Las 5 mejores novelas de Svetlana Aleksiévich

Conferencia de prensa de Svetlana Aleksiévich en Minsk tras recibir el Premio Nobel.

Conferencia de prensa de Svetlana Aleksiévich en Minsk tras recibir el Premio Nobel.

Reuters
La escritora y periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich ha ganado el Premio Nobel de literatura. Es la primera vez en 28 años que un representante de la literatura rusa se lleva el galardón más importante de este ámbito.

La guerra no tiene rostro de mujer (1985)

books
 

El libro de debut de Aleksiévich trata sobre las   mujeres durante la guerra. El tema en sí no es nuevo, lo que sí resulta novedoso es el grado de franqueza que consigue la periodista de 35 años de sus interlocutoras, que comparten con ella impactantes detalles naturalistas. Después de esta franqueza, la banalidad expresada en el título empieza a sonar como una acusación.

El libro se editó en 1983, pero no llegó a ver la luz hasta que comenzó la perestroika, ya que se llevó un aluvión de acusaciones de pacifismo, naturalismo y denigración. Pero cuando por fin se publicó, en 1986, se llevó el premio Leninski Komsomol y el premio “juvenil” estatal de la URSS, fue traducido a las principales lenguas extranjeras, cercanas y no tan cercanas, desde el búlgaro hasta el chino y el japonés y dio pie a obras de teatro y a películas (entre ellas, algunas con guion de la propia Aleksiévich).

Los chicos de cinc (1989)

Nuevo libro, nuevo punto doloroso: Afganistán. Aleksiévich pasó cuatro años reuniendo material (viajó incluso a Afganistán) sobre la última guerra no declarada de la URSS y sobre todo sobre el secreto terror que hacía estremecerse a todas las familias con muchachos adolescentes: lo llamarán al ejército, lo enviarán a Afganistán y volverá en una tumba de cinc… El libro también está traducido al alemán, al inglés, al francés y al japonés.

Cautivados por la muerte (1993)

En el centro de esta investigación periodista figuran personas que se suicidan porque su vida ha perdido sentido después de un cambio drástico de clase social. El libro se publicó primero en bielorruso (es prácticamente el único caso en toda la carrera de Aleksiévich). Pero la autora comprendió rápidamente que este problema no solo afectaba a su distrito natal de 10 millones de personas, sino también a todo un enorme país que acababa de desintegrarse, y el año siguiente se publicó la edición rusa. Más tarde se tradujo a otros idiomas.

Voces de Chernóbil (1997)

En la cuestión de la catástrofe de Chernóbil, a Aleksiévich no le interesaron tanto las consecuencias físicas del accidente de 1986 como su imborrable huella en el espíritu de la gente. Las ediciones ucraniana, sueca, alemana, japonesa e inglesa no se hicieron esperar demasiado. Ricardo San Vicente lo ha traducido al español en De Bolsillo.

Tiempo de segunda mano: el fin del hombre rojo (2013)

En el último libro editado a día de hoy, Aleksiévich vuelve al tema de la caída de la URSS. En esta ocasión ha querido dar voz a quienes sobrevivieron, pero, según promete el título, se convirtieron en “personas de segunda mano”. Y esto es algo importante. Porque los libros de Aleksiévich, a pesar de que siguen las tradiciones del periodismo de investigación, se concentran también en la compasión heredada de Gógol y Dostoievski por el “hombre pequeño”, en la atención hacia sus necesidades y sus anhelos.

No sorprende, pues, que precisamente después de Tiempo de segunda mano” Aleksiévich recibiera el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (2013) y la Cruz de Oficial de la orden de las Artes y la Literatura de la República Francesa (2014). Por último, posiblemente este libro haya influido considerablemente en la decisión del jurado del Nobel. “Por su obra polifónica, un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo”, según el comunicado oficial. Acantilado publicará en español esta obra próximamente.

En esta web pueden consultarse las traducciones del libro en distintos países y las fechas de publicación (en ruso).

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.