Iván Bunin, las 5 mejores obras del primer Nobel de Literatura ruso

El señor de San Francisco

El señor de San Francisco

Ilustración de O.G. Vereysky, 1972
El 22 de octubre se cumplen 145 años del nacimiento del primer ruso galardonado con el premio Nobel de literatura y una de las principales figuras literarias de la emigración de rusos blancos.

Iván Alexéievich Bunin (Vorónezh 1870- 1953). Nació en Vorónezh en el seno de una familia noble. Escribió poesías desde joven y tradujo del inglés a autores como Lord Byron y Alfred Tennyson. Se exilió en Francia después de la revolución de 1917, donde fue un destacado intelectual entre los emigrados blancos. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1933. Murió en París en 1953.

El señor de San Francisco (1915)

Un hombre acaudalado viaja a Italia en el buque Atlántida. A su llegada a la isla de Capri, el hombre muere de forma inesperada. Su cuerpo se convierte en una carga para todos, incluso parar su familia, que no sabe qué hacer con él. De regreso a América, ya no viaja en un camarote de primera clase, sino en las bodegas, donde resuena funesta la imponente maquinaria del barco.

El crítico contemporáneo de Bunin Abraham Derman escribió lo siguiente de esta parábola: “Más de diez años nos separan de las últimas obras de Chéjov; desde entonces —si descartamos las obras póstumas de Tolstói—, no ha habido ningún escrito en lengua rusa que se pueda equiparar a El señor de San Francisco en fuerza y trascendencia”.

El amor de Mitia (1924)

Cuando Katia, de la que el estudiante Mitia está enamorado, comienza a prepararse para ser actriz, madura y empieza reírse de su puerilidad. Mitia, cegado por la pasión y los celos, se marcha de Moscú al pueblo para aclarar sus ideas. Allí, el joven se rinde al amor carnal en una choza con una mujer del pueblo, lo que le hace sufrir aún más. En esta obra Bunin habla de cómo el desencuentro amoroso con Katia afecta profundamente a la vida de Mitia

El filósofo y amigo de Bunin, Fiódor Stepun, escribió en una ocasión que, en El amor de Mitia, Bunin no solo muestra a un estudiante confundido, sino que “revela la tragedia encerrada en el amor de todo individuo”. Esta podría considerarse una novela erótica.

Días malditos (1925-26)

Bunin, que no aceptó el bolchevismo ni la llegada al poder del gobierno soviético (simpatizaba con los blancos), emigró en 1920 a Francia. Sus diarios, que reflejan este periodo turbulento de la historia de Rusia, fueron publicados parcialmente en el periódico de la emigración rusa en París recogidos bajo el nombre de Días malditos.

En la URSS, esta obra no se editó hasta la perestroika, pues estaba cargada de odio contra los bolcheviques y reflejaba una profunda decepción con la revolución. “Acaso muchos no sabían que la revolución no es más que un juego sanguinario destinado a cambiar los papeles, en el que el pueblo —incluso si consigue ocupar por un tiempo el lugar del señor— siempre acaba huyendo del fuego para caer en las brasas.”, escribe Bunin en Días malditos.

La vida de Arséniev (1927-33)

Según Bunin, fue esta obra, publicada en París en 1930, la que le valió el premio Nobel de Literatura por “la destreza con que desarrolla en ella la tradicional prosa clásica rusa”.

En la novela se describe la infancia y juventud de Alexéi Arséniev y su historia de amor con Lika contra la voluntad de su padre. La joven huye de Arséniev y él intenta encontrarla, pero el padre le oculta su paradero. Bunin, como su personaje, también tuvo una amante, Bárbara, con la que vivió sin estar casados. En la novela aparecen otros muchos motivos autobiográficos: lugares y personajes relacionados con la vida del autor.

El escritor Konstantín Paustovski calificó La vida de Arséniev como uno de los fenómenos más notables de la literatura universal.

Relatos de alamedas oscuras (1938-1946)

Uno de los relatos más conocidos de la colección Alamedas oscuras es Miércoles de ceniza, sobre el enigmático amor y los encuentros tácitos en la noche de dos jóvenes acaudalados. El primer día de la cuaresma, el miércoles de ceniza, la joven anuncia al protagonista una decisión que cambiará su relación.

El propio escritor consideraba Alamedas oscuras como una de sus mejores obras. Los relatos de esta colección se han llevado al cine y al teatro en numerosas ocasiones, y se incluyen en el programa escolar obligatorio en Rusia. El primer relato, que comparte título con la colección, fue publicado en 1938 en Nueva York; los demás fueron escritos en París durante la Segunda Guerra Mundial.

Obras de Bunin en español:

El amor de Mitia y otros relatos. Ed. Pre-textos. Traducción de Víctor Gallego.

Días malditos. Ed. Acantilado. Traducción de Jorge Ferrer.

Relatos de Alamedas oscuras. Edición bilingüe en ruso-español. Editorial Caparrós. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.