Cuando la icónica actriz de Hollywood, Elizabeth Taylor, visitó la URSS

Elizabeth Taylor y Eddie Fisher en la Plaza Roja

Elizabeth Taylor y Eddie Fisher en la Plaza Roja

Legion Media
La actriz visitó la Tierra de los Soviéticos más de una vez e incluso apareció en películas rodadas allí.

El pueblo soviético conocía y amaba a Elizabeth Taylor. Muchas de sus películas se exhibieron en salas de cine de todo el país. Rapsodia fue una de las primeras películas estadounidenses en llegar a la taquilla soviética, mientras que Cleopatra fue vista por casi 33 millones de espectadores soviéticos, según la web Kinopoisk.

Taylor llegó a la URSS por primera vez en 1957, pero se sabe poco sobre esta visita. Durante el viaje, ella y su entonces marido Michael Todd mostraron un nuevo formato de película de pantalla ancha que la compañía de Todd había desarrollado. Los jefes de la industria cinematográfica soviética quedaron impresionados y prometieron considerar el adquirirlo, pero poco después Todd murió trágicamente en un accidente de avión y el proyecto fue archivado. Sin embargo, la URSS estudió cuidadosamente la tecnología y más tarde comenzó a usarla en el cine.

Elizabeth Taylor y su marido Eddie Fisher en el aeropuerto de Moscú, 1961

En 1961, la Taylor volvió a la URSS para asistir al 2º Festival Internacional de Cine de Moscú con su nuevo marido, Eddie Fisher, hijo de emigrantes rusos. Fue una de las primeras visitas oficiales al país de estrellas de esta talla, que naturalmente causaron sensación. Toda la atención de los medios se centró en la estancia tras el Telón de Acero de las estrellas de Hollywood.

Elizabeth Taylor y Eddie Fisher en el Kremlin, 1961

Pero fue un escándalo menor el que robó los titulares. Los actores fueron invitados a una recepción de gala en el Kremlin, donde resultó que Taylor y la actriz italiana Gina Lollobrigida lucieron vestidos idénticos. Por cierto, los periodistas señalaron que el traje de Taylor fue hecho por Yves Saint Laurent, mientras que el de Lollobrigida era sólo una imitación.

Elizabeth Taylor y Gina Lollobrigida durante una recepción en el Gran Palacio de Kremlin en el 2º Festival Internacional de Cine de Moscú, 1961

Sin embargo, las actrices resolvieron la situación con dignidad y una sonrisa de Hollywood. Gina supuestamente hizo el primer gesto, comentándole a Elizabeth: “¡Qué hermoso vestido!”

Taylor también fue captada en varias fotos con una de las actrices soviéticas más populares de los años 60, Tatiana Samoilova.

Elizabeth Taylor, Eddie Fisher, la actriz soviética Tatiana Samoilova y el director soviético Serguéi Yutkevich

Las actrices se conocieron en 1958, cuando Samoilova asistió al Festival de Cannes con la película Cuando pasan las cigüeñas, que obtuvo la Palma de Oro.

Elizabeth Taylor, Tatiana Samoilova y el camarógrafo soviético Abram Krichevsky

A mediados de los 70, Taylor fue a la URSS de nuevo, esta vez para protagonizar la primera película estadounidense-soviética, El pájaro azul. La cinta, una producción conjunta entre el estudio soviético Lenfilm y 20th Century Fox. Fue dirigida por George Cukor.

Elizabeth Taylor y Patsy Kensit en la película 'El pájaro azul'.

El rodaje tuvo lugar por completo en la URSS, en Moscú, Leningrado, Yalta y Riga y sus alrededores, y duró unos nueve meses. En este cuento de hadas musical, “la reina de Hollywood” naturalmente interpretó el papel principal del hada. Por cierto, todos los protagonistas fueron interpretados por americanos y los actores soviéticos sólo aparecieron interpretando papeles cortos.

Elizabeth Taylor filmando en 'El pájaro azul'

Hay varios rumores sobre el comportamiento de Taylor dentro y fuera del set de rodaje. Según uno, la 20th Century Fox supuestamente exigió que la actriz fuera recibida en el aeropuerto de Leningrado con una guardia de honor y fuegos artificiales en la pista. Las autoridades locales se negaron, pero accedieron a renovar las instalaciones de los estudios Lenfilm y, para el deleite de los actores soviéticos, instalaron nuevos baños de estilo extranjero.

La leyenda también cuenta que el whisky favorito de Taylor, Jack Daniels, fue transportado especialmente a la URSS. Por aquel entonces, la URSS estaba en medio de una campaña anti-alcohol, y el licor de alta calidad escaseaba.

De la película 'El pájaro azul'

El actor Genadi Vengerov recuerda algunos detalles interesantes de la filmación. Su tío Yefim Zarj trabajaba como operador de iluminación en El pájaro azul, y Taylor supuestamente le tomó cariño. “Al llegar al set, lo primero que hacía Elizabeth era saludar a Yefim, que se parecía mucho a Richard Burton.” Cuando terminó el rodaje, la actriz le regaló a Zarj un enorme lienzo con un retrato de sí misma.

El operador de iluminación Yefim Zarj y Elizabeth Taylor

Se aconsejó encarecidamente a los actores soviéticos que no se mezclaran socialmente con los extranjeros, y al rodaje de la película asistieron a menudo oficiales de seguridad. Los dos grupos de actores incluso comían en lugares diferentes. Vengerov recuerda otro incidente: en uno de los primeros días de rodaje, cuando se anunció la hora de la comida, los soviéticos sacaron sus tradicionales panecillos y kéfir, mientras que los americanos hacían que les entregaran comida traída del restaurante del Hotel Astoria. “Al darse cuenta esto, Taylor dio montó una buena: 'O alimentan a todos con comida del restaurante, o no ruedo'. La igualdad prevaleció”.

De la película 'El pájaro azul'

La actriz soviética Liudmila Chursina recuerda que Taylor causó una impresión contradictoria. Durante el rodaje de El Pájaro Azul, un crucero estadounidense atracó en Leningrado en una visita amistosa, y actores y directores fueron invitados a bordo, incluyendo a los soviéticos. El grupo esperó mucho tiempo a que Taylor apareciera, y cuando finalmente lo hizo, estaba de mal humor. Esto empeoró cuando se enteró de que el alcohol estaba prohibido a bordo. La actriz no prestó atención a sus colegas soviéticos, hablando sólo con los marineros y los actores americanos. “Luego se alegró al ver a unos jóvenes y guapos marineros soviéticos. Su mujer interior se encendió, y comenzó a sonreír y a echar miradas coquetas”.

Elizabeth Taylor y el comandante del USS Leahy, Alex Sinclair, en Leningrado, julio de 1975

Según otro testigo, el director Vitali Melnikov, al final de la recepción la estrella de Hollywood, tras quejarse toda la noche de la lentitud de todo en Lenfilm, preguntó repentinamente en qué dirección se encontraba el estudio de cine. Al serle mostrada, Taylor le pidió al comandante que apuntara un misil en esa dirección. Que un oficial naval estadounidense dirigiera un misil hacia una ciudad soviética podría haber provocado un escándalo internacional, pero, tras contactar con Washington, el capitán recibió la aprobación. “Pronto se escuchó un estruendo, y el lanzador de misiles en la proa del barco comenzó a desplegarse lentamente. Debería haber visto las caras de nuestros oficiales, y Taylor aplaudió.”

LEE MÁS: 3 estrellas internacionales que actuaron en el cine soviético

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies