La cocina rusa se abre al mundo

Massimo Bottura en el festival IKRA.

Massimo Bottura en el festival IKRA.

Servicio de prensa
Este año Rusia ha acogido por primer vez el festival gastronómico internacional IKRA, que reúne a los mejores chefs del mundo.

Algunos de los más prestigiosos restauradores conocieron a sus colegas rusos y se sorprendieron por sus experimentos culinarios.

Massimo Bottura es uno de los cocineros más reconocidos del mundo. Su restaurante, 'Osteria Francescana, situado en Modena está considerado el mejor del mundo y tiene tres estrellas Michelin.

“He probado hace poco unos sabores muy interesantes por primera vez, los sabores de la región del Cáucaso. Me quedé muy impresiado. Esas grandes empanadillas y las berenjenas ahumadas con tomate que puse en la focaccia eran muy sabrosas. Son sabores que deben llevar a otros lugares del mundo. Puede ser un combinación muy sencilla. Se trata de emoción”, comenta el italiano.

Por su parte, Vladímir Mujin es el jefe de cocina de 'White Rabbit', restaurante moscovita, considerado el 18º del mundo y uno de los representantes más importantes de la “nueva ola” de cocineros rusos.

Vladímir Mujin. Fuente: Servicio de prensaVladímir Mujin. Fuente: Servicio de prensa

“Cuando voy a una conferencia gastronómica en algún lado siempre llevo nuestros productos: cebollas de Yalta, pan de centeno, manzanas Antónovka y cañadillas del Mar Negro. Las cosas que se utilizan desde mi niñez despiertan muchísima curiosidad en el extranjero. Los chefs extranjeros están dispuestos a venir aquí a conocer nuestros productos. Tengo estudiantes de todas las esquinas del mundo que trabajan para mí en 'White Rabbit'. Tenemos mucho que decirles y mostrarles”, explica Mujin.

Dónde probar auténtica comida rusa

Cada vez hay más restaurantes en los que poder disfrutar platos rusos como ensalada Olivier, blinis o borsch. En ciudades como Madrid, México o Buenos Aires.

Vladímir Mujin. Fuente: Servicio de prensaVladímir Mujin. Fuente: Servicio de prensa

Vladimir Mujin comenta: “Hemos conseguido mantener las antiguas tradiciones de la cocina rusa. La mayoría son textos antiguos, que comienzan con el Domostroi, antiguo manual de mediados del siglo XVI para el mantenimiento del hogar, y que terminan con la gran cantidad de trabajos culinarios de los siglos XVIII y XIX. Algunos no tienen su contrapartida en las tradiciones de otros países. Por ejemplo, cocinar lento y a bajas temperatuas, que es una moda actual no es más que un legado tradicional nuestro, la cocina continua en un horno ruso”.

Por su parte, Massimo Bottura explica: “Si quieren que la gente viaje a Rusia por la gastronomía no deberían adaptar vuestra cocina. Es muy imporante que sepan quiénes son y de dónde vienen. Cuando viajas para desarrollar nuevas técnicas las puedes aplicar a los sabores que conoces desde que naciste. Este es el genuino turismo gastronómico. No pierdan esas cosas increíbles que tienen. Tienen ingredientes incríbles”.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.