Slava Záitsev, todo lo que tienes que saber sobre el ‘Dior Rojo’

Getty Images
El diseñador adquirió fama durante la época soviética y es admirado en Occidente. Te presentamos los hechos más interesantes de uno de los mejores modistas de Rusia.

Comenzó cosiendo ropa para obreros

Tras graduarse en el Instituto Textil de Moscú en 1962, Zaitsev obtuvo un puesto en una fábrica en la región de Moscú en la que cosía ropa de mujer para la capital rusa y las regiones cercanas.

A los funcionarios no les gustó la primera colección del diseñador. En lugar de hacer los sosos trajes para las trabajadoras, propuso crear chaquetas acolchadas de colores, botas y faldas con motivos de Pávlovski Posad. La colección se quedó en una mera propuesta al Consejo Artístico. El diseñador  fue criticado por tener una mala influencia sobre el pueblo soviético. Sin embargo, lo único que  Záitsev había hecho era colorear la fea y aburrida ropa... La revista francesa Paris Match escribió un artículo sobre la colección titulado “Él dicta la moda a Moscú”.

Se hizo famoso en Occidente a pesar del telón de acero

Años después de la publicación de este artículo, los diseñadores Marc Bohan de Dior, Guy Laroche y Pierre Cardin fueron a Moscú para reunirse con el ruso. Su trabajo les impresionó y no escatimaron en halagos. Cardin dijo que era un “igual entre iguales”, mientras que la prensa francesa se refería a él como el “Dior Rojo”.

Después su nombre se escuchó por todas partes en Occidente y sus colecciones se mostraron en las semanas de la moda en París y Florencia. En 1989 Záitsev recibió el primer premio en un concurso de los Cinco Mejores Diseñadores del Mundo: sus competidores fueron Donna Karan, Claude Montana, Hanae Mori y los diseñadores de Byblos.

No salió de la URSS hasta 1987

A pesar de su popularidad en el extranjero, antes de la perestroika Záitsev no podía viajar a Occidente. Solamente pudo visitar Checoslovaquia en 1968, año en que las tropas soviéticas entraron en Praga.

Todo cambió en los años 80. En 1987 presentó en Nueva York la colección Mil Años del Bautismo de Rusia y en 1988, invitado por Madame Carven, expuso en París su colección Russian Seasons.

Sus trabajos están en museos de todo el mundo

No todos los diseñadores pueden presumir de que sus colecciones hayan sido expuestas en el Museo Guggenheim. Los trajes creados por Viacheslav Záitsev se convirtieron en objetos de museo.

Sus trajes también se pueden encontrar en el Metropolitan Museum y en el Fashion Institute of Technology de Nueva York.

Ha diseñado ropa para teatro

Záitsev no solo ha creado colecciones de pret-a-porter y de alta costura, sino que también ha diseñado trajes y escenografías para obras de teatro.

Una de sus obras más conocidas para el teatro fue la escenografía de la obra Día del Loco, o las Bodas de Fígaro en el Teatro de la Sátira. También ha hecho trajes para piezas en el Teatro Mali, en el Teatro de Arte de Moscú y para el Sovreménnik.

Es el único diseñador soviético que tenía una casa de moda con su nombre

En 1982 estaba trabajando en un taller de la fábrica Mosshveiá y se le ofreció tomar parte en la creación de una casa de moda en Prospekt Mira, en Moscú. Pronto el estudio de Slava Záitsev (que prefiere Slava a Viacheslav) se convirtió en una marca, algo impensable en aquella época.

Ningún diseñador de moda soviético tenía permitido tener su propia marca de ropa. La casa de moda se encuentra todavía en el mismo lugar.

Ha hecho trajes para la Policía y el equipo Olímpico

Además de la ropa para el día a día, el modisto ha creado uniformes para la Policía y los atletas. Diseñó los uniformes para la delegación soviética en el desfile de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980.

Cuatro años más tarde vistió a la selección nacional de la URSS en los Juegos de Sarajevo. Debido al limitado presupuesto, decidió utilizar piel de oveja en lugar de piel. En la ceremonia de inauguración, los atletas soviéticos se presentaron con elegantes abrigos de piel de oveja y sombreros de piel. La ropa de las mujeres contaba también con vivos mantones con motivos de Pávlovski Posad, un accesorio que le encanta a Záitsev y que utiliza a menudo en sus colecciones.

Viste a las mujeres de los políticos

En la época soviética los trajes de Záitsev eran muy demandados por los oficiales de alto rango. Entre sus clientes se encontraban la esposa del entonces ministro de Asuntos Exteriores, Eduard Shevardnadze, la familia del Secretario General Leonid Brézhnev y la primera cosmonauta, Valentina Tereshkova.

En los tiempos de la Federación Rusa, la marca Zaitsev Fashion House también es muy apreciada entre las mujeres de la élite. En 2003, Liudmila Pútina eligió algunos trajes del modisto cuando acompañó a Vladímir Putin en una visita oficial al Reino Unido. Suyo era el vestido con el que fue a la recepción con la Reina Isabel II.

Si te interesa la moda rusa, puedes comprarla por Internet. Aquí te damos unas buenas pistas para hacerlo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies