5 películas rusas del 2018 que no te puedes perder en 2019

Desde la simpatía de Tolstói al afán por ponerse en forma y darse cuenta de que la belleza es sólo algo superficial, estas películas son perfectas para comenzar el año con buen cine (ruso).

1. ‘La historia de una cita’ de Avdotia Smirnova

Joven oficial nacido con una flor en el culo, Grigori se enfrenta a su influyente padre, que se niega a pagar sus deudas de fiesta y juego. En lugar de unirse a un regimiento militar prestigioso, el joven protesta y es asignado a un pequeño regimiento provincial. De camino a su unidad, se encuentra con Lev Tolstói, también joven y ya muy famoso. Grigori se convierte en huésped frecuente en la finca de Tolstói, pues está muy cerca de su base militar.

Una vez, Grigori le cuenta a Tolstói una conmovedora historia sobre su regimiento. Algunos de sus oficiales son corruptos, pero un secretario inocente ha sido arrestado y está siendo usado como cabeza de turco. Tolstói siente tanta lástima por el pobre hombre que decide defenderlo ante los tribunales, como su abogado.

2. ‘Verano de Kirill Serébrennikov

Serébrennikov fue puesto bajo arresto domiciliario por fraude mientras se realizaba la película, pero llegó a finalizarse siendo dirigida por él. Serébrennikov tampoco vio el triunfo de la película en Cannes, donde recibió el premio a la mejor banda sonora.

La película retrata la vida de algunos icónicos músicos underground de los años ochenta: Víktor Tsoi, Mike Naúmenko y su esposa Natalia. Leto (Verano) tuvo una recepción variada. Algunos críticos dijeron que transmite de forma brillante la atmósfera de Leningrado durante la perestroika, mientras que la leyenda del rock Borís Grebenshchikov asegura que no describe los hechos con precisión.

3. ‘Dovlátov’ de Alexéi Guerman Jr.

Esta es la primera película biográfica dedicada al escritor soviético Serguéi Dovlátov. Muchos de sus fans no están contentos con que su humor único se haya perdido en la película. Sin embargo, refleja perfectamente el periodo sombrío del estancamiento, la censura, las lecturas de poesía prohibidas y muchos otros iconos de la época de Brézhnev (como los especuladores).

La realización de la película fue iniciada por la hija de Dovlátov, Ekaterina, que asistió al estreno en Rusia. Ella hace mucho para preservar su legado e incluso tradujo su libro La colina de Pushkin al inglés.

4. ‘Sobibor’ de Konstantín Jabenski

El pasado año se cumplió el 75º aniversario del intento de fuga más exitoso de una prisión nazi durante la Segunda Guerra Mundial. El 14 de octubre de 1943, más de 400 prisioneros participaron en un levantamiento en el campo de concentración de Sobibor. El alzamiento fue dirigido por el oficial soviético judío Alexánder Pecherski. Once guardias de las SS murieron durante la evasión. Después de fracasar en su asalto a un depósito de armas, los fugitivos huyeron en masa hacia los bosques, a través de un campo minado.

Este es el debut como director del destacado actor ruso Konstantín Jabenski, que también protagoniza el papel principal.

5. ‘Estoy perdiendo peso’ de Alexéi Nuzhni

Después de años de trabajar como pastelera y degustar sus propios pasteles, Ania ha engordado. Su novio, un preparador físico, no está contento con esto y decide romper con ella.

Después de sufrir y verter bastantes lágrimas, ella comienza a correr y a perder peso. A medida que va perdiendo kilos, se da cuenta de que no quiere recuperar a su antiguo novio. 

Es una gran comedia sobre el amor, la amistad y el fitness(¡y está protagonizada por la sexy Sasha Bórtich)!

¿Prefieres las películas de terror? Pincha aquí para conocer las 12 mejores de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies