Sorprendentes objetos que el KGB confiscó a espías occidentales. Parte 1

La aguja de suicidio.

La aguja de suicidio.

Iliá Ogariov
RBTH ofrece una curiosa lista del equipamiento y las armas de los espías extranjeros que fueron confiscados por los servicios de inteligencia soviético y ruso durante el último medio siglo.

1. Minicámaras de fotos del agente de la CIA, Adolf Tolkachiov

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

En 1985 el equipo de contraespionaje del KGB arrestó al ingeniero de la corporación Phazotron–NIIR (especializada en la fabricación de elementos electromagnéticos), Adolf Tolkachiov, que a lo largo de varios años entregó información secreta a la CIA sobre los avances en el sector de la aviación sovietica. En 1986 fue condenado a ser fusilado.

2. Un bigote postizo y una peluca de Michael Sellers

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

En marzo de 1986 en Moscú fue detenido el segundo secretario de la Embajada de EE UU en Rusia, el agente de la CIA Michael Sellers, mientras intentaba ponerse en contacto con su agente de contraespionaje del KGB. Para cambiar su aspecto físico, el agente norteamericano utilizaba un bigote postizo y una peluca. Después de su detención, Sellers fue expulsado de la URSS como persona non grata.

3. Escondite dentro de un soporte para bolígrafos y una cámara de fotos dentro de una máquina de afeitar

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

A menudo los objetos cotidianos se utilizaban para esconder herramientas de espionaje. Por ejemplo, los agentes solían hacer un escondite dentro de los soportes para bolígrafos e instalaban cámaras de fotos dentro de máquinas de afeitar.

4. Veneno dentro de las gafas y un neceser para anzuelosFuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

El coronel del Directorio Principal de Inteligencia de la URSS, Guennadi Smetanin, que se ofreció a trabajar para la CIA, fue descubierto y arrestado por el KGB en 1985. En el momento de la detención el coronel llevaba unas gafas que contenían un vial con veneno. Dentro de la caja para gafas había instrucciones sobre cómo contactar con la CIA. Smetanin fue condenado a ser fusilado.

El oficial del Directorio Principal de Inteligencia de la URSS, el general mayor Dmitri Poliakov, trabajó para el FBI y la CIA durante más de 20 años. Incluso consiguió jubilarse con éxito y destruir todas las pruebas que le vinculaban con los servicios de inteligencia de EE UU, menos una: se olvidó de un neceser para anzuelos que tenía bolsillos secretos para guardar mensajes cifrados. Su mala memoria le costó el ser fusilado por traición en 1987.

5. Libros para decodificar mensajes secretos

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

Los agentes de servicios de inteligencia extranjeros utilizaban libros en diferentes idiomas para decodificar los mensajes secretos. Solían ser libros normales, como cuentos, novelas o volúmenes con instrucciones técnicas.

6. Escondites de contrabandistas y espías

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

Estos escondites, en primer lugar, se utilizaban por los contrabandistas para cruzar la frontera llevando objetos prohibidos de forma ilegal. Estos mismos escondites fueron utilizados también por los espías.

7. La aguja de suicidio

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

El avión del piloto estadounidense Francis Powers fue derribado por la URSS mientras realizaba un vuelo espía sobre el territorio de la Unión Soviética en 1960. Powers consiguió eyectarse con éxito. Cuando le detuvieron, encontraron una aguja de suicidio (estaba impregnada en un veneno mortal), una linterna y una pistola que tenía un silenciador incorporado Hi-Standard HDM (un arma de los servicios secretos de EE UU). El 10 de febrero de 1962 Powers fue liberado en un canje con el espía soviético Rudolf Ábel, que se encontraba en EE UU.

8. Cámaras de fotos dentro de un mechero o un reloj de pulsera

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

Las cámaras de fotos incorporadas en objetos tan pequeños como un mechero o un reloj de pulsera, son los accesorios más numerosos confiscados a los espías extranjeros detenidos a lo largo de los años en la URSS y Rusia.

9. Un arma de electrochoque dentro de una linterna

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

Incorporar un arma de electrochoque dentro de una linterna estuvo de moda entre los agentes de los servicios de inteligencia extranjeros. La descarga eléctrica neutralizaba al enemigo y permitía al espía esconderse o huir.

10. Cómo los servicios secretos de Estonia dejaron sus huellas en Pskov

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

A principios de los años 2000 los empleados del Servicio Federal de Seguridad en la región de Pskov encontraron un coche sospechoso en la entrada a un edificio. Cuando lo registraron, encontraron dentro un equipamiento de grabación perteneciente a los servicios secretos de Estonia.

11. Objetos del espía de la CIA, Piotr Popov

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

En 1959 el KGB desenmascaró al teniente coronel del Directorio Principal de Inteligencia de la URSS, Piotr Popov, que anteriormente había sido reclutado por la CIA en Austria. Popov entregó a EE UU información sobre las actividades del servicio de inteligencia soviético en Austria, incluyendo datos sobres los primeros entrenamientos militares con las armas nucleares. En 1960 la sala militar del Tribunal Supremo condenó a Popov a la pena capital: ser fusilado.

12. Objetos del espía de EE UU y de Gran Bretaña, Oleg Penkovski

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

En octubre de 1962 el KGB detuvo al agente de la CIA y el MI6 británico, Oleg Penkovski. Se interceptaron con ello más de 5.000 imágenes realizadas con una cámara Minox que revelaban los sistemas de armamento de la URSS, algo de gran valor para los servicios secretos de Occidente. En mayo de 1963 la sala militar del Tribunal Supremo condenó a Penkosvki a… ¡Exacto! Ser fusilado.

13. Aparato de transmisión de datos secretos camuflado en una rama de árbol

Fuente: Iliá OgariovFuente: Iliá Ogariov

El aparato de grabación y trasmisión de datos secretos camuflado en una rama de árbol fue encontrado por los servicios secretos soviéticos cerca de una base aérea militar en la República Democrática Alemana. Los datos fueron recibidos por los servicios secretos de la OTAN en el territorio de la República Federal de Alemania.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.