3 videoclips con los que Kolá Beldí, el Raphael ruso, nos dejó a todos helados

Leonid Menaker/Lenfilm, 1968
Últimamente, en las redes sociales se ha hecho popular el compartir vídeos curiosos de la época de la Unión Soviética, llenos de una extraña y contagiosa alegría ‘kitsch’.

ATENCIÓN: Russia Beyond no se hace responsable del efecto que estos vídeos puedan provocar en el espectador.

Kolá Beldí (1929 - 1993) fue un cantante de pop soviético de la etnia nanái. Cantando en ruso o en su idioma natal (el nenezo), gozó de una serie de éxitos en la era soviética, siendo su canción más famosa Te llevaré a la tundra (Увезу тебя я в тундру).

Kolá Beldí.

Según el musicólogo y crítico de rock Artemi Troitski, Beldí “produjo algunos hits sobre la tundra y se le considera un sello distintivo del kitsch soviético de la ‘ópera con nieve”. A los hispanoamericanos, les parecerá una especie de Raphael del Lejano Oriente ruso.

1. ‘Janiná Raniná’ (1969)

Una celebración kitsch del Kolá Beldí más veraniego, el título hace referencia al nombre de una chica. Quizás por esto sus fans tomaron una escena concreta de la película soviética La ciudad y la canción (1968) para crear este curioso vídeo.

2. ‘Ciudad Roja’ (1972)

Igual que el cantante Raphael se animó a cantar Andaluces de Jaén, el himno de su tierra natal, Kolá Beldí le dedicó una canción a Narian-Mar (literalmente, Ciudad Roja), capital del distrito autónomo de Nenetsia. El videoclip, con su nieve, su trineo, una tela y un ventilador, no tiene desperdicio.

3. ‘Te llevaré a la tundra’ (1977)

¿Una promesa o una amenaza? Lo cierto es que Kolá se esfuerza en convencer a una chica de que la llevará a conocer su tierra. ¿Y quién puede resistirse, si te lo dice desde la escalera de un avión?

Pincha aquí para ver cómo suena Metallica cuando se toca con balalaika.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies