Taxista de Moscú dibuja cuadros alucinantes en los atascos

Entre los taxistas de Moscú hay personajes variopintos. Algunos tienen el don de la palabra y les encanta hablar, mientras que otros tienen un buen corazón, como el conductor que devolvió cuatro millones de rublos (59.000 dólares) a una pareja despistada que se los olvidó en el asiento trasero del taxi.

Eldaniz Abdulláiev, de 41 años, es otro buen ejemplo. Cuando se queda atrapado en un atasco, en lugar de maldecir la infraestructura de la capital, se pone a dibujar. Para él es solo un pasatiempo, pero hay ocasiones en las que los pasajeros quieren comprar sus obras.

“No promociono mi trabajo entre los clientes, pero si alguien se interesa por lo que hago, mientras esperamos en un atasco, me alegra enseñar mis trabajos”, dice Eldaniz.

“Siempre tengo a mano un cuaderno y un bolígrafo, así que puedo dibujar cada vez que tengo un minuto libre”, comenta el artista.

Eldaniz no tiene ninguna educación artística formal aunque afirma que recibió clases de un artista. “Además de dibujar también hago esculturas, pero no puedo esculpir en los atascos, así que dibujo. Traté de dejar el arte un par de veces, pero supongo que no puedes huir de tu pasión”, añade.

Nacido en la ciudad de Sheki (Azerbaiyán), Eldaniz es licenciado en gestión económica por la Universidad Estatal de Tecnología y Gestión de Moscú. Se trasladó a Moscú en 1994 y cambió su trabajo de vendedor por la conducción. Ha estado trabajando en Yandex. Taxi durante los últimos dos meses.

“Es un trabajo estable y ahora es mi principal fuente de ingresos”, dice. “Por ahora dibujar solo es un pasatiempo. A veces recibo pedidos. El arte no resuelve ningún problema, así que no me parece un trabajo adecuado, pero veremos lo que nos depara el futuro”.

Aquí contamos la historia de Gaito Gazdánov, que fue escritor de noche y taxista por el día. Sus obras han sido publicadas en español.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies