5 pasos para estudiar gratis en la universidad rusa

En frente de la Universidad Estatal de Moscú.

En frente de la Universidad Estatal de Moscú.

RIA Novosti / Ramil Sitdikov
En 2016 habrá 15.000 becas para que estudiantes extranjeros entren en las universidades rusas. El país es uno de los pocos del mundo que da la posibilidad de estudiar gratis en todas las universidades del país.

Cada año se anuncia un periodo para que los estudiantes extranjeros hagan sus solicitudes. La cuota establecida por el Ministerio de Educación incluye a estudiantes de grado y posgrado. ¿Qué hay que hacer para convertirse en uno de los 15.000 estudiantes en el año 2016-2017?

1. Inscribirse

Rossotrudnichestvo, la agencia estatal encargada de la recepción y la distribución de las solicitudes, simplificará considerablemte el proceso para poder estudiar en Rusia. Lo primero que hay que hacer es inscribirse en esta página web (en inglés y ruso). Se tarda alrededor de 20 minutos en completarlo.

2. Enviar la solicitud

Tras la inscripción hay que escribir una carta de motiviación y rellenar un formulario sobre la educación recibida, los logros personales y sobre los estudios que se quieren realizar. Esta información se añadirá al listado general de las solicitudes del país desde el que se postule.

3. Esperar una respuesta

La selección de los solicitantes la realizan diferentes ramas nacionales de Rossotrudnichestvo- en España, México, Argentina u otros países- y los Ministerios de Educación. Se contactará con los solicitantes elegidos para hacer una entrevista o un examen.  

4. Elegir universidad

Si se pasa el examen con éxito hay que solicitar directamente una plaza en seis universidades elegidas por el propio candidato. Si las seis universidades rechazan la solicitud, el Ministerio de Educación de Rusia está obligado a ofrecer una matrícula en otra universidad.

5. Prepararse para el viaje

Una vez que la universidad confirma la inscripción, normalmente ocurre en julio, es el momento de prepararse para el viaje a Rusia.

Lea más:

“Hay que disfrutar pero también exigirse todos los días”

Tres estudiantes bolivianos, residentes en Moscú, analizan su experiencia personal y profesional en el país eslavo