Cuando Hollywood nos dio gato por liebre con tanques soviéticos en ‘Los panzers de la muerte’

Captura de pantalla

‘The Misfit Brigade’ (también conocida como ‘Wheels of Terror’) estaba ambientada en 1943, con la Alemania nazi sufriendo grandes pérdidas en el Frente Oriental y emitiendo una orden de retirada total. Durante su rodaje en Yugoslavia se usaron tanques de origen soviético para hacer de alemanes.

Escrita por el popular novelista bélico danés Sven Hassel (su nombre real era Boerge Villy Redsted Pedersen), la adaptación dirigida por Gordon Hessler contaba la historia de una misión suicida encomendada al 27º Regimiento disciplinario Panzer, formado únicamente por personas condenadas por diversos delitos reales o políticos que iban desde el incesto hasta la disidencia.

En la cinta, una serie B al uso, se presentaba a una variopinta tripulación a la que el sádico coronel Von Weisshagen (interpretado por David Carradine) decidía enviar a una misión tras las líneas enemigas del Frente Oriental para volar un tren soviético que transportaba incontables galones de combustible para los vehículos y tanques del Ejército Rojo. Si tenían éxito, la unidad podría recibir el perdón completo, el ejército alemán obtendría un tiempo precioso para retirarse y reagruparse y el propio Von Weisshagen podría recibir una Cruz de Hierro de manos de un general de alto rango.

¿Y cómo nos dieron gato por liebre?

El tanque en el que llegan los inadaptados al principio de la película es un modelo yugoslavo MT-55 (versión del T-55 soviético) bastante posterior a la Segunda Guerra Mundial. ¡1967!

Tanque T-55. Foto de 1981.

No era el único anacronismo. Como informa la Internet Movie Cars Database también aparece un GAZ 69 AM de 1959 en el papel de (imaginamos) “coche soviético”. Como el que os mostramos en esta foto: 

Por otro lado, el destructor de tanques alemán que suelen utilizar los protagonistas de esta película es en realidad un cazacarros SU-100 de fabricación rusa.

Cazacarros SU-100 en el desfile de la Victoria en la Plaza Roja, el 24 de junio de 1945.

Y es que, al no disponer de cazacarros alemanes como el Hetzer, Stug III o Stug IV, los responsables de producción de la película optaron por usar los Su-100 de los que disponía el ejército de Yugoslavia.

Stug III
En la parte superior, un Su-100 luciendo colores alemanes.

Por lo menos, la película sí usó tanques T-34/85 haciendo de… ¡T-34/85!

LEE MÁS: Cómo Hollywood nos daba gato por liebre cuando necesitaba aviones rusos en sus películas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies