rompehielos de poco calado, el Táimir y el Vaigach. También tenemos rompehielos que trabajan la ruta del Mar del Norte en sus zonas altas. Son rompehielos de doble reactor del tipo Ártico, con un calado de hasta once metros. La universalidad de la nueva nave consistirá en que el rompehielos funcionará tanto en zonas poco profundas como en zonas profundas. Puede cambiar de calado mediante el uso de aguas de lastre”.

El rompehielos irá equipado con el nuevo reactor de agua a presión RITM-200, el cual aumentará sensiblemente su seguridad, según ha aclarado el científico nuclear Ígor Ostretsov.

“Rusia tiene el monopolio de infraestructuras para transportes nucleares”, dice Ostretsov. “Estos aparatos se están perfeccionando, se les están aplicando nuevas tecnologías, y no cabe duda de que el reactor de agua a presión de este rompehielos le garantizará unos índices de seguridad más altos que los de aquellos utilizados previamente”.

La función principal de un rompehielos es la de abrir el paso a buques de gran tonelada por la ruta del Mar del Norte. Además, este barco participará en operaciones de salvamento en la cuenca ártica y asegurará el funcionamiento de los puntos de extracción de petróleo. Pero, según la opinión del profesor Ostretsov, existe otra función importante.

“Las investigaciones modernas son, en primer lugar, las investigaciones de la plataforma del Océano Glacial Ártico. Una de las funciones principales es la de demostrar la prioridad de Rusia en el  Océano Glacial Ártico; esta es una función tanto científica como práctica”.

Mientras tanto, Rusia propone la participación de compañías extranjeras en su programa de rompehielos. Así, a finales de diciembre se ha firmado un contrato entre la Agencia federal de transporte marítimo y fluvial de Rusia y la compañía finlandesa Arctech Helsinki Shipyard para la construcción del rompehielos del proyecto 21900M.

Los finlandeses realizarán la labor de fabricación de parte del armazón, su formación, la de instalación y ajuste del equipamiento, y efectuarán el descenso de la nave al agua, las pruebas y la entrega de la nave al cliente.

“Este encargo será sin duda un paso importante en el desarrollo de la colaboración entre la fábrica de construcción naval de Výborg y Arctech Helsinki Shipyard. Además, el trabajo para el montaje de semejante nave permite de nuevo a ambas compañías hacer un reclamo de sí mismas y de los astilleros capaces de producir naves tan complejas de clase hielo”, señaló Alexánder Soloviov, director general de la fábrica de construcción naval de Výborg.

“Este encargo es muy importante para el astillero Arctech Helsinki. Dará una buena carga de trabajo al astillero durante los próximos dos años”, declaró por su parte Esko Mustamäki, director ejecutivo del astillero Arctech Helsinki Shipyard.

El futuro rompehielos podrá traspasar placas de hielo de un grosor de hasta 1,5 metros. Sus funciones principales serán abrir el paso a las naves de gran tonelada, remolcar, extinguir incendios en objetos flotantes y estructuras varias, ayudar a naves que sufran contratiempos, y arrastrar cargas. La construcción del rompehielos comenzó ya en la última semana del año 2012.

Esta es ya la tercera nave de la fábrica de construcción naval de Viborg. La construcción de las dos primeras comenzó el 17 de octubre y el 12 de diciembre del 2012 respectivamente, y sus plazos de entrega vencen en mayo y octubre del 2015.