Novelas rusas para todos los gustos

Fuente: Shutterstock / Legion Media

Fuente: Shutterstock / Legion Media

Desde autores clásicos como Tsvietáieva hasta voces jóvenes como DJ Stalingrad, la Feria del Libro de Madrid se ha llenado de novedades llegadas de Rusia. RBTH ofrece una selección de diez títulos.

La facultad de las cosas inútiles de Yuri Dombrovski (Sexto Piso)

Considerada como una de las mejores novelas rusas del siglo XX, iniciada en 1964 y concluida en 1975, estuvo prohibida en la URSS hasta la perestroika, años después de la muerte del autor. Según la traductora Marta Rebón,  Dombrovski “nos ofrece un lúcido análisis del totalitarismo sobre la base de su experiencia personal, un tercio de cuya vida transcurrió detenido y en campos siberianos —incluido Kolimá— y confinado en Kazajistán”. La novela es la continuación de El conservador de antigüedades y está ambientada en Almá-Atá durante la época del terror estalinista. A pesar de la represión el protagonista se mantiene fiel a sus principios éticos. Tal y como explican en la editorial mexicana Sexto Piso, “con este libro, Dombrovski ha construido el último y más seguro refugio para salvaguardar nuestra memoria de las manos sangrantes de los totalitarismos. Un resplandor de valentía, inteligencia y dignidad para guiarnos entre las tinieblas del horror”.

Leer fragmento aquí

Asán deVladímir Makanin (Acantilado)

Asán, escrita por Vladímir Makanin (1937), está considerada como una de las mejores novelas sobre la guerra de Chechenia.

En 2008 obtuvo el premio Bolshaya Kniga, uno de los más prestigiosos de Rusia. Se trata del monólogo interior del soldado Aleksandr Zhilin, llamado Asán por los chechenos, que se las arregla para vender petróleo a los dos bandos enfrentados. Su nombre hace referencia también a una divinidad cruel. El Cáucaso, como territorio de conflicto, ha sido un tema recurrente en la literatura rusa desde Pushkin y Tolstói hasta autores más contemporáneos como Prilepin o Bábchenko. Sin embargo, esta obra no sigue la tradicional matriz tolstiana, ya que como explica el crítico Lev Danilkin, “es otro tipo de guerra, otro tipo de ejército, y otro tipo de novela”. Así, el relato del narrador se convierte en la clave para comprender una época, como si fuera una metáfora de la vida contemporánea. La traducción es de Yulia Dobrovolskaya y José María Muñoz.

Leer fragmento aquí.

Érase una mujer que sedujo al marido de su hermana y él se ahorcó de Liudmila Petrushévskaia (Marbot)

Un nuevo libro de relatos y largo título de Petrushévskaia (1938) tras Érase una vez una mujer que quería matar al bebé de su vecina (Atalanta, 2011).

Las sarcásticas y mordaces historias de amor, como reza el subtítulo, muestran a hombres sin dinero o dientes que han perdido su trabajo y a mujeres ineptas que buscan a un hijo perdido; seres que aspiran a un poco de amor y un trabajo estable en un mundo opresivo y sin espacio.

Considerada como una de las escritoras más destacadas actualmente en Rusia, la también pintora y cantante de cabaret, como demostró en su reciente visita a España, dijo: “Soy una persona alegre. Intento que quienes me rodean estén a gusto. Pero, como ustedes, sólo me dejo conmover por las historias tristes: ¿quién ha matado a quién?, ¿Dónde ha habido un incendio?, ¿Dónde se ha hundido un barco? Yo soy como todo el mundo”. Desconfíen leyendo sus relatos. Traducido por Ana Guelbenzu.

Más información aquí.

Éxodo DJ Stalingrad (Automática Editorial)

Un retrato de la juventud punk/hardcore/anarquista/comunista/socialista rusa del siglo XXI, esa que vive fuera del sistema y que solamente confía en los vínculos de su estrechísimo grupo de amigos. A pesar de la violencia fría y sin concesiones está lleno de momentos de gran belleza entre amigos y amantes y de conversaciones sobre música. En Rusia fue un fenómeno en internet hasta que se acabó publicando en papel. El autor, que realmente se llama Piotr Siláev, es un activista que actualmente vive en Finlandia como refugiado político y fue detenido en España en 2013 debido a  una orden de busca y captura que le acusaba de participar en unos disturbios a las afueras de Moscú. Traducido por Fernando Otero.

Más información aquí.

Diarios de la Revolución de 1917, Marina Tsvietáieva (Acantilado)

“Sencillamente se dedicó a describir cómo pasó aquello por su vida.

No hace juicios de valor, sino que constata lo que ve. Y lo hace con esa prosa suya tan incandescente”, explica la traductora Selma Ancira, que además de estos textos ha vertido al español una parte considerable de su obra lírica. La poeta rusa tenía 25 años y dos hijas cuando los bolcheviques tomaron el poder. Al estallar la revolución estaba en Crimea y el viaje a Moscú fue especialmente duro. La separación de su marido, la violencia, el hambre, la muerte de una de sus hijas... También una sucesión de amantes, entre los que se encuentra Borís Pasternak, en un ambiente lleno de desesperación. La poeta fue al exilio en 1922 y no volvió a la URSS hasta 1939. Los editores rechazaron publicar estos diarios por ser apolíticos, pero ella respondió: “¿No es política la muerte por hambre de una hija en un orfanato?".

