Faraónicos proyectos arquitectónicos de la URSS que no pasaron de la mesa de diseño (Fotos)

angreal.info
Así hubiese sido el aspecto de Moscú si todos los increíbles proyectos de los arquitectos de Stalin se hubiesen materializado.

Entre los programas de largo alcance de los primeros planes quinquenales estalinistas, el Plan General para la reconstrucción de Moscú, adoptado en 1935, dejó pequeños a todos los demás por su grandeza. Según este plan, Moscú quedaría transformada casi de la noche a la mañana en una capital modélica para el primer estado socialista del mundo.

En 1934 se anunció un concurso para la construcción del Comisariado del Pueblo para la Industria Pesada en la Plaza Roja. Este grandioso edificio con un volumen de 110.000 metros cúbicos que se extendería por una superficie de 4 hectáreas hubiera llevado a una reconstrucción radical de la Plaza Roja. Pero nunca llegó a construirse.

El concurso para el Palacio de los Soviets de Moscú fue una de las competencias arquitectónicas más grandes y representativas del siglo pasado. La idea de levantar un edificio en la capital del primer Estado de trabajadores y campesinos del mundo como símbolo del inminente triunfo del comunismo apareció por primera vez en los años 20.

El concurso para el proyecto del Palacio de los Soviets se anunció en 1931 y constaba de varias fases. El Palacio de los Soviets fue concebido como el edificio más grande de la tierra. Con 415 metros de altura hubiera eclipsado los dos edificios más altos del momento: la torre Eiffel y el Empire State Building. Pero tampoco fue construido.

En 1931, el Consejo de la Ciudad de Moscú publicó una licitación cerrada para la construcción de un hotel de 1.000 habitaciones que estaba destinado a ser el más lujoso de su tiempo. De las seis propuestas recibidas se eligió el proyecto de la joven pareja de arquitectos Savéliev y O. Staprén. El hotel Moskvá, como fue conocido, fue terminado en 1934.

En 1933 se anunció la licitación para el Palacio de la Tecnología. Para la construcción se eligió una zona de las orillas del río Moscova. El palacio nunca fue construido.

Los edificios del arquitecto L. Rúdnev se encuentran entre los más notables de Moscú. Lideró el equipo de diseñadores del proyecto de construcción del edificio de la Universidad Estatal de Moscú en las Colinas de Lenin (de los Gorriones), 1953. Su proyecto para la plaza Arbat, que fue solo parcialmente construido, refleja la transición del arquitecto desde el sombrío esplendor de los edificios del Comisariado Popular de Defensa de los años 30 hasta la boyante pomposidad de la arquitectura de los 40 y principios de los 50. // Edificio del Comisariado del Pueblo.

El edificio de Aeroflot, planificado para ser construido en la Estación de Bielorrusia, fue diseñado por el arquitecto D. Chechulin como un monumento al heroísmo de la aviación soviética. El proyecto no se realizó como había sido planeado originalmente.

Dom Knigui (la Casa del Libro) es un típico ejemplo de la idea de los años 30 del edificio como un monumento arquitectónico. En los años 20, el arquitecto I. Gólosov se hizo famoso dentro del movimiento constructivista. Las propuestas que presentó para el Palacio de los Soviet y para los proyectos del Comisariado del Pueblo eran muy originales. El estilo de Gólosov ha sido definido como romanticismo simbólico.

L. Pávlov, diseñador del Arco de los Héroes, sugirió que se situara su monumento en la Plaza Roja. Nunca fue construido.

V. Oltarzhevski se sumergió en la teoría arquitectónica y los métodos constructivos de rascacielos. Le prestó una especial atención a las técnicas de diseño múltiple y de ingeniería de rascacielos. El proyecto de Oltrazhevski no se construyó.

En 1947 el gobierno soviético emitió un decreto sobre la construcción de rascacielos en Moscú. Para los años 50 se habían construido rascacielos en las Colinas de Lenin, la Plaza de Smolensk, la Plaza de Lérmontov, la Plaza Komsomólskaya, la Avenida Kutúzov, el muelle Kotélnicheskaya y la Plaza del Alzamiento. Tan solo se quedó sin construir un edificio administrativo de 32 plantas en Zariadie, elegido como uno de los edificios representativos del skyline de la ciudad.

Mira el aspecto que podría tener Moscú si los proyectos de los arquitectos de Stalin se hubieran construido.

Descubre aquí cómo los directores soviéticos combiaron el mundo del cine.

Todos los derechos reservados por Rossíyskaya Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies