El arte ruso se traslada a Cuba

El ministro de cultura de Cuba, Julián González (en el centro) y sus colegas rusos durante la presentación del proyecto. Fuente: Elena Nóvikova

El ministro de cultura de Cuba, Julián González (en el centro) y sus colegas rusos durante la presentación del proyecto. Fuente: Elena Nóvikova

Cuba se convierte en el primer país latinoamericano que abre una filial virtual del Museo Ruso de San Petersburgo. La ceremonia de la inauguración tuvo lugar en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba y contó con la presencia del ministro de cultura del país, Julián González, el director del Museo ruso, Vladímir Gúsev, los diplomáticos y funcionarios rusos.

El Museo de San Petersburgo, fundado en 1895, dispone de la colección de arte ruso más importante del mundo, y desde marzo de este año cuenta con su primera sede en el extranjero que se ha situado en Málaga

Además, el centro cultural tiene 166 filiales virtuales tanto en Rusia como fuera del país.

[Fotografías] La colección del Museo Ruso

Estos últimos “no pretenden convertirse en un sustituto del museo real”, destacó el director de la entidad, Vladímir Gúsev, durante su visita a Cuba, “son proyectos virtuales que se hacen posibles gracias a nuevas tecnologías que permiten recorrer el museo desde cualquier parte del mundo”, subrayó el director.

La filial virtual cuenta con programas educativos para todas las edades y categorías de visitantes. “Nuestra mediateca tiene 400 programas virtuales y uno puede pasar meses delante de una pantalla, viajando por la cultura y la historia rusas”, señala Gúsev. Entre otras cosas, permite organizar conferencias, exposiciones y reconstrucciones virtuales de edificios que ya no existen.

La filial en La Habana “no se convertirá en la №167, sino será la primera filial virtual en América Latina”, subraya el director del museo. El proyecto va más allá de la cooperación virtual: San Petersburgo y La Habana ya han acordado abrir una sede física del Museo Ruso.

La parte cubana ha cedido el edificio del Ministerio de Finanzas y Precios, sin embargo, la futura sede requiere reconstrucción e inversiones: “Las obras llevarán su tiempo, por lo cual, es muy precipitado hablar de una fecha concreta de la inauguración”, comenta a RBTH el ministro de Cultura de Cuba, Julián González.

Por su parte, Vladímir Gúsev destaca que se procurará conservar los elementos más valiosos del edificio: “Cuando estudiamos la casa, encontramos allí una caja fuerte maravillosa. La vamos a conservar a pesar de que ya no queda nada dentro”, bromea el director.

Al mismo tiempo, Gúsev advierte que la sede en La Habana será diferente a la que fue inaugurada recientemente en Málaga.

La Casa del Museo ruso en La Habana será más que un centro de exposiciones. Servirá de base para realizar proyectos culturales y educativos en los que participarán distintos museos locales de arte, espacio y teatro. Se planea abrir una escuela de restauración para niños y un pequeño restaurante ruso para mostrar las tradiciones culinarias del país eslavo.

“Este proyecto nos permitirá aumentar el intercambio cultural, el conocimiento y el respeto mutuo. La cultura fortalece nuestra amistad que se ha forjado durante 55 años”, destacó el ministro cubano. 

La apertura de la filial virtual del Museo Ruso marcó la celebración del 55º aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Rusia y el 70º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial que se festejó en La Habana durante la conferencia organizada por el Instituto Bering-Bellingshausen para las Américas (IBBA). 

Lea más: Un puente entre Rusia y América>>>