¿Qué tiene que ver Chanel nº 5 con el perfume soviético 'Moscú Rojo'?

Dominio público/Legion Media
¿Qué tienen en común la fragancia occidental más famosa y el emblemático aroma soviético? Ambas tienen sus raíces en la historia imperial rusa.

Ningún perfume fue más popular en la época soviética que el ‘Moscú Rojo’. Como todo en el Estado comunista, la gente decoraba sus casas de la misma manera, comía las mismas comidas y se vestía de la misma forma. Asimismo, todas las mujeres soviéticas llevaban el mismo perfume.

“Llenaba el aire en todas las celebraciones de la Unión Soviética: en el Conservatorio de Moscú, en el Teatro Bolshói, en las ceremonias de graduación y en las bodas”, escribe el historiador alemán Karl Schlögel en su libro El aroma del Imperio. Chanel nº 5 y el Moscú Rojo, (traducido por Jessica Spengler, Polity publications, 2021).

Más tarde, Schlögel encontró este aroma también en la Alemania del Este. Y finalmente se enteró de que se trataba de un perfume con el nombre de ‘Moscú Rojo’. Otro emblema soviético de la igualdad del pueblo, este perfume era el más extendido, y varias generaciones de mujeres soviéticas, si podían permitirse el lujo de perfumarse, sólo utilizaban éste.

La nariz rusa de Coco Chanel

El ruso Dmitri Pávlovich y Coco Chanel

En 1920, Coco Chanel tuvo una relación amorosa con un príncipe ruso de la familia Romanov, Dmitri Pávlovich, que sobrevivió a la revolución bolchevique y abandonó el país. Era un esteta y un hedonista (y al mismo tiempo participó en el asesinato de Rasputín). Presentó a Coco al perfumista francés de origen ruso Ernest Beaux.

Beaux, que había tenido mucho éxito mientras vivía en la Rusia Imperial, había sido contratado para crear para la corte zarista fragancias tan famosas como ‘Bouquet de Napoleón’, que se elaboró en 1912 para conmemorar el centenario de la victoria de Rusia sobre Napoleón. Otro, ‘Bouquet de Catalina’, se creó en 1913 para conmemorar el 300º aniversario de la dinastía Romanov.

Ernest Beaux

Más tarde, Beaux sirvió en el ejército ruso y luchó en los frentes del norte de la Primera Guerra Mundial, pero tras la revolución bolchevique abandonó el país. Exiliado en Francia, su eventual encuentro con Coco resultó ser fatídico, pues fue él quien creó Chanel nº 5.

Dos franceses en Rusia

En Rusia, Beaux trabajó para Alphonse Rallet & Co, que era la empresa de perfumería oficial de la corte rusa. Al mismo tiempo, otro talentoso perfumista, Auguste Michel, trabajaba allí. Pero en 1913 se marchó para trabajar en Brocard, que era competidora de Rallet y otro proveedor oficial de perfumes de la corte.

Michel creó un perfume para la emperatriz María Fiódorovna llamado Bouquet de l'impératrice (‘Aroma de la emperatriz’). Tras la Revolución, la familia de Brocard abandonó Rusia, pero él decidió quedarse.

August Michel

Cuando las autoridades soviéticas nacionalizaron todas las empresas privadas y extranjeras, Brocard's pasó a llamarse Fábrica de Perfumes y Jabones nº 5, y en 1922 recibió un nuevo nombre, Novaia Zaria (literalmente ‘Nuevo Amanecer’). Michel se convirtió en su perfumista jefe y en 1924 lanzó el famoso perfume ‘Moscú Rojo’.

¿Los principales perfumes rusos y franceses son gemelos?

La historia de Moscú Rojo no está clara al cien por cien, pero algunos historiadores creen que el perfume se basa en el Bouquet de l'impératrice de Michel. Sin embargo, el Chanel nº 5 también podría haber surgido del ‘Bouquet de Catalina’ de Beaux.

Los aficionados en Rusia han tratado de relacionar a ambos franceses desde que trabajaron juntos en Rallet. Es posible que aprendiesen juntos a perfumar y que utilizasen los mismos métodos y componentes. Hay incluso una leyenda urbana que dice que Chanel nº 5 y el ‘Moscú Rojo’ son similares.

Independientemente de que sus creadores estuvieran conectados en el pasado y utilizaran métodos similares, trabajaron en Rallet. Sin embargo, los perfumes son diferentes. Al investigar la composición de cada esencia, la investigadora olfativa Daria Donina encontró varios componentes coincidentes: bergamota, ylang-ylang, jazmín, rosa y vainilla.

Marilyn Monroe posando con un frasco de Chanel nº 5

“Pero esto no significa que sean clones: el ‘Moscú Rojo’ tiene unos 60 ingredientes, mientras que Chanel nº 5 hasta 80, y la concentración de cada uno es desconocida”. Por no hablar de que incluso “rosa” puede significar cualquier cosa “desde un caro absolut de rosa de Grasse hasta una combinación de alcohol feniletílico barato, citronelol y geraniol”.

Chanel nº 5 es una fragancia floral aldehídica, mientras que ‘Moscú Rojo’ es una fragancia floral Chypre especiada.

Diferentes perfumes y diferentes destinos

A la izquierda: Conjunto de perfumes ‘Moscú Rojo’. A la derecha: Una mujer en una perfumería de Moscú eligiendo un perfume, 1958

“El Chanel nº 5 y el ‘Moscú Rojo’ pertenecen a mundos diferentes, pero ambos representan una salida de la belle epoque y una revolución en el mundo de las fragancias, aunque ambos deban su creación al aniversario de una dinastía destinada a caer”, escribe Schlögel.

Frascos del perfume Chanel nº 5 expuestos en la exposición del Instituto del Traje del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York

El perfume de Coco se convirtió en una marca mundial de éxito, pero el ‘Moscú Rojo’ no extendió su aroma más allá de la Unión Soviética y los países del bloque oriental. Chanel nº 5 sigue considerándose un perfume clásico, pero ‘Moscú Rojo’ perdió su popularidad a finales de la era soviética, y en la Rusia moderna ha sido absolutamente desbancado por otros perfumes, a pesar de haber sido relanzado en los últimos años.

LEE MÁS: ¿A qué huele Moscú?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies