5 canciones rusas que se volvieron virales sin pretenderlo (Vídeos)

Dmitri Korobéinikov/Sputnik
A lo largo de los años, Rusia ha dominado el arte del éxito viral de forma completamente involuntaria. Les guste o no a los habitantes del país eslavo, estos cinco artistas se han convertido en auténticos reyes del meme.

1. Eduard Jil – ‘Trololo’

El legendario barítono soviético Eduard Jil era conocido como el “símbolo de Leningrado” en su juventud. Sin embargo, es recordado como un símbolo momentáneo de Internet.

En 2009, alguien que tenía demasiado tiempo libre descubrió una jerigonza de Jil que se remonta a 1976. Casi de la noche a la mañana, el ganador de la condecoración Artista del Pueblo de Rusia, educado en un conservatorio, fue presentado en Occidente como meme: su canción Trololo, por pura casualidad encarnaba el troleo onomatopéyicamente, una perspectiva que sólo era reforzada por la gran sonrisa tonta de su rostro. Su sonrisa aparecía en cada foro y en casi cada comentario, la canción se hizo conocida cariñosamente como el “rickroll ruso” para algunos, o el “himno nacional de Internet” para otros.

Lo que la mayoría no sabe, sin embargo, es que Jil estuvo involucrado en el asunto. Originalmente titulada Estoy muy contento, ya que por fin regreso a casa, la loca balada relataba la historia de un vaquero estadounidense, aunque algunos afirman que el autor cambió la letra para evitar que fuera prohibida por la censura soviética. Sin embargo, también se ha dicho que Jil no terminaba de ponerse de acuerdo con el autor de la canción.

Jil acabó convirtiendo la balada en un galimatías para su actuación en directo, lo que constituyó una especie de protesta en su momento (en lugar de un malinterpretado síntoma de los“extraños” gustos musicales en Rusia).

2. Vitas – ‘7º Elemento’

Vitas, el “protegido” de Eduard Jil en cuanto a ruidos absurdos y expresiones faciales desconcertantes se refiere, ganó fama en Internet en Occidente apróximadamente en 2015. A pesar de que disponía de un rango vocal de cinco octavas y gozaba de una carrera bastante prolífica en Rusia y China, Internet no se interesó por él hasta que “el 7º Elemento” se reveló en toda su rareza.

Es difícil señalar el atractivo concreto del vídeo, pero probablemente es una mezcla de las extrañas expresiones faciales infantiles de Vitas y la impresión fulgurante que uno se lleva ante la visión de los movimientos extremadamente rápidos de su lengua. Ahora, con 111 millones de visitas en YouTube, el “7º Elemento” sigue siendo un meme impresionante.

3. Steklovata – ‘Novi God’

Una cosa es el bricolaje y otra Steklovata.

Este pequeño éxito festivo de 2002 (de un grupo a lo Backstreet Boys, pero low cost) fue catapultado al firmamento de Internet alrededor de 2007, haciéndose con el trono del “peor vídeo musical de todos los tiempos”. Es fácil ver por qué: pantalla verde, expresiones faciales apáticas, puntas rubias blanqueadas y una terrible sincronización labial. La canción se convirtió en un fenómeno notable, ideal para recuperar cada Año Nuevo.

Sin embargo, después de un poco de hilaridad inicial, Novi God (Año Nuevo, en español) se convierte en algo genuinamente edificante. Después de todo, eran sólo cuatro jóvenes de un orfanato dándolo todo. Míralos, hacen lo mejor que pueden y se divierten, y sus voces tampoco son malas.

Así que si no encuentras Novi God al menos un poquito entrañable, seguramente eres mala persona.

4. Escuela Hard Bass – ‘Narkotik Kal’

El “himno nacional de gópnik” es quizás la canción más famosa de hardbass (un género de música electrónica que se ha convertido en un meme en sí mismo). A pesar de tener un sano mensaje antidroga, la canción encarna todos los arquetipos de la subcultura gópnik: hedonismo extremo, ostentación, baja cultura rusa y una actitud de “dedo medio hacia arriba”. Como resultado, la canción despegó junto con el auge de páginas meme como Squatting Slavs in Tracksuits y ahora cuenta con 26 millones de asombrosos seguidores en YouTube.

Una edición de esta canción pegada (sorprendentemente sin fisuras) sobre un baile del Ejército Rojo también ha acumulado nada menos que 19 millones de fans.

5. Himno de la URSS

Irónico o no, la popularización en Internet del himno de la URSS ha sido una forma elaborada de troleo. Parece que esta mezcla techno de 2014 parece haber sido el catalizador inicial de la memeficación del himno:

Desde entonces, el himno ha sido reproducido en innumerables ocasiones por asegurar un alto valor de choque a la hora de crear memes. Hay una innegable afición por usarlo para hacer caricaturas de niños: mira por ejemplo al Bart soviético:

Lo mismo ocurre con esta edición del típico vídeo Reacciones de YouTubers:

Por no hablar de estos chavales estadounidenses que reemplazaron el himno nacional de EE UU en una asamblea escolar y consiguieron que toda la escuela se pusiera de pie mientras sonaba el himno soviético.

¿Te gustan los memes? Pincha aquí para conocer los mejores memes sobre la comida eslava. Nunca volverás a verla de la misma forma…

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies