Las apocalípticas ruinas de la mayor fábrica de automóviles de la URSS

Construyó durante décadas vehículos que son el icono de una época. Tras un largo periodo de decadencia que comenzó en los años 90 la fábrica ZIL dejó de existir en 2013. En la zona se va a levantar un parque tecnológico y una zona residencial.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Durante la época soviética en la planta Lijachiov no solo se hacían camiones sino también limusinas para los mandatarios, los todoterrenos militares y hasta bicicletas y refrigeradores.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

En la actualidad la fábrica está desmantelada y los únicos testimonios de su gloria pasada son las fotografías.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

La mayor zona industrial de Moscú cubría un área cercana a las 3.000 hectáreas.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Este monumento industrial no lejos del centro de la capital rusa es como un escenario para un videojuego o una película postapocalíptica.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

La primera unidad de producción de la planta se instaló en 1916. En aquella época se llamó AMO (Sociedad Automovilística de Moscú) y fue la primera planta soviética en producir camiones. El AMO F15 era una copia del modelo italiano FIAT 15. En los años 30 la fábrica se rebautizó con el nombre de Stalin.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Durante la Segunda Guerra Mundial produjo morteros y granadas que iba directamente desde la línea de producción a la línea de frente. El camión ZIS-6, en el que se montaba el famoso lanzacohetes Katiusha llegó hasta las puertas del Reichstag. Durante los años de la guerra la planta produjo alrededor de 100.000 camiones y ambulancias. En junio de 1942 recibió el  Premio Lenin por su gran labor de suministro de armamento. En octubre de 1944 recibió la Orden de la Bandera Roja del Trabajo. 

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Había 65.000 personas empleadas en la fábricas, con personas que dedicaron su vida. Vladímir Ivánovich trabajó durante más de 40 años en la sección de ascensores y en las cintas transportadoras.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Un ZIL 130 abandonado espera su turno para ira a la chatarrería. En 1963 era uno de los camiones más modernos y recibió la marca de calidad de la URSS.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

ZIL es una ciudad dentro de una ciudad. Se estima que hace falta un año para dar una vuelta alrededor de todas las unidades de producción.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Durante la época soviética la fábrica tenía sus propias gasolineras. En la planta quedan todavía muchas huellas de la época soviética.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

A finales de los años 50 la fábrica recibió el nombre de su director, Iván Lijachiov. Durante su largo periodo de producción, la ZIL asistió a otras empresas. Por ejemplo, el ZIL-170, diseñado a finales de los años 60, fue la base para los primeros vehículos producidos por KAMAZ.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

La unidad de producción de motores creó un motor compuesto por cientos de partes en una línea semiautomatizada. El proceso de ensamblaje contó con más de 70 operaciones.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Inessa Storozhenko se unió a la planta en 1962. En la foto que sostiene se ve al escritor Maxim Gorki, su padre Mirón Klitskin y el dirctor Iván Lijachiov. “Lijachiov era el vicedirector del comité del Partido en el distrito. Luego se convirtió en la mascota de Stalin”, recuerda. “En ocasiones era muy mal hablado”.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

El garaje de ZIL. En 1936 comenzó la producción de la primera limusina soviética, ZIS 101, basada en la estadounidense Buick. En vez de comprar el proyecto se realizó ingeniería inversa a partir de un modelo ya fabricado. En septiembre de 1942 Stalin ordenó el desarrolló de una nueva limusina de lujo, la ZIS 110, basada en el Packard. Los años 90, posteriores a la caída de la URSS, la fábrica no anduvo rápida y el jefe del Estado comenzó a utilizar limusinas Mercedes.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

En 1992 la planta desarrolló el camión 53-01 Toro, en base a un modelo de Mercedes, que supuso la base para una serie de minibuses. El modelo ZIL 130 se produjo hasta 1994 y era conocido como “el veterano”. Aunque no era capaz de competir con otros modelos. A finales de los años 90 llegaron los baratos modelos chinos y la amenaza de cierre se hizo más real.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

Vera Avsinéieva llegó a la planta en 1972 para trabajar en la cinta transportadora. “Se estimaba mucho el trabajo. Siempre era duro pero interesante trabajar operando con lo mandos, por ejemplo. Siempre había mucho que aprender”, afirma. “La fábrica operaba 24 horas al día y siete días a la semana”.

Fuente: Stoian VássevFuente: Stoian Vássev

En el año 2000 ZIL estaba en una situación crítica. Las autoridades de Moscú tomaron la decisión de construir un parque tecnológico y un área residencial en el lugar de la fábrica. La fábrica dejó de existir en 2013 y la mayoría de los edificios se desmantelaron en 2015. Actualmente se está construyendo activamente en el lugar de la fábrica.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.