Raperos multilingües: hip-hop de minorías culturales en Rusia

Youtube.com
El hip-hop une al mundo. Lo mismo puede decirse de Rusia, donde a veces, los artistas de las minorías étnicas actúan en sus lenguas nativas, creando un nuevo y fascinante fenómeno cultural. Los siguientes ejemplos son una muestra de la diversidad y libertad creativa en Rusia.

Vibes tártaras

Los tártaros son el segundo grupo étnico más grande del país después de los rusos, con más de 5,5 millones de personas, la mayoría vive en la República de Tatarstán. En el arte moderno de este pueblo tienen cabida la ropa tradicional, las canciones folclóricas y una rica cultura. “Tatarka” (cuyo nombre real es Irina Smelaia) representa una nueva escuela de hip-hop, que mezcla magistralmente los elementos de sonido nacionales, la lengua tártara y los ritmos suaves. Su principal éxito, Altyn, tiene 47 millones de visitas en YouTube desde 2016. Irina sigue activa e incluso tiene una colaboración con Little Big, el grupo ruso del momento.

Desde el Cáucaso con amor

Stas Bokoev no nació en una familia de músicos o artistas. Encontró su destino a través de experiencias negativas. Cuando era adolescente en Osetia, en el sur de Rusia, fue uno de los afortunados chicos que sobrevivió al trágico atentado terrorista de la escuela de Beslán en 2004, aunque fue herido en el cuello. Después de la rehabilitación se mudó a Moscú donde se enfrentó a otro contratiempo: tuvo que superar una complicada neumonía. Sobrevivió de nuevo y decidió dedicarse a la música, que le ayuda a superar todas estas dificultades.

El hip-hop/reggae de Bokoev, inspirado por Bob Marley, lanza un mensaje de coraje y esperanza. El rapero actúa en su lengua nativa, el osetio, pero también en ruso. Todos sus temas están dedicados a diferentes tipos de amor: a la familia, a los niños, a su novia y, por supuesto, amor a la vida misma.

Melodías calmucas

Kalmukia es una región única en el sur de Rusia con estepas, terrenos áridos y semi desiertos. Por eso los calmucos tienen un don para escribir versos originales y hacer un sonido hip-hop sin igual.

Adián Ubushaev (más conocido como 'BodonG') nació en Elista, la capital de la Kalmukia. Se enamoró del hip-hop, pero quería hacer algo más grande, en lugar de copiar los MC occidentales. Por eso eligió usar su lengua materna y la música folclórica para crear una fórmula perfecta. Sus canciones tratan sobre la vida y crea una mezcla perfecta de culturas, idiomas y naturaleza donde se combina la herencia ancestral de Oriente y Occidente.

Mari, Mari, Mari

Enormes bosques, hermosas llanuras y el río más largo de Europa, el Volga, son elementos necesarios para la vida diaria del pueblo mari, que vive en la Rusia Central. Su lengua materna está relacionada con el grupo lingüístico finougrio, una buena herramienta para hacer un rap suave.

La banda 'У ЕН' se presentó con un sonido suave y de manera irónica. Los raperos combinan un rap lleno de murmullos y lo reformatean de acuerdo a su realidad. Sus videos muestran un campo grotesco con gente moderna y naturaleza pura.

Más profundo que el lago Baikal

Hay muchas maravillas en el Lejano Oriente ruso. El pueblo buriatio vive mirando al lago Baikal y caminando por las calles de Ulán-Ude.

Muchos buriatios son budistas y practican el chamanismo. Las duras condiciones naturales y vida urbana a lo largo de los años los ha hecho fuertes. Хатхур Зу (Jajtur Zu) un rapero local, encontró la fama y su canción Уги Няс (‘Ugui nias’, que significa “no hay muerte”), se hizo un hueco en las listas de éxitos.

Bonus

Se necesita un ruso para representar a toda Rusia. Виталя Альбатрос (Vitali Albatros) hace su trabajo con aplomo. ¿Se ríe de los estereotipos o es un mensaje irónico? Depende de ti decidirlo.

LEE MÁS: ¿Qué piensan los rusos sobre el hip-hop?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies