Aprender ruso en el corazón de Buenos Aires

Lori / Legion-Media
El 5 de febrero, con el evento “Fiestas de invierno en Rusia: tradiciones y costumbres” se hará la presentación de los cursos del verano de lengua en la Casa de Rusia.

Rusia no sólo es sinónimo de literatura, música clásica, cine y ballet. Algunos estudiantes de lengua rusa planean la continuación de su carrera universitaria en una de las tantas casas de estudio diseminadas a lo largo y ancho del país. Para otros, Rusia significa nuevas oportunidades de intercambio comercial gracias a las oportunidades que ofrece su enorme mercado interno y porque es donde se da el encuentro entre Europa y Asia. En pocas palabras, el estudio del ruso cobra una nueva trascendencia, que se refleja en el aumento de los argentinos interesados en la patria de Pushkin, Pedro el Grande, Gagarin y Lenin.

La Casa de Rusia se dedica al desarrollo y fortalecimiento de las relaciones entre la Federación de Rusia y la República Argentina en los ámbitos educacional, científico y cultural. La difusión de la cultura rusa y sus manifestaciones artísticas se complementa aquí con el aprendizaje del idioma.

“En los últimos dos años se realizaron una serie de cambios que favorecen al sostenimiento de la currícula de alumnos”, explica Tamara Yevtushenko, coordinadora de los cursos de ruso de la institución.

Se reemplazaron los antiguos manuales de estudio por otros más acordes a los tiempos actuales, a la vez que se modificaron los modos de aprendizaje: “Entendí que no se podía progresar mucho con el material de estudio con el que contábamos. Tenemos libros nuevos, pero no hay un manual completo que abarque todo, entonces cada profesor tiene que trabajar mucho con ellos”, detalla la coordinadora de los cursos de ruso.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha en  y recibe cada viernes el material más interesante.