Lea un fragmento aquí.

Las andanzas del agente secreto Shípov de Bulat Okudzhava (Automática editorial)

La operación de espionaje organizada por las autoridades zaristas en contra de la escuela para campesinos ideada y organizada por Lev Tolstói es la trama de esta satírica novela histórica.

Mijaíl Ivánovoch Shípov, un “polizonte semianalfabeto que no sabía siquiera quién era Tolstói”, es el encargado de llevar a cabo la investigación; y entre borracheras, mujeres y mentiras pone en marcha el torpe aparato burocrático. El resultado es una original obra que denuncia el profundo arraigo de la mediocridad en los estamentos gubernamentales.

Bulat Okudzhava (1924-1997) es sobre todo conocido como poeta y cantautor. Durante los años 60 sus canciones circulaban de manera clandestina por la URSS. En el prólogo, el traductor Ricardo San Vicente, recuerda las palabras del propio autor: “Yo escribía novelas históricas sin fin político alguno...el simple hecho de escribirlas me producía un gran placer...pero se sigue amando de la misma manera, odiando igual, envidiando del mismo modo, trepando como siempre hacia el poder...Todo en esencia sigue igual”. 

Lea un fragmento aquí

Para llegar al otro lado de Vladímir Lórchenkov (Nevsky)

 Novela de humor negro llena de situaciones delirantes en la que los habitantes de una aldea moldava desean emigrar a Italia, donde “fluyen isletas de miel mecidas por olas de leche por la que se descuelgan peñascos de oveja”.  La Ganadora del Premio Debut de Rusia en 2003 y elegida como una de las mejores novelas del 2014 por The Wall Street Journal.

Lórchenkov nació en la Moldavia soviética y ha vivido en lugares tan dispares como Siberia, Mongolia, Bielorrusia y Hungría. Actualmente vive en Canadá, donde ha trabajado como obrero de la construcción. Traducido por Enrique Moya Carrión. Más información aquí 

Pioneros de la ciencia ficción rusa. Volumen II de varios autores. (Alba)

 Los seis cuentos reunidos en este segundo volumen vieron la luz entre los años 1909 y 1929. Todos son inéditos en español y reúne a cinco autores:  Aleksandr P. Ivanov,  Ignati N. Potápenko,  Aleksandr A. Bogdánov,  Vivian A. Itin y  Alekséi M. Vólkov. El descubrimiento de la inmortalidad, civilizaciones del futuro, encuentros con alienígenas. La traducción es de  Alberto Pérez Viva.

Más información aquí

La estrella de Salomón de Aleksandr I. Kuprín (Alba)

Los editores dicen que “es una hermosa fábula de magia, amor y nostalgia, una vuelta humorística al género fáustico, escrita con gran inteligencia y un insólito sentido de la bondad”. El funcionario y poco ambicioso Iván Stepánovich Tsviet trata de descifrar las claves de un libro satánico con el cual se cumplirán todos sus deseos...

Aleksandr Kuprín es un autor poco conocido pero que junto con Gorki e Iván Bunin, es uno de los principales innovadores en la transición literaria hacia el realismo. Tras la Revolución de 1917 recaló en París y no volvió a Rusia hasta 1937, donde murió un año después.  La traducción es de Alberto Pérez Vivas. En español destaca también El duelo (Nevsky) donde se relatan sus experiencias en el ejército zarista a finales del siglo XIX.

Más información aquí.

Diario de Moscú de Walter Benjamin (Abada)

 

 

Ni es ruso, ni es una novela, pero no está de menos destacar este Diario de Moscú, nueva obra dentro del gran proyecto de Abada por traducir las obras completas del pensador alemán. Benjamin escribe sobre el viaje de dos meses a la capital rusa en el frío invierno de 1926-27. Quiere conocer la realidad soviética y decidir su adhesión o no al Partido Comunista, se reencuentra con la actriz Asja Lacis, con quien había mantenido una relación sentimental pero ahora está enferma y unida a otro hombre. La obra ya había sido editada por Taurus (1992) y por la argentina Godot (2011).

Más información sobre la obra aquí

P.D: Hoy se celebra el 216 aniversario del nacimiento de Alexander Pushkin, fundador de la literatura rusa moderna. Recordamos aquí que Alba ha sacado una nueva edición deLas narraciones completas. Y para que no falten los clásicos, la nueva edición ilustrada de El jugador (Sexto Piso), traducida por Rafael Torres y con ilustraciones de Efealcaudrado y Las noches blancas (Nórdica), traducido por Marta Sánchez-Nieves y con ilustraciones de Nicolai Troshinski que saldrá a la venta la semana que viene, pero ya está en la Feria del Libro. 

Lea más: Diez libros de arte ruso que puedes descargarte gratis>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies