Recetas para niños: croquetas de manzana y zanahoria

Anna Kharzeeva
Los niños soviéticos comían casi siempre en la escuela. Como en el resto del mundo, la comida de la escuela dejaba mucho que desear. Aunque había recetas que merece la pena rescatar.

Empecé a ir a la guardería en 1991, así que me libré de ver retratos de Lenin en las paredes de las salas de juegos. Sin embargo, de lo que no me libré fue de la comida de las guarderías soviéticas.

Recuerdo especialmente el póldnik, el tentempié entre la comida y la cena, que a menudo era un huevo cocido. No me gustaba nada la clara de huevo, pero teníamos que comernos todo lo que nos pusieran delante, independientemente de nuestras preferencias.

Mirando las recetas para niños del Libro de comida saludable y sabrosa soviético vi muchas gachas, sopas y pasteles de carne. Las croquetas de zanahoria y manzana con sémola me llamaron la atención y pensé en probarlas. Mi abuela dice que no recuerda haberlas probado, aunque todo es posible.

Hablando con mi abuela descubrí que compartimos algunos recuerdos parecidos sobre la guardería:

“En la guardería, para desayunar tomábamos una cucharadita de aceite de pescado seguida de gachas; para almorzar al mediodía, sopa, puré de patatas, empanadas y compota; para el póldnik, pastas y leche o té; y pastel de carne para la cena. Todo el mundo odiaba la comida de la guardería; algunos padres incluso sacaban a sus hijos de allí porque no comían nada”, dice ella.

En mi escuela, teníamos un comedor en el que habitualmente almorzábamos sopa, puré y empanadas, pero también podías comprar varias pastas y dulces. La cosa más codiciada era una barra de Snickers. Era algo muy dulce, caro, americano, y podías guardarte el envoltorio para enseñarlo luego.

Hace poco apareció una noticia en la prensa rusa sobre unos niños de la ciudad de Magnitogorsk que excavaron un túnel bajo la guardería y se escaparon. Quizás huían de las gachas de sémola, el kisel o los huevos cocidos. Si les hubieran dado croquetas de zanahoria y manzana según la receta del Libro, no habría hecho falta huir: ¡están riquísimas!

Croquetas de manzana y zanahoria. Receta nº 337.

1 zanahoria

1 manzana

1 cucharadita de sémola

½ cucharadita de azúcar

2 cucharaditas de mantequilla

Lava y pela la zanahoria y la manzana, y ráyalas. Pon las zanahorias en una olla. Añade ¼ de un vaso de agua y déjalas cocer hasta que se ablanden. Añade las manzanas y déjalas cocer a fuego lento hasta que estén tiernas. Entonces añade la sémola, el azúcar y un poco de sal. Cuécelo todo durante 5 minutos, removiendo constantemente para evitar grumos. Deja que la masa se enfríe. Dales forma de croqueta y fríelas en mantequilla.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies