La muñeca rusa, ¿matrioshka o mamushka?

Según los países se llama de una u otra manera.

Según los países se llama de una u otra manera.

Alina Yáblochkina
En varios países latinoamericanos se habla de las mamushkas mientras que en otros se llaman matrioshkas. RBTH revela cuál de los dos nombres es el verdadero.

El nombre de la famosa muñeca rusa procede de Matriona (Madrona, en español), uno de los nombres más populares en la Rusia antigua. Matriona viene del latín y singifica “señora respetada”, “madre de la familia”.

En Rusia este nombre se asociaba con la imagen de la madre de una gran familia campesina que solía tener una figura corpulenta. Posteriormente, se convirtió en un nombre simbólico y se atribuyó a las muñecas de madera que llevan dentro otras muñecas más pequeñas. La popularidad de este nombre en Rusia se debe también a la mártir cristiana, Matriona de Tesalónica que vivió en el siglo III y que fue declarada santa tanta por los católicos como por los ortodoxos.

Matriona, una mártir de Barcelona

Matriona, una niña cristiana nacida en Barcelona en el siglo III, se trasladó a Salónica (Grecia) después de la muerte de su madre. Según cuenta la leyenda, sirvió en casa de una familia judía y estuvo sometida a todo tipo de torturas por parte de la señora que castigaba a la joven cristina por negarse a ir a la sinagoga. Un día la dueña de la casa la ató, golpeó y la dejó encerrada en un desván para que no pudiese asistir a misa, pero, entonces, un ángel desató a Matriona. Al descubrirlo, la señora se puso hecha un basilisco y golpeó aún más fuerte a la joven hasta matarla.

¿Matrioshka o mamushka?

En algunos países de América Latina esta tradicional muñeca rusa se conoce como mamushka. ¿Por qué la llaman así?

“Mamushka” es una mezcla de las palabras “Matriona”, “mamá” y “bábushka”, que significa abuela, y es una de las palabras rusas más populares y queridas por los extranjeros por su sonido gracioso y suave. Además simboliza la continuidad generacional. No es de extrañar que en Argentina, Uruguay y otros países de América Latina apostaran por esta variante.

Sin embargo, los rusos suelen llevarse una gran sorpresa al enterarse de que su juguete favorito tiene un nombre diferente en el hemisferio sur. Por su parte, los latinoamericanos a veces no sospechan que la “mamushka” rusa en realidad no se llama así en el país eslavo.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies